Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Desarrollo

1. Protocolo

Los modelos de Naciones Unidas son actividades divertidas e interesantes que revisten un alto grado de formalidad, por ello es conveniente que la organización del evento deba reflejar una gran seriedad y tomar en cuenta todos los detalles pertinentes. Por su parte, los participantes deben actuar en su papel de representantes diplomáticos en todo momento, incluso en los espacios informales.

El protocolo se basa en tres conceptos básicos:

_Urbanidad: _comportamiento que demuestra amabilidad cuando se trata a otras personas .

Diplomacia: el arte de las buenas relaciones entre los Estados.

_Relaciones Públicas: _ciencia y técnicas que mejoran, crean o mantienen la imagen de una institución.

Para toda instancia del Modelo, en situaciones formales o informales, previstas o no, todos los delegados deberán manejarse en un ámbito de respeto y pluralismo, donde el consenso será el valor más apreciado y los principios y propósitos de Naciones Unidas sus medios y sus fines en toda labor

Algunas recomendaciones son:

Respeto y pluralidad a las opiniones de los demás, evitando cualquier forma de discriminación
Cordialidad en el trato, formal e informal, los participantes aprovecharán toda oportunidad para entablar buenas relaciones con otros colegas que en un futuro les pueden proporcionar soluciones, apoyo e informaciones valiosas
Puntualidad rigurosa en el inicio y duración de cada actividad.
Limpieza y orden tanto en los espacios de debate como en el trabajo y documentos realizados
Vestimenta formal
Respeto a las autoridades y a las reglas de protocolo.
Vestimenta y atuendos tradicionales

Los delegados pueden optar por vestirse con elementos del vestido formal del país que representan. Algunos delegados árabes, por ejemplo, portan turbantes, mientras que los delegados de algunos países africanos visten elegantes batas llamadas "bubu". La mayoría, sin embargo, suelen vestir con saco y corbata en el caso de los hombres o con discretos vestidos o trajes sastre en el caso de las mujeres. En todo caso, la ropa del delegado corresponde al atuendo formal utilizado en el país y no a los trajes típicos del mismo. Por ello, los delegados de un modelo deben evitar parodias o estereotipos al simular los trajes de los diplomáticos.

Inicio

2. Negociación y Diplomacia
En el campo de las relaciones internacionales, negociar implica desde resolver diferencias públicas hasta acordar compromisos comunes. Es la razón de ser del diplomático y se debe recurrir a ella cuando no existe una autoridad superior que pueda resolver el desacuerdo, cuando no existe una norma jurídica para regularla o medios para imponer su aplicación, cuando fracasan los medios pacíficos de solución de conflictos y cuando no es posible o conveniente recurrir al uso de la fuerza.

Los participantes de un modelo deben negociar de forma pública o privada soluciones a sus problemas comunes. Estos acuerdos deben respetar los intereses nacionales de los países representados pero deben mostrar creatividad y flexibilidad. Los organizadores deben facilitar este tipo de negociaciones.

Cabe considerar que:

Toda negociación implica una interacción o intercambio entre distintas partes que tienen como objetivo obtener algo de las otras a cambio de también ceder algo. Por ello, es importante definir con claridad quiénes son las partes o protagonistas de la negociación.
Toda negociación tiene la finalidad de resolver alguna diferencia mediante un acuerdo. El compromiso de buscar un acuerdo es lo que distingue a la negociación de instancias como la consulta o la investigación.
En toda negociación las partes tienen que tener muy claros sus objetivos y el margen dentro del cual pueden realizar concesiones y llegar a un acuerdo.
En toda negociación debe haber una correlación de fuerzas lo más equilibradas posible.
Resulta conveniente centrar la discusión en los intereses de las partes y no en posiciones rígidas, y generar una amplia variedad de iniciativas de solución. Siempre se debe distinguir el problema y separarlo de las cuestiones personales o emocionales.
El negociador debe conocer profundamente la cuestión a tratar y ser reservado para no hablar antes de estar absolutamente seguro de los pasos a seguir. No debe mostrar claramente el objetivo a la otra parte ni cuánto está dispuesto a ceder.

