Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La OIM intensifica la ayuda humanitaria estableciendo centros de distribución en las áreas más afectadas por el terremoto de Nepal

np20150505-1_0.jpg

(6 de mayo de 2015).- Convoyes de la OIM partieron de Katmandú, Nepal, el lunes 5 de abril por la mañana para establecer la presencia de la organización sobre el terreno en dos distritos en los que hasta el 90% de todas las estructuras quedaron arrasadas por el terremoto del 25 de abril. Mientras tanto, siguen llegando artículos de socorro al país destrozado.

El primer contingente de personal de gestión de campamentos y personal médico, de ingeniería y de apoyo se establecieron en los distritos de Sindhupalchowk y Gorkha tras dos días de evaluaciones de sitios.

Estos centros son los dos primeros a través de los cuales la OIM hará frente a las necesidades críticas de vivienda y salud a corto plazo de las decenas de miles de personas desplazadas. Las cifras todavía están incompletas, pero según los cálculos del gobierno 191.058 viviendas han sido destruídas y 175.162 dañadas.

El monzón dará inicio en menos de dos meses y el invierno llegará poco tiempo después, por lo que la evaluación oportuna de los daños y la tarea hercúlea de demoler lo que no se puede salvar constituyen la prioridad en la agenda. Tres ingenieros estructurales experimentados están viajando con los equipos para ayudar en ese proceso.

Más de 7.500 personas perdieron la vida y 14.000 fueron heridas en los terremotos. En los dos distritos los profesionales de la salud de la OIM trabajarán de cerca con los desplazados para prever posibles brotes de enfermedades, conectar a las personas que están desplazadas y que viven en condiciones precarias con los equipos de salud gubernamentales y extranjeros, y distribuir kits de parto limpio del UNFPA entre mujeres embarazadas.

Además de expandir su huella operativa más allá de la capital, la OIM distribuye las donaciones de los Estados Unidos (USAID) y el Reino Unido (DFID) para establecer refugios. Estas 400 toneladas métricas de ayuda constan de 13.000 lonas y 1.700 lámparas solares que se descargaron de una aeronave que aterrizó en Katmandú, y que luego se pasaron por la aduana y se asignaron a grupos de ayuda nacionales e internacionales para su distribución.

Estos artículos adquiridos a nivel internacional se combinan con artículos de origen nacional y regional para crear kits que se adapten a las necesidades específicas. La OIM espera supervisar la llegada de unas 115.000 lonas adicionales en el transcurso de las próximas tres semanas, junto con otros suministros sumamente necesarios.