regresar
 

El respeto a la orientación sexual e identidad de género es parte fundamental de la libertad y dignidad de las personas

Todos los días, alrededor del mundo, muchas personas sufren discriminación, agresiones e incluso ataques físicos, solo por el hecho de ser (o aparentar ser) homosexual, lesbiana, bisexual o transgénero. En la actualidad en más de 70 países, las relaciones homosexuales entre hombres adultos son ilegales e incluso llegan a castigarse con la pena de muerte.

05-17-2013homophobia.jpg

¿Qué es la homofobia y la transfobia?

La homofobia es un temor, un odio o una aversión irracional hacia las personas lesbianas, gay o bisexual; la transfobia denota un temor, un odio o una aversión irracional hacia las personas transgénero. Dado que el término "homofobia" es ampliamente conocido, a veces se emplea de manera global para referirse al temor, el odio y la aversión hacia las personas LGBT en general.

¿Qué significa "LGBT"?

"LGBT" es la sigla que representa a las personas "lesbianas, gay, bisexuales y transgénero". Si bien esos términos tienen una resonancia mundial cada vez mayor, en diferentes culturas pueden utilizarse otros términos para describir a las personas del mismo sexo que tienen relaciones sexuales y a las que exhiben identidades de género no binarias (como los hijra, meti, lala, skesana, motsoalle, mithli, kuchu, kawein, travesti, muxé, fa'afafine, fakaleiti, hamjensgara y Two-Spirit). En un contexto de derechos humanos, las personas lesbianas, gay, bisexuales y transgénero encaran problemas tanto comunes como distintos. Las personas intersexuales (las que nacen con características sexuales atípicas) padecen muchos de los mismos tipos de violación de sus derechos humanos como las personas LGBT, como se señala más adelante.

¿A qué clase de violaciones de los derechos humanos están expuestas las personas LGBT?

Las personas LGBT de todas las edades en todas partes del mundo padecen violaciones de sus derechos humanos. Son agredidas físicamente, secuestradas, violadas y asesinadas. En más de un tercio de los países del mundo se puede arrestar y encarcelar a las personas (y en al menos cinco países ejecutarlas) por tener relaciones sexuales privadas y consentidas con personas del mismo sexo. A menudo los Estados no alcanzan a proteger debidamente a las personas LGBT contra el trato discriminatorio en la esfera privada, en particular en el lugar de trabajo, la vivienda y la atención de la salud. Los niños y adolescentes LGBT son objeto de intimidación en la escuela y pueden llegar a ser expulsados de sus hogares por sus padres, internados por la fuerza en instituciones psiquiátricas u obligados a contraer matrimonio. A las personas transgénero se les suele denegar documentos de identidad que reflejen su género preferido, sin los cuales no pueden trabajar, viajar, abrir una cuenta bancaria o acceder a los servicios. Los niños intersexuales pueden ser sometidos a intervenciones quirúrgicas y de otro tipo sin su consentimiento informado ni el de sus padres, y como adultos también son vulnerables a la violencia y la discriminación.

05-17-unaids-homophobia.jpgEn un clima de discriminación resulta muy difícil que prosperen iniciativas a favor la equidad, el desarrollo humano y específicamente en materia del VIH/sida, es difícil que prosperen los programas de prevención y atención.

La penalización de la homosexualidad promueve la violación de los derechos humanos, la discriminación y la clandestinidad, exponiendo a las personas a ataques violentos en incluso a la muerte. Este es un año crucial para refrendar el compromiso de los países para alcanzar las metas de acceso universal y la homofobia y la discriminación basada en orientación sexual e identidad de género, constituye uno de los principales obstáculos para el logro de estas metas.

El Grupo Temático de ONUSIDA en México, hace un llamado a las personas, a la sociedad civil, al sector académico y al gobierno a caminar juntos en el sendero de la tolerancia, apoyando leyes que no criminalicen la orientación sexual distinta a la heterosexual, y promuevan leyes que protejan de la violencia y la discriminación y que garanticen el ejercicio de sus derechos y el acceso a la justicia.