Más información sobre:

Diplomacia

Negociación

Inicio

3. Inicio del Modelo

3.1. Registro

Es importante tomar en cuenta los siguientes puntos:

Elaborar un formulario de registro donde se contengan todos los datos del Delegado y la Institución, mismos que fueron solicitados en las inscripciones.
Contar con una lista de participantes al momento del registro personal de cada uno de los participantes. Con el fin de agilizar este proceso se recomienda que dicho registro se realice por comisiones o por instituciones.
Entregar personalizadores a cada uno de los participantes, donde pueda observarse el nombre, la delegación y la comisión a la que pertenece. Si las mesas están organizadas por códigos de colores deben colocarse en los personalizadores para una mejor organización al momento de la realización del evento.
Durante el registro se debe entregar todo el material a cada uno de los participantes.
3.2. Bienvenida e Introducción

Es conveniente que al momento del registro, el comité organizador dé la bienvenida a los participantes tanto a la sede del modelo como al modelo mismo. También se deberá aprovechar esta oportunidad para dar avisos importantes o que hayan surgido en último momento, como pueden ser cambios de salas. Del mismo modo, deberán recordarles que en caso de alguna duda pueden dirigirse con cualquier miembro del comité organizador (el cual deberá estar identificado por gafetes o por un uniforme) quien con gusto les ayudará en los problemas que se les puedan presentar, y harán su estancia y participación dentro del modelo más cómoda y agradable.
3.3. Inauguración

Como es costumbre en cualquier evento, para dar comienzo a las actividades se necesita realizar una ceremonia de inauguración. Dado que será la primera actividad formal del modelo, ésta representará la primera impresión que los delegados tomarán del modelo y ésta debe ser de gran seriedad y formalidad. Para llevar a cabo dicha ceremonia se recomienda invitar como miembros del presidium a académicos de la institución anfitriona, quienes darán la bienvenida a la sede; a funcionarios de Naciones Unidas, quienes pueden dar un mensaje sobre la labor de dicha organización y sobre los temas en la agenda de la ONU. También se puede contemplar la participación de funcionarios gubernamentales, quienes pueden dar la visión del país anfitrión frente al Sistema de Naciones Unidas y la comunidad internacional, o de otras personalidades como miembros del cuerpo diplomático, intelectuales, etc.

La inauguración del modelo es responsabilidad del Secretario General, quien deberá dirigir un discurso que sea más que una simple bienvenida. Su mensaje debe ser provocador y resaltar la urgencia de los temas que abordará el evento con el fin de alentar a los delegados para que se den cuenta de la oportunidad y responsabilidad que tienen al participar en dicha actividad.

Todos los detalles deben ser revisados cuidadosamente, prestando especial atención al trato a los invitados. Esta ceremonia debe ser ágil e interesante, por lo que su duración debe ser menor a una hora.

3.4. Uso de banderas oficiales

El empleo de banderas en la ceremonia de inauguración y de clausura es muy común. Sin embargo, siempre surge también la duda de ¿cómo acomodarlas?
De acuerdo con la resolución 167 (II) de la Asamblea General con fecha de 20 de Octubre de 1947, se decidió adoptar la bandera de Naciones Unidas como emblema oficial. Dentro del protocolo de banderas se estipula que la bandera de Naciones Unidas no puede estar subordinada por ninguna otra bandera. Cuando se utiliza la bandera de Naciones Unidas junto con otras banderas, estas últimas deberán tener el mismo tamaño y deberán colocarse al mismo nivel que la bandera de Naciones Unidas. Las banderas se deberán acomodar en orden alfabético en inglés. En ese caso la bandera de Naciones Unidas se deberá colocar ya sea en el centro o en un lugar separado. Si se cuenta con dos banderas de Naciones Unidas, se pueden acomodar una en cada extremo de la fila de banderas

3.5. Integración de las Delegaciones

Al igual que en la vida diplomática de las Naciones Unidas, la participación exitosa de las delegaciones en un Modelo, depende en gran medida de la organización y comunicación que exista entre los miembros de la delegación. Por ello, la capacidad de trabajar en equipo de manera ordenada y equitativa es una de las lecciones más importantes de un Modelo de Naciones Unidas.

Cuando los miembros de una delegación no se conocen con anticipación a la celebración del modelo, es fundamental que los organizadores programen una sesión de integración de los equipos al inicio del modelo. En esta sesión se pueden explicar las reglas y procedimientos del modelo. Un ejercicio útil de integración es pedir a los miembros de cada delegación que se reúnan para elaborar un texto en el cual describan la posición de su país en cada uno de los temas que serán debatidos por su delegación durante la simulación.

Asimismo, los miembros de la delegación pueden aprovechar la sesión para planear las estrategias de negociación que seguirán durante el modelo. La sesión les permitirá intercambiar opiniones, ponerse de acuerdo y conocerse. Si no se ha designado aún al Embajador o jefe de la delegación, el equipo puede aprovechar la sesión para nombrar Embajador a uno de sus miembros. Esta elección se debe hacer de manera consensuada y con base en los conocimientos y dotes de liderazgo del delegado, pues éste será el responsable del funcionamiento de la delegación como un equipo bien integrado.

Con el fin de que todos los miembros de cada Delegación estén debidamente informados de lo que sucede diariamente en las diferentes comisiones, grupos de negociación y órganos; al final del día, el Embajador convocará a todos los miembros de su Delegación a participar en una reunión en la que cada uno de los delegados informará al Embajador y a la Delegación de lo sucedido en las diferentes reuniones celebradas durante la jornada. Los delegados tomarán nota de los avances logrados. (órganos y comisiones)

Inicio

4. Debate

La base de todo Modelo de Naciones Unidas es el debate. Este es el medio principal por el cual las delegaciones podrán interactuar y establecer negociaciones. El propósito final de las negociaciones es el llegar a un documento de resolución, que comprenda la mayoría de los temas tratados y los puntos de vista de todos los presentes. Este debate debe ser guiado por la Presidencia, bajo los principios de igualdad, respeto, y apego a los propósitos de la Carta de las Naciones Unidas.

4.1. Debate Formal

Existen dos modalidades principales para el debate. La primera de estas es el Debate Formal. Este tipo de debate es la forma más común en la que se inicia un modelo y, por ende, será la primera forma de debate con la cual los delegados tendrán contacto. Como su nombre lo indica, esta forma de debate es muy estructurada y sigue un orden específico.

En este debate se concede la palabra a los delegados mediante una Lista de Oradores. Esta lista se elabora al inicio del debate sobre algún tópico y los delegados que quieren formar parte de ella lo indican levantando su mano o placard y son registrados por la Presidencia. La lista se cierra cuando no hay más interesados en formar parte de ella. Los delegados que posteriormente quieran ser incluidos, lo deberán indicar mediante un mensaje escrito a la Presidencia. Una vez elaborada la lista, se establece un tiempo de duración estándar para las intervenciones. Es decir, los delegados tendrán solamente un tiempo específico para dirigirse en público. Al finalizar su aserción, y en caso de que haya restado tiempo, el delegado deberá ceder su tiempo. Existen tres formas de hacerlo: ceder a preguntas, ceder a otro delegado y ceder a la mesa. Ceder el tiempo restante a otro delegado, significa básicamente que el tiempo puede ser utilizado por otro delegado. Sin embargo, este delegado no podrá ceder nuevamente su tiempo, y podrá declinar aceptarlo si no lo desea. Ceder el tiempo a la mesa simplemente anula cualquier remanente y el delegado puede pasar a su asiento. Si un delegado no declarara al final de su discurso, de que manera cede su tiempo, la Presidencia considerará automáticamente que el delegado ha cedido su tiempo a la mesa.

Inicio

4.2. Debate Informal

Por otro lado, existe el Debate Informal, que también se conoce como Cuarto Intermedio o Caucus. Este debate básicamente es una suspensión de las reglas formales de debate y de la Lista de Oradores, y ofrece una alternativa más dinámica y fluida para agilizar las conversaciones. Existen dos tipos de Debate Informal que se utilizan durante el modelo: el primero es el Debate Informal Moderado (Cuarto Intermedio Moderado o Caucus Moderado). En este debate se suspenderá temporalmente el uso de la Lista de Oradores y la Presidencia otorgará la palabra a los delegados mediante el alzado de manos o de placard. No habrá un tiempo establecido para estas intervenciones, pero se aconseja a los delegados que sean breves en sus aserciones para permitir el mayor número de participaciones.

En contraparte, el Debate Informal Sin Moderación (Cuarto Intermedio o Caucus) es una suspensión temporal de todo tipo de lista de oradores y de la actuación de la Presidencia como moderador de la sesión. Los delegados podrán establecer negociaciones directas entre ellos, es decir, pueden abandonar sus lugares y dialogar directamente.

La Presidencia determinará la duración de los Cuartos Intermedios o Caucus antes de declarar su inicio y lo informará a los delegados. Al finalizar el tiempo asignado al debate informal, los delegados podrán proponer una extensión del mismo. El tiempo extra deberá ser menor a la duración del caucus original. Esto se hace mediante una moción, las cuales serán explicadas a continuación.

