Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Conmoción por tragedia en un campamento de desplazados en Nigeria

Foto: OCHA/Peter Lundberg
01-18-2017Medivac.jpg

(18 de enero de 2017).- El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi expresó este miércoles conmoción por el bombardeo en un sitio para desplazados internos en el noreste de Nigeria que dejó decenas de muertos.

Grandi recalcó la necesidad de que las autoridades nigerianas identifiquen urgentemente las fallas que condujeron a la tragedia.

Informes iniciales recabados por su oficina dan cuenta de que en el campamento Rann, en el estado de Borno, más de 50 personas murieron, incluidos seis trabajadores humanitarios.

El ataque ocurrió el martes a la mañana durante un operativo de distribución de comida.

El campamento, establecido en marzo de 2016, alberga a 43.000 personas que han huido de sus hogares durante los últimos dos años para escapar de los extremistas de Boko Haram.

El Alto Comisionado subrayó que se trata de un evento catastrófico, el cual debe ser completamente investigado para conocer sus causas, asegurar la rendición de cuentas y poner en marcha medidas preventivas.

El Gobierno nigeriano indicó que se trató de un accidente e informó que realizará las pesquisas pertinentes.

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) remarcó que los hechos demuestran la importancia de proteger a los civiles en emergencias humanitarias complejas.

Las muertes ocurrieron en una zona remota del noreste de Nigeria, donde el prolongado conflicto ha causado sufrimientos extremos y una severa crisis de desnutrición, explicó la agencia.

UNICEF se solidarizó con los colegas humanitarios afectados y lamentó las peligrosas condiciones en que trabajan.

"Los trabajadores humanitarios que perdieron la vida estaban allí para salvar a otros", recordó UNICEF.

Con información delCentro de noticias ONU