regresar
 

El Secretario General es el símbolo de los ideales de las Naciones Unidas y el portavoz de los intereses de los pueblos del mundo

Diplomático y abogado, funcionario y jefe ejecutivo a partes iguales, el Secretario General es el símbolo de los ideales de las Naciones Unidas y el portavoz de los intereses de los pueblos del mundo, en particular los pobres y vulnerables. El actual Secretario General de las Naciones Unidas, octavo ocupante del cargo, es el Sr. Ban Ki-moon, de la República de Corea, que tomó posesión el 1 ° de enero de 2007.

ban_foto.png

De acuerdo con lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas, el Secretario General es el «más alto funcionario administrativo» de la Organización y como tal, desempeñará «las demás funciones que le encomienden» el Consejo de Seguridad, la Asamblea General, el Consejo Económico y Social y otros órganos de las ONU. Dicho documento autoriza también al Secretario General a «llamar la atención del Consejo de Seguridad hacia cualquier asunto que en su opinión pueda poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales». Estas directrices demarcan los poderes del cargo, a la vez que le confieren un extraordinario y amplio campo de acción. El Secretario General fracasaría si no tuviera debidamente en cuenta las preocupaciones de los Estados Miembros, pero a la vez debe sostener los valores y la autoridad moral de las Naciones Unidas, así como hablar y actuar en favor de la paz, incluso en ciertas ocasiones, al riesgo de desafiar o contradecir a los mismos Estados Miembros.

En su labor cotidiana, el Secretario General asiste a reuniones de los órganos de las Naciones Unidas, consultas con dirigentes mundiales, funcionarios gubernamentales y otras personas, además de hacer viajes por todo el mundo para mantenerse en contacto con los pueblos de los Estados Miembrose informarse de todas las cuestiones de interés internacional que están inscritas en el programa de la Organización. Cada año, el Secretario General publica una memoria sobre la labor de la Organización en la que evalúa sus actividades y esboza las prioridades futuras. El Secretario General también funge como Presidente de la Junta de los jefes ejecutivos del sistema de las Naciones Unidas para la coordinación (CEB por sus siglas en inglés), que reúne a los jefes ejecutivos de todos los fondos, programas y organismos especializados de la ONU dos veces al año para la coordinación y la cooperación en toda la gama de las cuestiones sustantivas y de gestión que enfrenta el sistema de las Naciones Unidas.

Una de las funciones más vitales que desempeña el Secretario General es la utilización de sus «buenos oficios», es decir, la adopción de medidas, en público y en privado, basadas en su independencia, imparcialidad e integridad, para evitar que surjan, aumenten o se extiendan las controversias internacionales.