regresar
 

Moderada y frágil la recuperación económica mundial

(22 de julio de 2010).- En el 2010 las entradas mundiales de inversión extranjera directa (IED) superarán los mil 200 millones de dólares, prevé la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés) en su Informe sobre las inversiones en el mundo 2010 (WIR10). Sin embargo, estas perspectivas están expuestas a diversos riesgos e incertidumbres, en particular la fragilidad de la recuperación económica mundial.

"Va a haber un proceso de recuperación, sin embargo va a ser con cierta cautela. Cierto crecimiento moderado. Va a depender del grado de recuperación de diferentes economías a nivel mundial y también va a depender del tipo de inversiones," declaró Gregorio Canales, consultor independiente, quien presentó en México el WIR10 en nombre de la UNCTAD.

Canales explicó que "la crisis ha traído cierta idea de protección hacia aspectos de la economía local, sin embargo no hay un riesgo en cuanto a que esta tendencia se dé hacia el ámbito de crear barreras de inversión". Lo anterior se muestra en el Informe, ya que la mayoría de los países continuaron liberalizando la inversión extranjera, pues de 102 medidas públicas relativas a la inversión, 71 estaban dirigidas a apoyar la liberalización de IED (70%). Al mismo tiempo que el 30% de las medidas buscan regular de manera más estricta la inversión extranjera, afectando a industrias extractivas; con el fin de promover la protección del medio ambiente, la reducción de la pobreza y cuestiones de seguridad nacional.

Asimismo, afirmó que los acuerdos internacionales de inversión (AII) están en rápida expansión y actualmente existen más de 5 mil 900, lo que supone la firma de 4 tratados por semana durante 2009.

Hacia una economía de bajo carbono

La edición 2010 del Informe hace un énfasis especial en la inversión en una economía de bajo carbono. En éste se señala que las empresas transnacionales (ETN) son parte del problema del cambio climático, pero también parte de la solución, debido a que son importantes emisoras de carbono, pero al mismo tiempo invierten en actividades de bajo carbono; además de contribuir en el desarrollo de tecnologías para energías limpias.

La UNCTAD estima que en 2009, las corrientes de IED de bajo carbono en los tres sectores industriales fundamentales para la reducción de carbono (energías renovables, reciclaje y manufacturación mediante tecnologías de bajo carbono) ascendieron a 90 mil millones de dólares. Aunque se estima que entre 2010 y 2015 se necesitarán 440 mil millones de dólares de inversiones recurrentes adicionales por año para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), al nivel necesario para cumplir el objetivo de 2°C mencionado en el Acuerdo de Copenhague.

Con lo anterior en mente, Claudia Schatán, representante de la Comisión Económica para América Látina y el Caribe (CEPAL), rescató que el WIR10 propone "alcanzar un acuerdo global para impulsar las inversiones necesarias de una economía baja en carbono, con un compromiso de las empresas transnacionales, los gobiernos y las entidades internacionales, para ayudar a una internacionalización exitosa de este esfuerzo."

América Latina se recupera

El consultor independiente, Gregorio Canales, mencionó que América Latina fue la región que cayó más, aunque también es en donde la recuperación se está dando de manera más fácil. Durante el año pasado los flujos de IED a América Latina y el Caribe descendieron a 117 mil millones de dólares (reducción del 36% con respecto a 2008), como resultado de descenso en la renta de IED en la región, que pasó de 94 mil millones de dólares en 2008 a 77 mil millones de dólares en 2009.

Brasil resultó el más afectado de la región, con una reducción de 42%, pero siguió siendo el principal receptor de inversión extranjera. El periodo de recuperación para la economía mexicana también inició "con un crecimiento en los flujos de inversión que muestra una tendencia favorable, sin embargo todavía queda algo por recuperarse, pero tenemos más escenarios positivos que negativos," señaló Victor O'farril, Director Ejecutivo de vinculación con inversionistas de ProMéxico.

De igual forma, las perspectivas de entrada de inversión extranjera para América Latina y el Caribe mejoraron en un 20% durante el primer trimestre de 2010 con relación al mismo periodo del año anterior. Al mismo tiempo que las empresas latinoamericanas, en particular las brasileñas y las mexicanas, se implantan fuera de la región, principalmente en economías desarrolladas.

pdf
Panorama general del Informe
526.7 KB
Tipo: Adobe Acrobat (PDF)
pdf
Intervención_Víctor_OFarrill.pdf
Tipo: Adobe Acrobat (PDF)