Inicio

4.3. Mociones

Las mociones son los medios por los cuales los delegados propondrán cambios y modificaciones al curso del debate. Éstas se dividen en cuatro tipos: Moción de Procedimiento, de Orden, de Privilegio Personal y de Duda Parlamentaria (los últimos tres, también son conocidos como "puntos", por ejemplo "punto de orden").

Las Mociones de Procedimiento, proponen un cambio en el curso del debate, tales como abrir y cerrar sesiones, iniciar un debate informal, establecer sesiones extraordinarias de preguntas, introducir propuestas de resolución, entre otras. Estas mociones sólo pueden ser establecidas cuando el foro se encuentre abierto y nunca podrán interrumpir a un delegado en su discurso.

La Moción o Punto de Orden sirve para hacer notar una violación a las Reglas de Procedimiento del modelo o para señalar una conducta inapropiada por parte de algún delegado o miembro de la Presidencia. Sin embargo, ésta deberá hacerse con el foro abierto y nuevamente, no podrá interrumpir a un delegado. Las Mociones o puntos de Privilegio Personal permiten a los delegados el expresar su descontento con algún elemento que limite su capacidad de participar en el debate, mientras que la Moción o punto de Duda Parlamentaria permite a los delegados esclarece dudas con relación a las Reglas de Procedimiento. Ninguna de estas dos mociones puede interrumpir a un orador.

En todo momento, las Autoridades del Modelo estarán presentes como facilitadores del debate. Las Autoridades deberán aplicar su criterio con el propósito de lograr la participación equitativa de todos los delegados, permitiendo que se logre expresar la mayor cantidad de puntos de vista posibles. El moderador del debate debe orientar las discusiones hacia la construcción de consensos entre los participantes, tiene la responsabilidad de dar orden y fluidez en el debate.

Se recomienda que el tiempo de las intervenciones y la lista de oradores sean cortas de forma que el debate sea más ágil (5 intervenciones de 30 a 60 segundos por bloque). El moderador deberá resumir de tiempo en tiempo las ideas expresadas e invitar a los delegados a abordar cuestiones importantes que se hayan dejado de lado.

Inicio

4.4. Anteproyecto de resolución

Cuando se aprecia que un tema ha sido suficientemente discutido, se invitará a las delegaciones a realizar anteproyectos de resolución para ser presentados a una Mesa de Aprobación. Los anteproyectos deben basarse en los debates y consultas y tratar de incluir en su redacción a los acuerdos preliminares observados en el debate. Estos documentos deben contar con un aval mínimo del 20% del total de las delegaciones. La Mesa de Aprobación elegirá uno o más que se pondrán a consideración de los Estados Miembros que integran la Comisión para ser debatidos.

La Presidencia debe verificar y aprobar todo documento antes de que los delegados puedan referirse a él en los debates.

4.5. Debate sobre la resolución

La Mesa de Aprobación elegirá la resolución a tratar en el Debate en Particular. La resolución a debatir suele tener un carácter general para que durante el debate en particular se presenten las enmiendas que tienden a ampliar el proyecto y a hacerlo más significativo.
El Debate Particular tiene el propósito de revisar los anteproyectos de resolución. Para ello, la Presidencia convocará a tres delegados ya sea de la misma o de diferente delegación para que presenten a discusión el anteproyecto de resolución. Estos delegados dispondrán de tres minutos en total para defender el anteproyecto, luego de lo cual se someterán a cinco interpelaciones.

El Debate Particular podrá tener dos modalidades, debate abierto o debate cerrado, modalidad que decidirá la Presidencia. En el debate abierto el Presidente guiará el debate otorgando la palabra a mano alzada. En el debate cerrado la Presidencia elaborará una lista de oradores a favor del anteproyecto de resolución y otra en contra del mismo, tomando en cuenta la diversidad ideológica y regional, así como el enriquecimiento del debate.
Durante el debate se propondrán enmiendas que corrijan errores de forma y contenido en la resolución. Asimismo, las delegaciones buscarán que los intereses de sus respectivos países estén contemplados en el documento final. En caso de proponer una enmienda, ésta será leída por la Presidencia. Posteriormente son debatidas y se procederá a un voto para determinar su inclusión en el documento final.

Podrán incorporarse al anteproyecto de resolución "enmiendas amistosas", que son aquellas que cuentan con el aval de todos los Estados Miembros que avalaron el anteproyecto en discusión y serán incorporadas inmediatamente y sin debate previo.
Las Autoridades de cada comisión harán una revisión final de los proyectos de resolución presentados realizando correcciones de forma, pero respetando los contenidos propuestos por los delegados. La Presidencia no corregirá errores de concepto hasta finalizado el Debate, para así poder dar la oportunidad de hacerlo a las delegaciones a través de las enmiendas al proyecto.
Finalizado el debate en particular, se procede a la votación formal del proyecto de resolución para su eventual aprobación conforme al reglamento del órgano en el que se realiza el debate.

