Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Entrevista con Fernando Soto Baquero, Representante de la FAO en México

(19 de enero de 2017).- La desnutrición crónica infantil disminuyó en México pasando de 40.4% en 1989 a 13.6% en el periodo 2011-2012, lo que representa una reducción de 27 puntos porcentuales, informaron la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Al presentar de manera conjunta el Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe: sistemas alimentarios sostenibles para poner fin al hambre y la malnutrición, las agencias de la ONU, señaló que la reducción de la destrucción crónica infantil es un avance importante en el país.

"En el caso de México es bastante significativo que un indicador de 40.4% de la población menor de 5 años con desnutrición crónica infantil en 1989 baje a 13.6% en 2012", dijo Fernando Soto, Representante de la FAO en México.

En entrevista con ONU México, Soto señaló que esta reducción obedece a mejorías en términos de salubridad, provisión de agua potable y programas sociales en materia de alimentación en las escuelas que han logrado ir mejorando estos indicadores.

"Sin duda, hay una mayor atención durante la gestación en tema de atención de salud pública y en los primeros 2000 días de un niño, que es la etapa crucial de su desarrollo", expuso Soto.
A tres años de haberse aprobado un impuesto a las bebidas azucaradas en México, se observan también efectos positivos en la disminución de la compra de este tipo de bebidas, señala el reporte conjunto entre la FAO y OPS.

En un análisis de las políticas para la promoción de dietas saludables, se informa que en el primer año de vigencia del impuesto, la compra de bebidas con azúcar añadida disminuyó en el sector socioeconómico bajo un 17.4%, mientras que en los hogares de estatus socioeconómico medio y alto la disminución fue de 5.6%.

Obesidad

El informe también señala que México cuenta con la tasa de obesidad más alta de la región con el 64% de la población, seguido por Chile con 63%. Haití, Paraguay y Nicaragua son los únicos países en los que el exceso de peso afecta a menos de la mitad de la población.

"Esta tendencia inversa en donde baja la desnutrición pero suben el sobrepeso y la obesidad, inclusive lo que se está llevando a llamar en el mundo la epidemia de este siglo, provoca muchas enfermedades como la diabetes, presión alta y enfermedades que son muy costosas y que las personas cargan con ellas durante mucho tiempo", señaló Fernando Soto.

Para enfrentar el sobrepeso, tasar con impuestos las bebidas azucaradas son entre las mejores medidas, aseguró el Representante de la FAO en México.

"México es uno de los pocos países de la región que lo está haciendo. Está tasando un peso por litro en la compra de las bebidas azucaradas. Esto en distintos análisis que se han hecho, se considera que ha tenido efectos positivos. Se estima que la compra de bebidas con azúcar añadida disminuyó en el sector socioeconómico más bajo casi un 18%", explicó Soto.

Se requiere también promover sistemas alimentarios saludables y tener en cuenta la relación estrecha entre la agricultura, la producción de alimentos, la nutrición y la salud.
"No sólo se requiere producir más, sino se requiere producir alimentos más saludables y tener un consumo nutritivo y saludable", concluyó Soto.

Descargar audio (mp3, 9.4 MB)