Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Preparación

1. Planeación

Tradicionalmente los Modelos de Naciones Unidas son organizados directamente por jóvenes estudiantes, quienes se encargan de la planeación y realización de la simulación, con la asesoría de profesores y el respaldo de una institución educativa. Para asegurar el éxito de la actividad, los organizadores, tanto alumnos como profesores, deben familiarizarse ampliamente con la realidad de Naciones Unidas. En particular, deben procurar que se respete la estructura y funcionamiento de los diversos órganos de las Naciones Unidas, así como los temas que son debatidos en la ONU. Un mayor apego del modelo a la realidad de Naciones Unidas, facilita el trabajo de los organizadores, hace más sencilla la labor de investigación de los participantes y enriquece la experiencia al darle un mayor valor académico.

Existe una gran variedad de modelos de Naciones Unidas. Éstos se realizan a distintos niveles académicos, generalmente en los niveles de preparatoria o universidad, aunque también se realizan debates a nivel de postgrado y durante la educación media e incluso básica. En cada caso, el alcance y temática del modelo debe ser adecuado a la edad, intereses y preparación de los participantes. Aunque no existe una edad formal para iniciarse en Modelos de Naciones Unidas, algunos modelos reclutan a jóvenes de grados menores para asistir en las funciones más sencillas del modelo. La ayuda de los llamados pajes o asistentes, resulta muy útil a los organizadores y prepara a las siguientes generaciones para participar en futuros modelos ONU.

El tamaño de los modelos también varía de una institución a otra. Una clase pequeña, con unos 20 alumnos, puede organizarse para debatir un tema de interés internacional conforme a las reglas de la ONU. Simulando, por ejemplo, una sesión del Consejo de Seguridad, en la que sólo participan 15 Estados Miembros. También se realizan modelos de gran tamaño, en los que cientos de jóvenes de distintas instituciones y países se reúnen para debatir los temas de la ONU. Estas simulaciones mayores, reproducen los diversos órganos principales de la ONU y sus comisiones.

Durante la planeación del Modelo hay que tomar en cuenta:

Capacidad y disponibilidad de las instalaciones donde se desarrollará el Modelo (número de salones y de delegados que pueden participar).
Si se desea que el modelo sea interno, o si es conveniente invitar a otras instituciones a participar o incluso si se desea hacer una convocatoria abierta. Esta decisión debe tomarse en función de la capacidad logística de la institución anfitriona, su experiencia en la organización de modelos y consideraciones como sus relaciones con otras instituciones. No es aconsejable sobreestimar la capacidad logística de la organización, pues es preferible un evento pequeño y eficiente que uno grande y sin organización.
Basándose en el número de participantes se puede determinar los órganos de las Naciones Unidas que se simularán, cuantas delegaciones participarán en el modelo y de qué países. Cada delegación debe tener de uno a dos alumnos por cada órgano en el que participará dicha delegación. Uno de los miembros de la delegación debe adoptar el rol de Embajador o jefe de la delegación.
Los países que serán representados en el Modelo, deben mantener un equilibrio geográfico. Esto significa que debe haber un igual número de países de cada región del mundo.
Además es importante que en órganos como el Consejo de Seguridad, en el cual el número de miembros es limitado (5 miembros permanentes y 10 no permanentes), se programe la participación de las delegaciones que son miembros del Consejo en ese período en particular.
La experiencia previa de los organizadores, como participantes u organizadores de modelos de Naciones Unidas o eventos similares. Se deben tomar en cuenta los conocimientos las capacidades de los organizadores para actuar como autoridades del modelo y sus conocimientos sobre los temas a debatir. En caso de no contar con experiencia suficiente, se debe considerar el tiempo suficiente para su capacitación.
Durante la planeación del modelo también se deben contemplar la organización de actividades paralelas al modelo que enriquezcan la simulación, tales como conferencias magistrales, exhibiciones y periódicos murales, entre otras. Algunas actividades se describen con mayor detalle en el siguiente capítulo.

Inicio

1.1. Comité Organizador o Secretaría del Modelo

El Comité Organizador, también conocido como Secretaría del Modelo, es la principal instancia de decisión y el responsable de la organización del evento. El Comité suele estar compuesto por estudiantes, que idealmente ya tienen experiencia como participantes u organizadores de modelos anteriores y ocasionalmente incluye profesores. Los miembros del Comité pueden tener distintas edades y cursar distintos niveles académicos, pero por lo regular son los más experimentados quienes ocupan los puestos de liderazgo.

El Comité Organizador es responsable del éxito de todas las fases del modelo, desde la planeación y convocatoria, hasta las actividades de seguimiento posteriores al modelo, incluyendo el asegurarse que futuros eventos organizados por la institución den continuidad a los logros y aprendizaje obtenido por los organizadores.

La cabeza del Comité Organizador, generalmente denominado Secretario General del Modelo, es el estudiante con mayor experiencia y dotes de liderazgo. El buen funcionamiento del equipo de organizadores, es responsabilidad del Secretario General, quien además servirá como interlocutor con la institución académica y con otras instituciones relacionadas. El Secretario General, también actúa como vocero y representante del Modelo en todas las actividades del mismo, tanto durante la preparación como en el desarrollo del mismo, por lo que representa la imagen pública del evento.

