regresar
 

Según el informe de las Naciones Unidades, el crecimiento se acelerará en América Latina y el Caribe en 2014

América Latina y el Caribe acelerarán su crecimiento del 2,6% en 2013 hasta un 3,6% y 4,1% en los próximos dos años, de acuerdo con el informe de las Naciones Unidas titulado Situación y perspectivas de la economía mundial 2014 publicado hoy.

El informe atribuye el crecimiento positivo en 2014-2015 a unas políticas macroeconómicas acertadas, a la fuerte demanda interna y a la recuperación gradual de las economías desarrolladas. No obstante, recuerda que el crecimiento económico continúa dependiendo del crecimiento de otras economías, principalmente la zona del euro, los Estados Unidos de América y China, cuyo crecimiento se produce ahora mismo a un ritmo más lento que en años anteriores.

Además de los riesgos internos, los países de América Latina y el Caribe deben hacer frente a la alta volatilidad de las entradas de capital. El informe subraya que la región tendrá que coordinar las políticas fiscales, monetarias y cambiarias para preservar la estabilidad financiera y estimular el crecimiento económico.

En 2013, a pesar del crecimiento experimentado por la región, la expansión económica resultó dispar. Sudamérica se situó a la cabeza con un crecimiento del 3,2% del producto interno bruto (PIB) en 2013 frente a un 2,5% en 2012, debido a un repunte en la Argentina y el Brasil. Por el contrario, la actividad económica en México y Centroamérica parece haberse ralentizado hasta un 1,5% en 2013, frente al 4,0% en 2012, en parte debido a que la economía mexicana ha debido hacer frente a obstáculos estructurales y a que el crecimiento del PIB se frenó de forma importante hasta solo un 1,2%.

A pesar de estos reveses, las previsiones para los dos próximos años para México y Centroamérica son positivas según el informe. Las economías centroamericanas crecerán a un mayor ritmo y se beneficiarán en parte de las previsiones de unas tasas de crecimiento superiores para la economía estadounidense.

El Gobierno mexicano también ha anunciado una serie de reformas que deberían resolver algunas de las deficiencias estructurales existentes, por ejemplo en el sector de la energía, lo que podría estimular la inversión privada. Se prevé que la economía del país crezca un 4,0% en 2014 y un 4,2% en 2015.