4.6. La Mesa de Aprobación

La Mesa de Aprobación tiene la función de revisar y aprobar cada anteproyecto de resolución que sea presentado por las delegaciones para determinar si son susceptibles de ser debatidos y en su momento votados por todas las delegaciones de una comisión y órgano. El Comité Organizador debe determinar si constituirá un equipo especial de organizadores que realice estas funciones o si las mismas pueden ser desarrolladas por las Autoridades de cada órgano o comité representado.

Inicio

5. Funciones de las Autoridades

5.1. Presidente

La Presidencia de cada Comisión declarará la apertura y clausura de cada sesión formal, dirigirá las discusiones en las sesiones, asegurará el cumplimiento de los Reglamentos y de las reglas de procedimientos, coordinará el derecho a la palabra, realizará preguntas y anunciará las decisiones. Integrará la Mesa de Aprobación de anteproyectos. Será responsable de mantener el orden en los recintos donde funcionen los órganos y deberá determinar si los documentos oficiales que se presentan al comité son aprobados, para lo cual los firmará antes de ser distribuidos.

5.2. Moderador

Reemplazará al Presidente en caso de ausencia. Asiste a la Presidencia en sus funciones durante el desarrollo de las sesiones. Es parte de la Mesa de Aprobación de anteproyectos de resolución en la cual evalúa y corrige los anteproyectos para que puedan ser presentados a la Presidencia.

5.3. Oficial de Conferencias

Apoyará las tareas de la Presidencia en las sesiones formales. Registrará los votos de las delegaciones. Resolverá los inconvenientes que se presenten a las delegaciones. Facilitará la comunicación de las mismas a través de mensajes escritos, en tanto la Presidencia los autorice, para lo cual tendrá la facultad de recibir de los Pajes los mensajes para determinar si el contenido de los mensajes es inapropiado y llevarlos a la atención de la Presidencia. Durante las consultas oficiosas o negociaciones informales podrá colaborar con los Asesores en todo aquello que beneficie el desempeño de las delegaciones. El Oficial de Conferencias coordinará el trabajo de los Pajes.

5.4. Asesor

Los asesores serán estudiantes experimentados cuya función será la de asesorar sobre reglamentos y procedimientos a las delegaciones que así lo soliciten, orientar y aconsejar a los delegados para un mejor aprovechamiento del tiempo y de sus saberes y, en caso de ser necesario, coordinar las tareas de las delegaciones o moderar las reuniones informales por un lapso de tiempo a determinar según la situación. No responderán dudas sobre contenidos temáticos. Recibirán las enmiendas a los anteproyectos de resolución que las delegaciones deseen presentar para el Debate en Particular de las Comisiones y las enmiendas para el proyecto de resolución a tratar en la Plenaria. La función de los asesores se limitará a brindar consejo sin intervenir en los procedimientos.

5.5. Pajes

Apoyarán las funciones del Oficial de Conferencias. Bajo su coordinación, registrarán los votos de las delegaciones; resolverán los inconvenientes que se presenten a las delegaciones; facilitarán la comunicación de las mismas a través de mensajes escritos, mismos que llevarán a la atención del Oficial de Conferencias quien determinará si el contenido de los mismos es inapropiado, y buscarán la autorización de la Presidencia antes de transmitir el mensaje.

Inicio

**
6. Intervenciones en Público**

Un buen orador debe lograr una reacción positiva del público ante sus palabras. Sus oyentes deben entender el mensaje y aceptar sus contenidos. Para lograr una oratoria efectiva se deben tener en cuenta diversos factores que van desde la postura y la forma de hablar hasta la estructura del discurso mismo.

Asimismo, al tratarse de una simulación de las Naciones Unidas, es necesario observar las formas y los procedimientos parlamentarios establecidos en los reglamentos y el tiempo asignado a cada orador.

La actitud corporal

Es importante demostrar seguridad desde el primer momento, por lo tanto se recomienda mantener la cabeza alta y una postura erguida. Esta actitud da una imagen de profunda convicción respecto a lo que el orador va a decir y predispone al público de manera satisfactoria.