El Secretario General, debe conformar un equipo de jóvenes experimentados, denominados Secretarios Generales Adjuntos, quienes deberán hacerse responsables de las cuestiones logísticas y de contenido del Modelo. Su principal objetivo es asegurar la coherencia y la dirección estratégica del trabajo realizado en el Modelo, planificar y coordinar sus actividades, compartir información, evitar la duplicación, y trabajar por objetivos comunes. Adicionalmente, los Secretarios Generales Adjuntos facilitan una buena comunicación entre todos los miembros de la Secretaría, indispensable para la exitosa realización del evento. Asimismo, pueden apoyar en la moderación de los debates en los órganos del Modelo.

Secretarios Generales Adjuntos:
Dependiendo de las características de cada modelo, los organizadores pueden optar por dividir las tareas del modelo entre grupos encabezados por Secretarios Generales Adjuntos. A continuación se presentan algunas de las áreas de la Secretaria de la ONU que pueden ser de utilidad en un Modelo. No es indispensable reproducir a todas ellas:
Secretario General Adjunto
Funciones
Departamento de Asuntos Económicos y Sociales

Realiza compilaciones y análisis de datos e información sobre las cuestiones y tendencias sociales, económicas y ambientales; facilita las negociaciones en los órganos intergubernamentales; y asesora a los gobiernos.

Departamento de Asuntos Políticos

Brinda asesoría y apoyo en cuanto a aspectos políticos.

Departamento de Asuntos de la Asamblea General y Servicios de Conferencia

Proporciona servicios de apoyo técnico y de secretaría, se encarga de las cuestiones logísticas de las conferencias y reuniones, incluyendo la reproducción y distribución de documentos.

Departamento de Información Pública

Da a conocer las actividades y propósitos de la ONU y se encarga del contacto con el público (desde programas educativos hasta medios de comunicación).

Oficina de Servicios de Supervisión Interna

Supervisa y evalúa la eficiencia y eficacia de la ejecución de programas y del sistema administrativo.

Inicio

1.2. Estructura del Modelo

El Secretario General y su equipo deben velar porque se observe con precisión el reglamento del Modelo y las instrucciones de este manual. Asimismo, deben facilitar las negociaciones entre las delegaciones y resolver cualquier imprevisto durante la simulación.

Es de gran importancia, la asesoría de diversos maestros de la institución educativa (profesores de historia, geografía, civismo, derecho, idiomas, etc). Uno de los maestros debe ser el responsable académico del modelo. Dicho docente, debe supervisar el buen funcionamiento del Comité Organizador y servir como enlace entre la institución académica y los jóvenes organizadores.

El docente es principalmente un facilitador, debe ser una guía y un apoyo importante en la organización pero no debe sustituir a los jóvenes en la organización, pues es parte fundamental del ejercicio de aprendizaje que sean los estudiantes mismos quienes se responsabilicen del evento.

Dependiendo de las características del modelo, puede ser necesario que un maestro o alumno funja como responsable administrativo a cargo de supervisar el uso y contabilidad de los recursos disponibles para el evento. Los modelos de menor tamaño generalmente no requieren de recursos especiales para su organización y en ningún caso se debe planear un modelo con fines de lucro. Sin embargo, algunos eventos de mayor tamaño requieren de fondos para su realización, los cuales pueden provenir de la institución organizadora, de patrocinadores o de cuotas de inscripción de recuperación que se apliquen a los participantes. Cualquiera que sea la cantidad de recursos de que disponga el modelo, estos deben ser administrados con gran responsabilidad y transparencia.
Los Modelos de Naciones Unidas, como su nombre lo dice, son una simulación de la realidad de la ONU en un contexto académico. Por ello es de gran importancia que la representación de la ONU sea lo más cercana a la estructura original de la Organización. Los debates de un Modelo de Naciones Unidas se desarrollan mediante representaciones de tres de los seis órganos principales de la ONU y sus comisiones.

a) órganos susceptibles de ser simulados

Asamblea General (Compuesta por todos los Estados Miembros)

Primera comisión (Desarme y Seguridad Internacional)
Segunda comisión (Asuntos Económicos y Financieros)
Tercera comisión (Asuntos Sociales, Humanitarios y Culturales)
Cuarta comisión (Política Especial y Descolonización)
Quinta comisión (Asuntos Administrativos y Presupuestarios)*
Sexta comisión (Asuntos Jurídicos)*

Consejo Económico y Social (Compuesta por 54 Estados Miembros)

Comisión de Derechos Humanos
Comisión de Estupefacientes
Comisión de Desarrollo Social
Comisión de Población y Desarrollo
Comisión de la condición Jurídica y Social de la Mujer
Comisión de Estadística
Comisión de Prevención del Delito y Justicia Penal
Comisión sobre el Desarrollo Sostenible
Comisión de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo.
Y las cinco comisiones regionales CEPA, CEPE, CEPAL, CESPAP y CESPAO

Consejo de Seguridad (Compuesto por 15 Estados Miembros, cinco son permanentes: China, Estados Unidos, Federación Rusa, Francia y Reino Unido)

La Secretaría

Compuesta por el Comité Organizador del Modelo y no por los participantes.

