regresar
 

Agua y energía

El agua y la energía están estrechamente relacionados entre sí y son interdependientes. La generación y transmisión de energía requiere de la utilización de los recursos hídricos, en particular para las fuentes de energía hidroeléctricas, nucleares y térmicas. Por el contrario, aproximadamente el 8% de la generación de energía global se utiliza para la extracción, el tratamiento y el transporte de agua a varios consumidores.

En el año 2014, la Organización de las Naciones Unidas - en estrecha colaboración con sus Estados miembros y otras partes interesadas - hacen énfasis en el nexo agua-energía, abordando el tema de las desigualdades, especialmente para una gran parte de la población que vive en barrios marginales y zonas rurales empobrecidas sin acceso al agua potable, al saneamiento adecuado, alimentos suficientes y los servicios energéticos.

También tiene como objetivo facilitar el desarrollo de políticas y marcos transversales de políticas que tengan por objetivo la seguridad energética y el uso sostenible del agua en lo que se conoce como "economía verde" o "energía sustentable". Se prestará especial atención a la identificación de las mejores prácticas para el uso del agua y la eficiencia energética, para hacer que la llamada "industria verde" sea una realidad.

El Día Mundial del Agua de 2014 marca un hito para el agua y la energía para los que abogan por la sensibilización y el cambio en torno a este tema, así como los 768 millones de personas que no tienen acceso a una fuente mejorada de agua, sin olvidar a los 1.300 millones de personas que no tienen acceso a la electricidad. Este año, el Día Mundial del Agua pone en valor las interrelaciones entre el agua y la energía en un mundo donde la población mundial necesitará un 35% más de alimento, un 40% más de agua y un 50% más de energía para el 2030.

Como parte de las celebraciones del Día, ONU-Agua anunciará el 21 de marzo de 2014 a las/los ganadores de la edición 2014 del premio de ONU-Agua a las mejores prácticas "El agua, fuente de vida", que reconoce el compromiso y los éxitos de proyectos sobre el terreno en el campo del agua.

En este mismo día también se contempla el lanzamiento de la edición 2014 del Informe de Naciones Unidas sobre el desarrollo de los recursos hídricos en el mundo, un destacado documento de ONU-Agua cuya periodicidad será anual. El informe destaca la necesidad de políticas y marcos regulatorios que reconozcan e integren el agua y la energía conjuntamente. El informe también destaca las conexiones entre el agua y la energía, como el hecho de que la sequía reduce la producción energética y que aproximadamente un 75% del uso de agua por la industria va destinado a la producción de energía.