La mirada debe dirigirse siempre al público, para lograr que las personas presentes se adentren en el discurso. Es importante no abusar de los gestos y evitar tocar con nerviosismo los papeles, el cabello y guardar las manos en los bolsillos, etc.; ya que estos movimientos pueden distraer a quienes estén escuchando el discurso o generar una imagen de inseguridad o titubeo.

6.1. La elocución

El tono de voz es muy importante para que el discurso no sea monótono. El primer recurso es la palabra y el segundo el silencio. Subir y bajar los tonos de voz, manejar los silencios para atraer la atención del público y utilizar sinónimos para enfatizar un concepto son elementos importantes que deben utilizarse y que ayudan a tener dominio sobre la audiencia. El empleo del silencio ayuda a transmitir un sentimiento de profundidad, reflexión o gravedad al discurso. Sin embargo, no debe de abusarse de este recursos ya que puede ser considerado por la Presidencia como una táctica dilatoria.

6.2. Las interpelaciones

De igual importancia es la forma en la que un orador responde a un cuestionamiento u objeción. Un buen discurso y la impresión que éste deja en los demás puede decrecer si la respuesta dada a una pregunta es insatisfactoria, confusa o evasiva.

Si la interpelación no es clara o se desvía del tema podrá ser reformulada poniéndola en su lugar, precisándola o remitiéndola al tema (siempre en forma cortés).

Un razonamiento puede ser rechazado de las siguientes formas:

Demostrando que esa clase de razonamiento es inaceptable o vicioso
Oponiendo otro razonamiento de igual o mayor fuerza
Aceptando su valor, pero argumentando su impertinencia
Ignorándolo, no cayendo en la insolencia
Mostrando el poco valor de los datos en que se basa
Denunciando que lo dicho es falso
Probando que la conclusión está mal inferida
Condenando la justificación
Demostrando que los conceptos comparados no tienen relación entre sí
El lenguaje corporal es de suma importancia al momento de recibir o contestar una interpelación. El cruzarse de brazos al momento de recibir los comentarios puede transmitir una actitud defensiva o descortés. Por el otro lado, al contestar dichos cuestionamientos, es conveniente mantener la vista sobre el delegado que haya llevado a cabo el cuestionamiento, pero teniendo contacto además con el resto del comité, a fin de prevenir la imagen de un dialogo bipartita y crear una imagen pública de confianza y honestidad.

6.3. El discurso

El discurso es la columna vertebral de una exposición ante cualquiera de los órganos de las Naciones Unidas. Su preparación debe ser pautada y estar estructurada de forma tal que las ideas fluyan de manera lógica.

La estructura de un discurso típico se divide en:

apertura
cuerpo
conclusión
La primera y última frase del discurso son fundamentales. Nunca debe subestimarse la claridad, la resonancia y el impacto de la primera frase, así como tampoco el desarrollo bien articulado de la conclusión.

En las asambleas, los delegados deben dirigirse siempre a la autoridad que preside, tanto para pronunciar el discurso como para formular mociones y responder interpelaciones. Se deben respetar las normas establecidas y los tiempos para hablar. Se debe tener en cuenta que el lenguaje apropiado para los debates formales difiere del informal.

No se debe olvidar que se está hablando en representación de un país. Es muy importante no cometer el error de utilizar términos tales como "yo creo", "yo pienso", "me parece que", etc.

Ejemplo de discurso

Inicio

7. Elaboración de Resoluciones

Los órganos de Naciones Unidas y sus respectivas comisiones utilizan las resoluciones como documentos para manifestar la posición política de sus miembros con respecto a un asunto internacional. Las resoluciones contienen recomendaciones a los Estados miembros o medidas a tomar en asuntos que afectan a la comunidad internacional.

Por medio de las resoluciones se toman decisiones o se da a conocer una preocupación acerca de una situación específica, o bien se ejerce presión al manifestarse en contra de alguna acción generada por un Estado miembro que pudiese ser un peligro para la comunidad internacional. Cabe recordar que los documentos de los órganos de Naciones Unidas no son jurídicamente obligatorios para sus Estados miembros, con la excepción de las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad, pero que tienen un importante peso moral.

En Naciones Unidas las resoluciones son elaboradas por los delegados de los países ante los órganos y las distintas Comisiones y Comités. En general, las resoluciones se debaten y se enmiendan y votan en las comisiones para luego ser presentadas en sesiones plenarias, en las cuales todos los Estados votan cada resolución.
Entre los proyectos de resolución presentados, el Comité Organizador seleccionará aquellos que considere oportunos y los entregará a las delegaciones para su análisis durante el transcurso del debate. El número de proyectos de resolución que se seleccionen será fijado por el Comité Organizador del Modelo.