b) No se recomienda simular

Consejo de Administración Fiduciaria.- pues suspendió sus actividades desde 1994
Corte Internacional de Justicia.- porque en este órgano los Estados no debaten y, debido a la complejidad de los procesos judiciales que observa, se recomienda que la simulación de la Corte se reserve a especialistas en derecho internacional.
*La quinta y sexta comisiones de la Asamblea General.- tampoco son susceptibles de simulación por la alta especialización de sus contenidos (administrativos y legales).

c) Grupos regionales

Buena parte de la acción en los modelos de Naciones Unidas se produce en los grupos de negociación informal o reuniones de "bloques". Los Estados Miembros se organizan en grupos o bloques a fin de aprovechar el ámbito de las Naciones Unidas como foro para proteger sus propios intereses nacionales así como para expresar su opinión oficial. Esta defensa de los intereses nacionales se hace más efectiva cuando se encuentra a otros países que comparten los mismos intereses, pues al agruparse pueden ejercer más efectivamente su influencia política en la Asamblea General y otros foros de la ONU. Los grupos o bloques regionales son conjuntos de Estados Miembros basados en intereses comunes en diversos temas y no deben ser confundidos con los órganos y comisiones de la ONU.

Desde 1957, la Asamblea General reconoce el principio de representatividad de cinco grupos regionales:

· África (Todos los países del continente)
· Europa (Europa, Asia Central, Canadá y Estados Unidos)
· América Latina y el Caribe (Todos los países de la región)
· Asia y el Pacífico (Países de Asia y el Pacífico, excepto Asia Central)
· Asia Occidental (Países de la región)

Además de los grupos regionales, también operan varios grupos de negociación. Entre ellos el Grupo de los 77 (países en desarrollo), el Movimiento de los No Alineados (MNA), la Unión Europea (UE), la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), la Unión Africana, Organización de Estados Americanos (OEA) y el Grupo de los 8, entre otros. Debe quedar en claro que estos grupos o bloques son medios de consulta y comunicación entre naciones que comparten intereses comunes. Raramente en estos grupos se llegan a acuerdos absolutos.

La simulación de los grupos regionales dentro de un modelo de Naciones Unidas enriquece el debate y el ejercicio de negociación internacional, por lo que se sugiere contemplar espacios en los que las delegaciones participantes puedan reunirse en grupos regionales para negociar y encontrar posiciones comunes que pueden ser presentadas en los diversos órganos y comisiones que se simulen en el evento. Los grupos regionales también presentan iniciativas concretas a los órganos de Naciones Unidas.

d) Conferencias Internacionales

Desde principios de los años noventa, la Asamblea General de la ONU ha convocado numerosas Conferencias Internacionales. En ellas, representantes de casi todos los países del mundo, a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno o de Ministros, se han reunido para debatir de forma específica algunos de los retos mundiales más graves relacionados con el desarrollo económico y social, los derechos humanos y el medio ambiente.

Algunas conferencias recientes son:

Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (Ginebra, diciembre 2003)

Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, agosto 2002)

Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo (Monterrey, marzo 2002)

Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia
(Durban, agosto 2001)

Examen del problema del VIH/SIDA en todos sus aspectos (Nueva York, junio de 2001, sesión especial de la Asamblea General)
En las conferencias internacionales y en las numerosas consultas y reuniones preparatorias que les preceden, participan delegados de los países, expertos de Naciones Unidas y de otros grupos como organizaciones civiles y el sector privado.

Muchos modelos de Naciones Unidas deciden simular una Conferencia Internacional. Para ello, es necesario que los organizadores investiguen a fondo las características, temas, documentos y participantes de la conferencia que deseen simular. El debate puede guiarse por las reglas de procedimiento de la Asamblea General.

Inicio

1.3. Selección de Temas de la Agenda

Otro aspecto fundamental en la organización de un modelo de Naciones Unidas es la selección de los temas que serán debatidos durante la simulación. Para seleccionar adecuadamente los temas a debatir, es necesario consultar las agendas de cada uno de los órganos de la ONU que se quiere representar.

En estos documentos se presenta una lista de los temas abordados por la ONU y se explican los antecedentes de la cuestión. Asimismo, resulta conveniente revisar las noticias publicadas por la ONU para conocer cuales son los temas prioritarios en la agenda internacional del momento.

Es importante recordar que los temas que aborda la ONU son de interés internacional. Por ello se debe evitar debatir sobre asuntos nacionales o sobre conflictos bilaterales, ya que estos no entran dentro del campo de acción de la ONU, excepto aquellos que ponen en riesgo la paz y la seguridad internacionales.

Cuando los organizadores están interesados por un tema en particular, es importante averiguar, si es un tema que haya sido tratado por la ONU y bajo qué título. En ocasiones, un tema determinado puede no ser abordado como tal por la ONU, pero si existir un concepto suficientemente similar e interesante.

Seleccionar temas que no son abordados por la ONU, o darles el nombre equivocado, dificulta el proceso de investigación y preparación de los delegados y le resta autenticidad al modelo.

Ejemplo de tema : "Como implementar una Crisis"

1.4. Convocatoria

Una vez que el comité organizador ha concluido la planeación de la estructura, elegido los temas y contenidos del Modelo de Naciones Unidas y que se ha definido la capacidad logística con la que se cuenta, se debe proceder a lanzar la convocatoria a los interesados en participar en la simulación. El tipo y el alcance de la convocatoria depende del tamaño del modelo y de los lugares de origen de los participantes (los modelos pueden ser internos, interinstitucionales, locales, nacionales o internacionales).

