regresar
 

Adaptarse a las transformaciones estructurales en la economía mundial requiere cambios de gran envergadura en las políticas económicas

Fundada en 1964, UNCTAD promueve la integración favorable de los países en desarrollo en la economía mundial. UNCTAD ha evolucionado progresivamente en una institución basada en el conocimiento autoritario, cuyo trabajo tiene como objetivo ayudar a los debates políticos actuales y al pensamiento sobre el desarrollo, con especial atención en garantizar que las políticas nacionales y la acción internacional se apoyen mutuamente en el logro de un desarrollo sostenible.

El informe sobre el Comercio y el Desarrollo 2013, subtitulado "Adaptación a la dinámica cambiante de la economía mundial", advierte de que la prolongada aminoración del crecimiento de los países desarrollados supondrá asimismo una reducción duradera del crecimiento de sus importaciones. Las economías en desarrollo y en transición pueden compensar el consiguiente déficit de crecimiento mediante políticas macroeconómicas anticíclicas durante cierto tiempo, según el estudio. Sin embargo, a largo plazo, los responsables de las políticas tendrán que reconsiderar las estrategias de desarrollo que conlleven una dependencia excesiva de las exportaciones. Según el Informe, las estrategias de desarrollo deben, por el contrario, dar más importancia a la influencia de los salarios y el sector público en el proceso de desarrollo.

Las economías en desarrollo y en transición pueden compensar el consiguiente déficit de crecimiento mediante políticas macroeconómicas anticíclicas durante cierto tiempo, según se menciona en el Informe.

El 12 de septiembre de 2013 fue presentado el informe, en la Ciudad de México, donde se contó con la presencia de:

  • Alex Izurieta, Economista Senior de UNCTAD y presentador del informe
  • Francisco Lelo de Larrea, CEESP
  • Juan Carlos Moreno, Oficial a cargo de CEPAL