regresar
 

Derechos y participación política de las mujeres

El 17 de octubre se conmemoran 60 años desde la restitución del derecho al voto a las mujeres en México. En el marco de esa fecha, ONU Mujeres reconoce el aporte central de las mujeres a la democracia y al desarrollo sostenible y llama a sumar más esfuerzos para garantizar los derechos políticos de las mujeres.

img_voto.png

Si bien México ha logrado importantes avances en la participación política de las mujeres gracias a la efectiva aplicación de medidas afirmativas, la paridad no ha sido lograda. En la actualidad, la representación de mujeres en el Senado alcanza el 33 y en la Cámara de Diputados el 37. Sin embargo, la participación sigue siendo muy limitada en el ámbito local: apenas un 7% de las presidencias municipales. Actualmente, el porcentaje de Diputadas en las Cámaras locales representa el 24%.

La igualdad formal, la igualdad en las leyes se valora ampliamente. Pero también se necesita acelerar el ritmo para el logro de la igualdad sustantiva, la igualdad de resultados, con impulso de la paridad y medidas afirmativas para que la participación política de las mujeres sea plena e igualitaria.

Para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres es necesario que se apliquen todos los preceptos de la CEDAW en la agenda de desarrollo sostenible. Los Estados están obligados a hacer más; a poner todos los medios a su alcance, incluyendo mayores recursos económicos para lograr la igualdad de género, la igualdad de resultados en los hechos, igualdad sustantiva. Es necesario que impulsen acciones afirmativas a favor de mujeres y niñas que ayuden a eliminar las desigualdades estructurales, la discriminación y la violencia.

La plena participación y el liderazgo de las mujeres en pie de igualdad con los hombres ya no es una opción; es una necesidad urgente. ONU Mujeres, reconoce el aporte fundamental de las mujeres a la democracia y el desarrollo sostenible en México, y renueva su compromiso para trabajar con los tres órdenes y niveles de gobierno, los partidos políticos, los mecanismos de justicia electoral, la comunidad política, las organizaciones civiles y se suma a los esfuerzos y las voluntades para lograr la plena participación política y económica de las mujeres.