En la convocatoria se debe especificar claramente:

el nivel de los estudiantes a quienes está dirigido el Modelo (estudiantes de preparatoria, universidad, etc.),
dónde y cuándo se realizará el mismo,
la fecha límite de inscripción y si existe alguna cuota de inscripción para los participantes (en ningún caso se debe planear un modelo con fines de lucro)
información sobre los organizadores y los medios para comunicarse con ellos (teléfono, fax, correo electrónico, sitio en Internet, etc.).
Si el modelo está abierto a estudiantes de otras instituciones, además de la organizadora, se debe realizar una publicidad efectiva del modelo. La difusión se puede hacer por medio de cartas y carteles de la institución que respalda el modelo dirigidas a los centros educativos con los que tiene relación. Asimismo, se pueden colocar avisos en Internet y enviar correos electrónicos a sociedades de alumnos y estudiantes. La mejor publicidad es la que pueden hacer los mismos jóvenes a sus conocidos en diversas instituciones y localidades.

Mientras más grande sea el modelo, mayor debe ser el tiempo dedicado a la difusión y a la inscripción de los participantes. En algunos casos la planeación y difusión del modelo puede llevar meses. Si en el modelo participarán alumnos de otras ciudades o países se debe de brindar a los interesados información de utilidad para planear su viaje, abordando cuestiones como hospedaje, transporte y visas.

Para facilitar la inscripción se debe elaborar un formulario de registro en el que se soliciten todos los datos del delegado y la institución a la que pertenece. Dicho registro deberá contar con datos básicos tales como nombre completo, correo electrónico y teléfono. Cabe mencionar que es conveniente averiguar el nivel de estudios y la experiencia en modelos y congresos con el fin de poder asignar las delegaciones estratégicas a los participantes más adecuados. El Comité Organizador también puede consultar a los participantes qué país desean representar. El participante debe indicar dos o tres países que le interesen, para que el Comité pueda asignarle el que mejor convenga.

Conviene que los organizadores asignen a los participantes más experimentados, la representación de los Estados clave del debate (tales como los Miembros Permanentes del Consejo de Seguridad, los protagonistas de situaciones específicas como Israel y Palestina en el caso del Conflicto Árabe-Israelí, etc.). Esto ayuda a asegurar que los puntos de vista más relevantes sean bien representados durante todo el evento.
La mayoría de los modelos de Naciones Unidas tienen una duración de dos o tres días. Para elegir la fecha apropiada para la realización del modelo es necesario tomar en cuenta los siguientes factores:

Número de personas e instituciones participantes.
Tiempo necesario para la organización del evento.
Calendario escolar (evitando fechas de exámenes o vacaciones).
Calendario de modelos (para evitar coincidir con otras simulaciones).
Restricciones de los participantes tales como traslado u hospedaje (cabe considerar cuestiones como los costos según la temporada y los factores climáticos).
Internet

El Centro de Información de la ONU tiene un calendario en línea con los modelos de Naciones Unidas que se realizarán en México y la región. Si quieres que tu modelo aparezca anunciado en el sitio en Internet de la ONU envía tus datos por correo electrónico.
El sitio es: http://www.cinu.org.mx/modelos_cinu/calendario/

Inicio

1.5. Delegaciones

Una delegación es el equipo de diplomáticos y expertos que representa a un país en un foro internacional y que se encarga de realizar las negociaciones con los representantes de otras naciones, dentro y fuera de los espacios de debate. A los miembros de la delegación se les denomina delegados y comúnmente cuentan con un Líder o Jefe de Delegación.

El tamaño de las delegaciones depende del número de órganos y comisiones de las Naciones Unidas que se desea simular. Si se representa más de una comisión de la ONU, conviene que cada delegación asigne a uno o dos representantes en cada foro. Cabe recordar que uno de los miembros de la delegación debe fungir como jefe de la misma, ocupando el puesto de Embajador.

Los organizadores pueden asignar a cada participante a una delegación determinada, o permitirles inscribirse a la delegación que haya sido solicitada. Siempre se deben respetar la composición real de los órganos de Naciones Unidas, sus comisiones y tener en cuenta una distribución geográfica equitativa de los participantes. También se pueden conformar delegaciones de países que nos son miembros de las Naciones Unidas, pero que pueden participar como observadores en las reuniones del modelo. Estas delegaciones pueden expresar sus puntos de vista cuando se debaten temas que les conciernen, previa autorización de los moderadores, pero no tienen derecho a voto. Las Delegaciones Observadoras, si las hubiere, estarán conformadas de uno a tres delegados.

Tradicionalmente existen dos maneras en las que se asignan delegaciones en un modelo:

1. Delegado-Estado: En este sistema de asignaciones, empleado tradicionalmente para modelos de menor tamaño, se distribuye la representación de los Estados entre los participantes sin tomar en cuenta la institución a la que pertenecen (escuela, organización, grupo, etc). Esto significa que los participantes de una misma institución puedan representar a distintos países. En este caso, los participantes deben coordinar su trabajo con los otros delegados del país asignado.