Un proyecto de resolución debe contar, como mínimo, con el apoyo del 20% del número de delegaciones representadas en el respectivo órgano del Modelo, u otra cantidad si así lo determina la Presidencia. La búsqueda de países que apoyen un proyecto es una tarea complicada, ya que todas las delegaciones desean que sus intereses y propuestas queden expresadas en los proyectos. En este proceso las delegaciones demuestran su capacidad de negociación.

Cuando se está elaborando o avalando un proyecto de resolución debe tenerse en cuenta que el mismo sea claro, conciso y que cumpla con los requisitos formales (que serán explicados más adelante). Asimismo, los intereses de los Estados Miembros que avalaron el proyecto deben quedar reflejados en él. También debe considerarse que el proyecto de resolución es el resultado final de lo expuesto durante el desarrollo del debate general y de las intensas negociaciones llevadas a cabo durante las consultas oficiosas.

Una vez transcurrido el tiempo de presentación de los proyectos de resolución, la Mesa de Aprobación analizará los proyectos entregados y elegirá él o los proyectos que se debatirán basándose en:

1. El cumplimiento de requisitos establecidos
2. Contenidos
3. La concordancia con las posturas de las naciones que lo avalan y con las actividades y políticas de las Naciones Unidas
4. El apego al mandato propio del comité que se representa
5. La viabilidad de las propuestas
6. Los puntos abarcados por el tema a tratar
7. Su coherencia con la realidad
8. Evidencia de estudio, investigación, interpretación y creatividad
Nota: La Mesa de Aprobación, o sea las autoridades de la comisión u órgano en cuestión, será extremadamente exigente con el cumplimiento de los horarios fijados para la entrega de proyectos de resolución.
Una vez que el proyecto de resolución ha sido seleccionado se comienza el debate sobre éste (ver debate).

Interet

Pueden consultar nuestra Guía para la Elaboración del Proyecto de Resolución

Inicio
8. Jurado y Medidas Disciplinarias

Aunque se espera que el modelo se desarrolle en una atmósfera de amistad, cordialidad, cooperación y tolerancia, a veces pueden presentarse situaciones o actitudes que no corresponden a lo que se espera de un delegado o delegación digno de participar en un modelo de Naciones Unidas. Para efectos reglamentarios existen tres tipos de medidas disciplinarias.

Llamo de Atención: Es la menos severa de las tres medidas y puede ser ejecutada por cualquier Autoridad o integrante del Comité Organizador del Modelo: por el Presidente, desde la mesa, cuando las delegaciones se encuentran en el recinto del Órgano; por el Secretario General y el Adjunto en cualquier momento y en forma personal; por el Oficial de Conferencias cuando están en sesión o por los demás miembros de la Secretaría o Comité organizador. Toda Autoridad que realice un llamado de atención informará de ello al Presidente de la Comisión o del órgano correspondiente. Dos llamados de atención a un mismo individuo o delegación significarán un Apercibimiento.*
Apercibimiento: Corresponde al Secretario General o realizar un apercibimiento. En caso de ser autorizado, el Adjunto también podrá ejecutar esta medida disciplinaria. El apercibimiento no se realizará en forma personal (en privado), sino ante el Órgano o Comisión que corresponda (embajador, delegado o delegación entera).Dos apercibimientos, individuales o colectivos, significarán una Sanción. **
Sanción: Es dada únicamente por el Secretario General o su Adjunto, desde el estrado y en sesión formal ante el Órgano o Comisión que corresponda. Para ser aplicada requiere ser consultada con el Comité Organizador. Existen varios grados de sanciones. El primer grado es la permanencia en el Órgano o Comisión sin posibilidad de participación por tiempo a determinar por el Secretario General (no vota, no interpela ni presenta mociones). El segundo grado es la prohibición de ingreso al Órgano o Comisión por el tiempo que el Secretario considere oportuno. Se puede aplicar a un delegado o a la delegación completa. El último grado corresponde a la expulsión, individual o colectiva. Si se expulsa a un delegado o a la delegación completa, tendrán que abandonar el Modelo. El Comité Organizador se reserva el derecho de impedir la futura participación en Modelos Naciones Unidas a la institución educativa sancionada. ***
* Ejemplos de casos en los que se aplicarán los llamados de atención son: delegados conversando y/o molestando durante una sesión; delegados insultando; falta a la formalidad exigida en el trato con sus pares y/o Autoridades; pérdida de credenciales o destrucción del material de trabajo provisto por el Comité Organizador.

