regresar
 

Campaña

El auge del comercio ilegal de productos de la vida silvestre está erosionando la preciosa biodiversidad de la Tierra, robándonos nuestro patrimonio natural y llevando a especies enteras al borde de la extinción. La matanza y el contrabando también están socavando las economías y los ecosistemas, impulsando el crimen organizado y alimentando la corrupción y la inseguridad en todo el mundo.

Enormes esfuerzos por combatir el tráfico ilícito, incluyendo políticas más fuertes, campañas de sensibilización e inversiones en la conservación comunitaria y en la aplicación de la ley; han resultado exitosas. Sin embargo, muchas especies permanecen en situación de riesgo y se necesitará un esfuerzo dedicado y sostenido de cada uno de nosotros para cambiar este rumbo.

¿Cómo podemos hacerlo? Un mayor número de personas tiene que entender el daño que este negocio ilícito le está haciendo a nuestro medio ambiente y medios de vida, a las comunidades y a nuestra seguridad. Debemos cambiar nuestros hábitos y comportamientos de modo que la demanda de productos silvestres ilegales disminuya. Una mayor concientización y acción empujará a los gobiernos y a los organismos internacionales a introducir y a aplicar leyes más duras y a combatir a aquellos que aún estén dispuestos a romperlas.

De esta forma diversas figuras públicas se han sumado a la campaña que impulsa la ONU para poner de relieve los peligros del tráfico ilegal de la vida silvestre. La campaña #FerozPorLaVida (#WildForLife) busca prevenir y llamar la atención sobre este ilícito.

wildforlife.jpg

La modelo Gisele Bündchen, el actor Ian Somerhalder y el futbolista marfileño Yaya Touré son algunos de los personajes que se han sumado como rostros principales en el esfuerzo por crear consciencia sobre el problema que representa la caza de de especies silvestres.

Gisele_es.jpgIanSomerhalder_es.jpg

YayaToure_es.jpg