2. Institución-Estado: La representación de un Estado en todos los foros del Modelo se asigna a los participantes de una misma institución. En modelos de mayor tamaño, este mecanismo facilita la integración del equipo que representa a un país determinado.
Países que participan

Elegir las delegaciones que participan un modelo es un paso muy importante, pues se debe buscar coherencia entre la realidad y la simulación y mantener una representación balanceada de las distintas regiones del mundo en los debates. Para seleccionar los países que participarán en cada foro, es conveniente consultar cuales Estados integran a cada órgano o comisión en las fechas en las que se realizará el modelo y tratar de reproducir esa composición. En caso de no simular la totalidad de los países que participan en una Comisión se debe seleccionar a una muestra representativa de Estados de las diversas regiones, manteniendo el equilibrio geográfico.

En algunas casos, los organizadores de modelos deciden reproducir un debate histórico sobre un tema del pasado. En este caso, es conveniente que los países que participen en el debate sean los mismos que lo hicieron en el momento de la historia que se desea revivir.

Inicio

1.6. Actividades Paralelas

Un modelo de Naciones Unidas ofrece el contexto perfecto para desarrollar una serie de actividades académicas que enriquezcan la formación de los participantes. Entre las actividades que se pueden organizar y podría considerarse la realización de conferencias magistrales y mesas redondas con expertos en los temas que se debaten en el modelo. En este caso es importante invitar con la debida oportunidad a los ponentes, entre los que se puede contar con funcionarios de la ONU, académicos, funcionarios de gobierno, miembros de la comunidad diplomática, y parlamentarios. Por la importancia de los conferencistas, dichas actividades deben realizarse preferentemente ante el pleno de los participantes en el modelo.

Asimismo, pueden realizarse exhibiciones sobre el trabajo de la ONU y otras actividades de difusión del desarrollo y logros del Modelo como boletines, periódicos murales, o programas de radio y televisión. En las actividades de comunicación conviene lograr la participación de estudiantes de carreras como periodismo y ciencias de la comunicación, o bien a los encargados de los medios de difusión que ya existan en la institución educativa.

Durante el modelo también se pueden distribuir materiales informativos sobre los temas de debate, tales como folletos y publicaciones.

Noticias del modelo

Algunos modelos de Naciones Unidas incluyen entre sus actividades la realización de noticiarios de radio o TV (que se transmiten en circuito cerrado en las instalaciones del modelo) y la producción de un diario o boletín donde el desarrollo de los debates en el modelo es abordado como si se tratase de la ONU real. Los estudiantes que hacen de periodistas, elaboran reportajes y entrevistas citando a los delegados del modelo. En ocasiones se planea de antemano que estos medios de comunicación simulados transmitan el anuncio del estallido de una crisis que ha surgido en alguna parte del mundo y se le pide a los delegados reunirse en una sesión de emergencia para debatir el tema, lo cual agrega un grado de realismo a la simulación.

Inicio

2. Preparación y Capacitación de los Participantes

2.1- Materiales Informativos y Reglamentos

El comité organizador del modelo debe proporcionar a los participantes con la debida anticipación copias de este Manual, incluyendo los reglamentos para la realización del modelo, de tal forma que los participantes puedan estudiar y comprender todas las implicaciones de la simulación.

También deben entregar un documento que contenga un resumen en donde se expliquen los órganos y comisiones de las Naciones Unidas que serán simulados y los temas que se abordarán en cada uno de ellos. Los temas deben ser temas oficiales de la agenda de la ONU, ser identificados por su título oficial e incluir una breve descripción de la problemática y sus antecedentes. En cada tema, se puede incluir una lista de documentos básicos de las Naciones Unidas (resoluciones, tratados, etc.) relacionados con el tema. Esta lista no debe ser exhaustiva, pues es responsabilidad del participante investigar el mayor número de fuentes de información posibles. Sin embargo, ofrecer estos datos a los participantes, asegura que todos se preparen con exactitud en los temas que serán debatidos.

Asimismo, se debe brindar a los participantes información oportuna de carácter logístico sobre el modelo: horarios, ubicación de las salas, biblioteca, equipos de cómputo, servicios médicos y de emergencia, comedores, sanitarios y otras facilidades.

Los reglamentos deben ser tomados en cuenta en todo momento, durante la realización del modelo y es responsabilidad de los organizadores vigilar su cumplimiento. Asimismo, la institución que aloja el modelo puede desear advertir a los participantes sobre algunas reglas particulares de la institución, tales como áreas para fumar o medidas de seguridad que deberán ser observadas por los participantes.

Es recomendable programar una junta de preparación para que aquellos delegados que participen por primera vez en un modelo se familiaricen con las reglas y el protocolo que utilizarán en los días siguientes. Esta reunión también es de utilidad para delegados experimentados, cuando se quiere que todos compartan información en común.

2.2 Investigación

a) Introducción

La preparación de los delegados que participarán en un modelo de Naciones Unidas exige la realización de una amplia y cuidadosa investigación por parte del estudiante. El delegado debe adquirir, en primer lugar, conocimientos sobre la historia, objetivos, funcionamiento y estructura de la Organización de las Naciones Unidas, incluyendo cada uno de sus órganos principales y comisiones. Asimismo, debe conocer los antecedentes y situación de todos los temas que serán abordados durante el modelo, y en particular de aquellos en cuya discusión participará directamente.