** Ejemplos en los que se aplicaran los apercibimientos : contactos con los docentes con intención de consultar estrategias, contenidos o procedimientos, durante la celebración de una sesión; reiteración de conductas impropias; falta a cualquier norma de comportamiento presentada en el Reglamento.

*** Ejemplos en los que se aplicarán sanciones: reiteración de conductas que merezcan apercibimientos y situaciones extremas tales como: violencia física, discriminación, daño a las instalaciones donde se desarrolla el Modelo o al lugar donde se hospedan; posesión, compra, consumo, y/o venta de drogas ilegales por parte de cualquier participante del Modelo; posesión de objetos peligrosos; y toda aquella situación que la merezca según el común acuerdo entre los Organizadores y las Autoridades del Modelo.

Pasos a seguir en caso de detección de faltas al Reglamento General de Modelos de Naciones Unidas:

Si una Autoridad, que no sea el Secretario General o el Secretario General Adjunto, cree que un delegado o una delegación han incurrido en una falta que exige tomar alguna medida disciplinaria severa (apercibimiento o sanción), se dirigirá con las pruebas o testigos necesarios al Secretario General Adjunto; éste tratará de clarificar los hechos para comunicarlos al Secretario General y tomar una determinación en conjunto. El Secretario General citará a su oficina al delegado o a la delegación (según corresponda) para escuchar su descargo, en presencia de las autoridades o integrantes del Comité que fueron testigos de la situación. Luego de escuchar a las partes decidirá si corresponde o no aplicar una medida disciplinaria. El objetivo de este procedimiento es evitar las arbitrariedades y la severidad excesiva frente a errores que los delegados cometen involuntariamente o por desconocimiento. Si se aplica una sanción o apercibimiento, el Secretario General junto con un integrante del Comité Organizador, informarán inmediatamente al docente a cargo antes de hacer pública la medida.

En el caso del llamado de atención el proceder es distinto: las autoridades de la mesa podrán determinar dicha medida cuando lo considere necesario durante el transcurso del debate. Cualquier autoridad o miembro del Comité Organizador deberá informar al Secretario General y/o Secretario General Adjunto una vez que hayan realizado el llamado de atención, de manera que éste sea registrado.

Inicio

9. Premiación y Papel del Jurado

Al evaluar a los diferentes delegados o delegaciones se fomentan actitudes de competencia que no corresponden al espíritu de los Modelos de Naciones Unidas. Muchas veces los participantes pueden sentirse cohibidos y vigilados constantemente, restando espontaneidad a su desempeño. No obstante, es natural que algunos Modelos deseen distinguir durante la ceremonia de clausura a aquellas delegaciones o delegados que hayan destacado por su buen desempeño en algún aspecto en particular.

En este caso se debería establecer con anticipación un jurado, compuesto de preferencia por alumnos que ya hayan participado en Modelos anteriores (3 como máximo) y que puedan mezclarse con los participantes y seguir de cerca todas las actividades del Modelo.

En caso de existir un jurado, su papel no debe definirse por la elección de ganadores o perdedores ya que se debe evitar fomentar alguna forma de competencia negativa entre los participantes.

¿Qué debería premiar un jurado?

En caso de existir, el jurado debería reconocer a los delegados y/o delegaciones:

Que se esfuercen por superar las expectativas de su desempeño;
Que demuestren haber comprendido una visión nueva y constructiva del mundo;
Que logren un buen manejo y uso del material puesto a su disposición y que hayan realizado una investigación completa y profunda de los temas a debatir;
Que muestren una postura coherente con la realidad del país que representan;
Que demuestren la habilidad necesaria para hacer compatibles la defensa de los intereses nacionales del país que representan con los principios contenidos en la Carta de Naciones Unidas;
Que respeten y cumplan los reglamentos y normas del Modelo.
Que manifiesten un espíritu de equipo, producto de una división eficaz y clara de las tareas al interior de cada Delegación considerando además que cada delegado debe ser capaz de asumir diferentes roles dentro de la Delegación en caso de ser necesario;
Que se interrelacionen con las demás delegaciones con respeto y espíritu de cooperación, fomentando el pluralismo y la democracia;
Que manejen las técnicas de negociación y fundamenten sus posiciones con razones sin tratar de imponer sus ideas;
Que generen resoluciones que logren la aprobación de la mayoría de los Estados.