regresar
 

México y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) mantienen una rica e intensa colaboración desde hace más de 65 años. México es hoy más influyente que nunca en la Organización, y tiene en su suelo más representaciones de la ONU que en ningún periodo anterior.

-1.png

El Marco de Cooperación de las Naciones Unidas para el Desarrollo sintetiza la planificación estratégica común de las Naciones Unidas en el país. Consiste en objetivos y estrategias comunes de cooperación, un marco de resultados y propuestas para el seguimiento y la evaluación.

México y la ONU mantienen una rica e intensa colaboración desde hace poco más de sesenta y cinco años. Hoy en día, el Sistema de las Naciones Unidas (SNU) en el país está conformado por veintitrés agencias que actúan en diferentes ámbitos del desarrollo. Una de sus prioridades de actuación ha sido promover una cooperación que apoye el robustecimiento tanto de las capacidades y fortalezas institucionales existentes en México, como la atención adecuada de los principales desafíos que el país todavía enfrenta en materia de desarrollo y principalmente en áreas geográficas concretas y en grupos de población específicos.

Este Marco Estratégico de Cooperación para el Desarrollo de las Naciones Unidas en México, es el segundo ejercicio de programación conjunta que se lleva a cabo en el país y cubre el periodo 2014-2019.

El mismo ha sido preparado bajo el liderazgo del Gobierno de México, siguiendo un proceso de consulta en el que participaron los organismos del SNU, representantes de instituciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil y la academia. Su enfoque es estratégico, más que operativo, en la medida que organiza de manera innovadora y simplificada el trabajo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con México, manteniendo una focalización en resultados de país.

La preparación e implementación del Marco de Cooperación en un país de ingreso medio alto como México, presenta retos y oportunidades singulares. Los retos tienen que ver con la evolución del SNU hacia un nuevo paradigma de colaboración en un país de desarrollo dinámico y de importancia creciente en el escenario mundial y regional. Las oportunidades incluyen la construcción de una visión colectiva del papel de la ONU en México, basada en la focalización temática de sus actividades y en la atención de las prioridades del país de manera articulada y coherente.

En ese sentido, este Marco de Cooperación tiene dos grandes referentes: por un lado las resoluciones y lineamientos de la Secretaría General de las Naciones Unidas relativas a la forma de articular un nuevo modelo de cooperación y alianza que responda de manera específica a los desafíos de desarrollo de países de renta media. Por otro lado, las grandes prioridades de desarrollo establecidas por el gobierno de México. De ese modo, al amparo de uno y otro referente, se procura la construcción de un modelo de interacción que permita al SNU hacer uso de sus ventajas comparativas y apoyar los esfuerzos mexicanos para alcanzar los compromisos de desarrollo, de eliminación de los obstáculos para la igualdad y de derechos humanos asumidos en el plano interno e internacional, con objeto de ratificar la responsabilidad de México a nivel global.