En todo momento, el estudiante debe identificarse como representante de un país concreto, para lo cual es necesario que se familiarice con la nación que representa, y que investigue detalladamente la posición del país frente a los temas que serán debatidos en el modelo. Si bien, es natural y de gran valor que el estudiante se forje una opinión personal sobre los temas de debate, nunca debe perder de vista que durante la simulación defenderá los intereses y puntos de vista del país que represente y no los propios. Por ello, las propuestas que se presenten durante el modelo pueden ser innovadoras pero no deben ser improvisadas y principalmente deben de estar basadas en las posiciones reales de los países a representar. Cabe mencionar que durante los debates, el delegado en todo momento hablará en nombre de su país por lo cual lo no podrá dirigirse en primera persona.

Otro aspecto importante de la preparación y participación de cada delegado es mantenerse informado sobre la situación mundial en todas las esferas que le conciernen a las Naciones Unidas. En particular deben mantenerse al día sobre el desarrollo de los conflictos que pongan en peligro la paz y la seguridad internacionales. Esta preparación se puede lograr revisando diariamente las secciones de noticias en los sitios en Internet de las Naciones Unidas, así como algunos de los principales periódicos nacionales e internacionales (estos últimos también tienen páginas en Internet). El radio y la televisión también son fuentes importantes de información actualizada, sin embargo, estos medios generalmente abordan con menor profundidad las noticias internacionales.

El monitoreo de información internacional debe continuar durante los días de realización del modelo. Entre las fuentes que un delegado puede consultar para preparar su participación en un modelo están las siguientes:

Biblioteca del Centro de Información de las Naciones Unidas,

Bibliotecas y centros de documentación de agencias y programas especializados de la ONU,
Bibliotecas universitarias y especializadas,
Sitio en Internet del Centro de Información de la ONU (CINU),
Sitio oficial en Internet de la ONU,
Sitios en Internet de las misiones permanentes de los países ante la ONU,
Sitios de los Gobiernos,
Medios de comunicación, y
Embajadas.
Un ejercicio de gran utilidad para lograr que la investigación sea más enfocada y concreta es la redacción del llamado documento de posición, un texto breve en el cual se detalla y justifica la opinión de un país respecto a los temas de debate que serán abordados en el modelo. En el siguiente capítulo se describe la elaboración de este documento.

Inicio

b) Desarrollo de un Documento de Posición

Los documentos de posición no solamente son requisitos solicitados por la gran mayoría de los modelos, también son excelentes herramientas tanto para la preparación como para el desarrollo del debate pues sirve como una guía para que el delegado mantenga una posición coherente durante las negociaciones del modelo.

En este documento, los delegados deben reflejar la posición oficial del país que simulan representar sobre un tema en específico. Investigar las opiniones oficiales de los países es un reto interesante, pues no siempre están detalladas para cada tema en un documento concreto. En temas muy relevantes, los países expresan su posición a través de declaraciones o documentos que pueden obtenerse en bibliotecas o en sitios en Internet de los Gobiernos en cuestión (ministerios de relaciones exteriores, embajadas, etc.). También se puede deducir la posición del país estudiando los discursos sobre el tema que han pronunciado sus representantes ante la ONU, revisando la participación del país en los debates y consultando la prensa. En todo caso, la posición debe elaborarse basándose en un profundo análisis y nunca debe ser "asumida" o "inventada" por el delegado.

El documento de posición debe contener la siguiente información básica:

Una breve descripción del país representado (economía, política, geografía, demografía, etc.) y su relación con Naciones Unidas.
Descripción breve de acontecimientos recientes relacionados con la problemática a tratar, resaltando la posición que el país ha adoptado frente a cada caso.
La posición política del país con respecto al tema a tratar. Esto puede incluir menciones a declaraciones de prensa, discursos, acciones previas en relación al tema.
De ser posible, propuestas de solución o acuerdo que el país espera lograra para solucionar el tema en la agenda.
Si se tratan varios temas en la agenda del modelo, es preferible que se elabore un documento de posición por cada tema, y que este no exceda de una cuartilla (100 a 120 líneas), para facilitar su lectura o distribución.

Durante la investigación los participantes deben prestar atención a:

Precisar y comprender correctamente todos los términos utilizados.
Visualizando la problemática estudiada mediante ejemplos de la realidad contemporánea.
Estudiar el marco jurídico necesario para respaldar a la posición que se quiere sostener (documentos, resoluciones, acuerdos, convenios, tratados, leyes, etc.).
Estudiar la historia, geografía, política, economía y sociedad del país representado. Los discursos que los representantes de los países han pronunciado en la ONU, sobre los temas a debatir, así como los de sus aliados y opositores, son insumos útiles al definir la posición del país.
Teniendo en cuenta la investigación realizada, los miembros de la delegación deben idear propuestas viables y coherentes de solución a la problemática planteada.
En la redacción de este tipo de documentos deben participar todos los miembros de una delegación. Esto ayuda a la integración de los miembros de la delegación y a que presenten una visión uniforme del país que representan en el modelo.

La redacción del documento de posición permite a los diferentes integrantes de una delegación concertar criterios y organizar las tareas de investigación. Los delegados pueden utilizarlo durante las negociaciones para mantener una postura coherente. Sin embargo, es importante que estas propuestas preliminares no se tomen como un "dogma", sino como un punto de partida para las negociaciones. Es bueno lograr que la propuesta sea incluida en un proyecto de resolución, pero también es bueno adoptar la posición de un aliado y colaborar en la defensa de la misma.

