regresar
 

En este Día Mundial de la Población, comprometámonos a apoyar a las adolescentes para que puedan hacer realidad su potencial y contribuir a nuestro futuro común

Cada año, el Día Mundial de la Población destaca la urgencia e importancia de atender diversas cuestiones de población y desarrollo, salud sexual y reproductiva, género, entre otras. A raíz del interés generado el 11 de julio de 1987, cuando se celebró el Día de los 5 mil millones de habitantes, la Asamblea General recomendó establecer anualmente el 11 de julio como Día Mundial de la Población.

portada1_1.png

Las adolescentes y jóvenes conforman el presente y el futuro de la humanidad. Cuando están dotadas de las necesarias aptitudes y disponen de las debidas oportunidades, pueden contribuir efectivamente al desarrollo, primeramente al individual y, posteriormente, al de sus familias y comunidades. Es preciso proteger sus derechos, su salud, su educación y generar las condiciones necesarias para que puedan desarrollar plenamente su potencial, todo lo cual debe incluirse en la nueva Agenda para el Desarrollo después de 2015 (fecha en la que termina el plazo establecido para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio) para que en verdad exista un desarrollo justo, equitativo y en apego a los compromisos internacionales que las naciones han suscrito.

El empoderamiento de las niñas, adolescentes y jóvenes es clave para romper el ciclo de discriminación y violencia al que se encuentran sujetas por las desigualdades de género que aún persisten, así como para promover y proteger el goce pleno y efectivo de sus derechos humanos y su pleno desarrollo.

Es así que en el año 2013 el tema del Día Mundial de la Población se ha centrado en: "Embarazo en la adolescencia".

En este marco, el 10 de julio se llevó a cabo una conferencia de prensa en la que se tocaron temas y cifras tales como:

• En América Latina y el Caribe, el 25 por ciento de las mujeres se convierten en madres antes de cumplir los 20 años de edad.

• Las probabilidades de que las adolescentes mueran debido al embarazo o el parto son dos veces mayores que las de una mujer que se encuentra entre los 20 y 30 años de
edad. Para las menores de 15 años, los riesgos son cinco veces mayores.

• En México, de acuerdo con los datos de Censo de 2010, siete de cada diez mujeres de 15 años o más, tuvieron al menos un hijo nacido vivo. Del total de mujeres de 15 a 19 años, el 12.4% han tenido descendencia, a diferencia del 57.2% de las jóvenes de 20 a 29 años de edad.

En la conferencia participaron:

Alfonso Sandoval Arriaga, Representante Adjunto del Fondo de Población de las Naciones Unidas en México (UNFPA)
Jesús Zimbrón, Director General Adjunto de la Secretaría General de Consejo Nacional de Población (CONAPO) (Presentación )
Ricardo García Cavazos, Director General Adjunto del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR)
Claudio Stern, Profesor, Investigador de El Colegio de México
Cecilia García Ruíz, Oficial de Programas de Género de ESPOLEA

Si dedicamos atención y recursos a la educación, la salud y el bienestar de las adolescentes, éstas se transformarán en una fuerza aún más poderosa para el cambio positivo de la sociedad, que tendrá efectos en las generaciones venideras.

En este Día Mundial de la Población, comprometámonos a apoyar a las adolescentes para que puedan hacer realidad su potencial y contribuir a nuestro futuro común.

Temas de Interés :

My World

Mil días para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio