Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Guterres pide 900 millones de dólares para evitar una catástrofe en Somalia

Foto: ONU/Tobin Jones
Mogadishu_UNSOM_32959081160.jpg

(10 de mayo de 2017).- Durante su discurso en la Conferencia de Londres sobre Somalia, el Secretario General Antonio Guterres pidió 900 millones de dólares a la comunidad internacional para aumentar la respuesta humanitaria en Somalia y prevenir la hambruna.

Asimismo, el titular de la ONU aseguró que el mundo debe actuar para romper el ciclo de vulnerabilidad en ese país y, tras agradecer la generosidad de los donantes hasta el momento, resaltó que se necesita más ayuda para evitar una catástrofe.

"Las vidas de los somalíes están siendo destrozadas por una combinación letal de sequía crónica, pobreza endémica, desplazamiento, inestabilidad, así como violaciones al derecho internacional humanitario en el contexto de los ataques terroristas que todos conocemos", dijo.

Guterres recalcó que hay 6,2 millones de personas en el país africano que sufren de inseguridad alimentaria, 439.000 que están en riesgo de hambruna y 275.000 niños desnutridos que podrían morir de inanición.

"Combatir los efectos de la sequía es la prioridad más urgente. Esta mañana, presentamos un plan de respuesta humanitaria revisado, para el que se necesitan 900 millones de dólares adicionales desde ahora hasta final del año. Tenemos que hacer frente a los daños causados por el cambio climático y el conflicto".

Las agencias de la ONU aumentaron su asistencia al país del Cuerno de África en los pasados meses, alcanzando a 2 millones de personas con alimentos, transferencias en efectivo, tratamientos para la desnutrición, atención médica, agua potable y servicios de protección.

El jefe de Naciones Unidas afirmó que la Organización está lista para redoblar los esfuerzos pero advirtió que el entorno es difícil y peligroso.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se unió al llamamiento del Secretario General y en un comunicado expresó preocupación por la escasez crónica de fondos para apoyar la labor humanitaria en respuesta a la sequía que destruye cosechas y ganado.

"La falta de agua potable por la sequía ha causado la epidemia más grave de cólera en los últimos 5 años, con más de 36.000 casos y 690 muertes tan solo en 2017", advirtió la OMS.

En la Conferencia estuvieron presentes el presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed Farmajo, así como otros jefes de Estado del este de África.

Guterres instó a los mandatarios a apoyar la primera agenda de desarrollo del país en 25 años y felicitó al gobierno por su compromiso para fortalecer las instituciones de un Estado democrático.

"La hambruna de 2011 mató a 260.000 personas, la mitad de ellas eran niños, esto es una mancha en la consciencia de la humanidad. Esta vez debemos salvar vidas antes de que sea tarde y dar una oportunidad al pueblo somalí de abrir un nuevo capítulo para su país", concluyó el Secretario General.

Con información del Centro de Noticias de la ONU