Más Información sobre el Documento de Posición

Inicio

c) Ejemplo de Documento de Posición

Documento de Posición del Reino de Suecia
Cumbre Mundial sobre el Medio Ambiente

El Reino de Suecia, ha mantenido la preservación del medio ambiente como uno de los puntos centrales de nuestra sociedad y gobierno. Históricamente, nuestro país ha apoyado las distintas iniciativas internacionales que han buscado reducir y eliminar los efectos negativos de la actividad humana al medio ambiente.

Como ejemplo, el Gobierno de Suecia ha implementado como práctica nacional y por ley, programas tales como el reciclaje de desechos producidos en la ciudad y el campo, la investigación de nuevas fuentes de energía no contaminantes como lo son la solar y la geotérmica, el establecimiento de prácticas de desarrollo sustentable en nuestra industria y la reducción de contaminantes y desperdicios por la actividad industrial.

Adicionalmente, Suecia ha instado activamente a muchos Estados desarrollados, a adoptar códigos ecológicos como parte esencial de su actividad en pro del medio ambiente. Suecia ha hecho esto repetidamente a través de los foros internacionales acerca del tema.

Por consiguiente, Suecia hace las siguientes propuestas en su participación en la Cumbre Mundial sobre el Medio Ambiente:

1. Se debe intensificar las labores de convencimiento en pro de Tratados vinculantes a favor del medio ambiente, más notoriamente el Protocolo de Kyoto. Suecia considera que los Estados que no han ratificado este documento, deben de hacerlo lo más pronto posible.
2. La comunidad internacional debe proporcionar ayuda a los Estados en Vías de Desarrollo, para asegurar la sostenibilidad de su actividad. Esto a fin de que no se sacrifique la conservación del medio ambiente en pro del beneficio económico.
3. Finalmente, Suecia considera que un mayor número de Estados deben apoyar tanto logística como económicamente los trabajos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El Gobierno del Reino de Suecia reafirma su compromiso con este urgente tema y espera que las negociaciones de esta Cumbre sean satisfactorias.

Firmado,

Delegado de Suecia ante la Cumbre Mundial del Medio Ambiente

d) Conocer el país que se representa

Un delegado debe familiarizarse con las siguientes cuestiones del país que representa: Geografía, historia, política exterior, situación económica, cultural y social, conflictos nacionales e internacionales de actualidad, adhesión y reservas a tratados internacionales, posición oficial sobre los temas en la agenda del modelo ONU.

e) Apoyo del docente

Ya sea que la participación en el modelo de Naciones Unidas sea parte de la curricula de alguna materia o bien que sea una actividad optativa, es de gran importancia el apoyo de un maestro que supervise y apoye la preparación de los estudiantes que actuarán como delegados en un modelo. El maestro responsable, puede solicitar la colaboración de académicos de distintas disciplinas para asesorar a los alumnos en los temas de su especialidad (geografía, economía, historia, etc.). Los maestros pueden dedicar espacios durante sus clases para abordad de manera general los temas que se debatirán en el modelo y para aclarar dudas sobre el funcionamiento de la ONU.

La preparación de los delegados también puede ser tratada como un taller o un curso especial, el cual puede ser aprovechado por la institución para desarrollar en los alumnos habilidades propias de la participación en un modelo de Naciones Unidas (capacidad de investigación, trabajo en equipo, oratoria, etc.) y para profundizar, de manera dinámica y entretenida, en áreas de la educación formal de los alumnos (geografía, historia, derecho, relaciones internacionales, etc.).

Antes del Modelo, el docente colaborará en la organización y estudio de los temas, y orientará a los alumnos para que desarrollen las mejores estrategias de investigación de los temas planteados.

El docente debe procurar que el alumno:

Posea un conocimiento del tema lo suficientemente profundo para poder explicarlo y aclarar las dudas que puedan tener los alumnos.
Defina y distinga su posición personal y la postura oficial del país que representa.
Respete la idiosincrasia y lineamientos de política exterior del país que representa dejando a un lado los prejuicios y la opinión personal.
Y no debe:

Interferir en la investigación que debe de realizar el alumno.
Influir en sus alumnos para la toma de decisiones, ni tampoco en la postura que adoptarán frente a cada tema. Esto se evidenciaría en el desarrollo del Modelo.
Durante el Modelo el docente es un observador que no debe intervenir de manera alguna en las actividades previstas para los delegados; debe esperar al término del evento para evaluar el desarrollo del mismo y la actuación de sus alumnos. En el Modelo el alumno debe sentir la presión y la responsabilidad de buscar una solución por sí mismo, o buscar la ayuda de sus pares, elementos fundamentales de su formación.

El docente responsable deberá verificar periódicamente el estado de sus alumnos, procurando que cumplan con el programa del modelo.

Inicio

f) Planea tu visita a la biblioteca

El visitar una biblioteca para completar la investigación puede ser un trabajo muy enriquecedor. Sin embargo, dado a la gran cantidad de material que se puede encontrar es posible perderse y desanimarse. Por ello es necesario asistir a la biblioteca una vez que se tengan delimitados los temas a investigar. En ocasiones los manuales que el comité organizador proporciona incluyen referencias bibliográficas que serían recomendables consultar.

Al visitar la biblioteca de la ONU es importante considerar lo siguiente:

1. En qué órgano de la ONU se participará dentro de la simulación (Asamblea General, Consejo de Seguridad ó Consejo Económico y Social).
2. Una vez identificado el órgano, es importante conocer la comisión de éste en la cual se debatirá.
3. ¿Cuales son el tema y país asignados?
4. En la biblioteca se encontrarán los antecedentes, resoluciones del órgano correspondiente e informes del Secretario General sobre el tema, siempre que el tópico en cuestión sea en efecto un tema tratado por las Naciones Unidas. Para encontrar información sobre la situación actual del país que se representa, como su economía y política, se debe consultar otras fuentes.
5. Cada órgano deliberativo de la ONU tiene una estructura diferente, por lo tanto para ubicar la documentación emitida es importante primero conocer un poco acerca del órgano en el cual se fungirá.
6. No siempre se encontrará la posición exacta del país sobre el tema asignado, pero es recomendable consultar los discursos más recientes del país ante la Asamblea General. Con ellos se obtendrá un panorama general de la visión del país representado ante los temas actuales que se tratan en la ONU. Los mensajes son una buena base para la elaboración del documento de posición.
7. En la biblioteca de la ONU también se puede consultar qué tratados y convenciones internacionales han sido firmados y ratificados por el país que se representa.
8. Los servicios de biblioteca de la ONU son completamente gratuitos y abiertos al público de todas las edades. Por cuestiones de seguridad, es necesario portar una identificación actualizada para acceder al edificio. También se recomienda contar con lápiz y papel para tomar notas.

La Biblioteca del Centro de Información de las Naciones Unidas
está abierta al público de 9.30 a 15.00 hrs. de lunes a jueves
y de 9.00 a 13.00 hrs. los viernes.

Presidente Masaryk 29, piso 2, Col. Chapultepec Morales, México D.F., CP 11570

Tel. (52-55) 52639720 y 52639725
Correo: unicmex@un.org.mx

g) Planea tu visita a una embajada

Una provechosa alternativa de investigación es programar una visita a la embajada o representación del país que será representado durante el modelo ONU. Muchas embajadas tienen una buena disposición para apoyar en la preparación de los delegados que simularán ser sus representantes. Una entrevista con algún funcionario del cuerpo diplomático debe ser tratada con la mayor formalidad.

Para ello, el estudiante debe:

Hacer una cita con varias semanas de anticipación.
Conocer los aspectos fundamentales del país que representará.
Investigar los temas de debate a fondo.
Elaborar un cuestionario muy puntual con las dudas que desea aclarar sobre la posición del país respecto a los temas de debate del modelo.
Tomar en cuenta que la reunión probablemente será corta (15 a 30 minutos aproximadamente).
El buen comportamiento y seriedad del alumno es fundamental para fomentar que las representaciones diplomáticas continúen apoyando este tipo de ejercicios.

Inicio

2.3- Realización de Ensayos de Debate

Como parte de la preparación de los participantes en un modelo de Naciones Unidas, es de gran utilidad realizar ensayos en los que se simulen debates guiados por las reglas de procedimiento que serán aplicadas durante el modelo. Estos debates pueden abordar cualquier tema, inclusive aquellos que no estén relacionados con la ONU (ejemplo.- que es mejor, el helado de vainilla o el de chocolate). El propósito de estos ejercicios es ensayar cuestiones como la forma de dirigirse a las autoridades y a otros delegados, la expresión verbal y no verbal, la forma de solicitar la palabra, el uso de las mociones, etc. Su realización hace que los delegados participen en el modelo con mayor naturalidad y fluidez.

También es conveniente que las autoridades del modelo realicen frecuentes ensayos de este tipo previos a la realización del modelo, de forma que interioricen los reglamentos y puedan desempeñar sus funciones con mayor facilidad.

Entidades relacionadas con la ONU

Con el fin de comprender que los problemas internacionales tienen orígenes y soluciones multilaterales, regionales y estatales, es recomendable que dentro del Modelo de Naciones Unidas se simulen no sólo los órganos de Naciones Unidas sino también otras organizaciones internacionales (OEA, OTAN, etc.) e incluso instituciones gubernamentales o legislativas (parlamentos, cámara de diputados, cámara de senadores, Unión Interparlamentaria, etc.). Cuando se toma esta decisión, los organizadores deben plantear claramente que estos espacios de debate no son parte de la estructura formal de la ONU. Por lo tanto, se deben respetar las reglas de procedimiento, la temática y composición original de los foros simulados. Es conveniente representar también la interacción que puede haber en la vida real entre estas instituciones y la ONU. Por ejemplo, un parlamento puede invitar al Secretario General a exponer un tema de la agenda de Naciones Unidas y los parlamentarios pueden iniciar un debate sobre las implicaciones nacionales del mismo (como la firma de un tratado internacional). Organizaciones regionales como la Organización de Estados Americanos o la Unión Europea pueden dedicar sesiones a debatir la posición de su región frente a un tema de la ONU y encontrar acuerdos que después se presenten ante un órgano de Naciones Unidas como la Asamblea General, o solicitar el apoyo de la ONU en alguna cuestión particular.