Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Día Mundial del Agua

fisherman_nepal_71016.jpg

El agua: aliado estratégico del hombre
ó
El agua como pieza clave en el desarrollo futuro

Es vital e imprescindible para el progreso de la vida tal y como la conocemos. Sin embargo, es finita. Es por ello que frente al crecimiento de la población a nivel mundial, garantizar su cuidado y uso sostenible, invertir en mejores infraestructuras hídricas, empoderar a los pequeños productores, entre otros, son tareas y responsabilidades de los ciudadanos y Gobiernos de las naciones del mundo.

Desde 1993, cada 22 de marzo se celebra el día Mundial del Agua. Este año, la fecha se enmarca bajo el lema "El agua y la seguridad alimentaria" con el objetivo de generar conciencia sobre el uso sostenible que debe darse a este recurso natural frente al crecimiento de la población mundial, que en el mediano y largo plazo exigirá una producción de alimentos mayor.

En el mensaje de Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, con el motivo de la celebración de esta fecha, reflexionó sobre la estrecha relación que tiene el agua con la agricultura.

Hoy, en diversas partes del mundo, la escasez del vital líquido junto a los diversos fenómenos potenciados por el cambio climático, están reduciendo las tasas de aumento de la producción agrícola, sobre todo en los países de bajos ingresos. Esto se traduce directamente en la disminución de alimentos y al mismo tiempo golpea el compromiso prioritario de fomentar la nutrición y terminar con el hambre de los programas del G-8 Y G-20.

Por tanto, el Secretario General aseguró que "a fin de garantizar la seguridad alimentaria e hídrica para todos, se requerirá la plena participación de todos los sectores y agentes. Será necesario transferir tecnologías hídricas apropiadas, empoderar a los pequeños productores de alimentos y conservar los servicios esenciales de los ecosistemas".

Asimismo, enfatizó en que esta desafiante realidad no solo agrava los antiguos problemas de seguridad, sino también dificulta la consecución de los derechos fundamentales a la alimentación, agua y saneamiento. Por tanto, "se requerirán políticas que promuevan los derechos al agua para todos, una mayor capacidad reguladora y la igualdad entre los géneros", agregó.

Una oportunidad para el futuro

Con el objetivo de potenciar este tema, la ONU le dedicó un decenio internacional desde 2005 hasta 2015. Bajo el lema "El agua fuente de vida", la Organización busca disminuir las alarmantes cifras sobre la mortalidad que existe por enfermedades relacionadas con el abastecimiento, saneamiento e higiene adecuada del agua.

Si a lo anterior sumamos la escasez, baja calidad y desastres naturales como inundaciones, tormentas tropicales y tsunamis, las consecuencias se traducen no solo en el sufrimiento de millones de personas sino también en el perjuicio de la seguridad alimentaria.

Es por ello que el desafío del decenio se concentra en dirigir la atención hacia políticas y actividades que permiten la gestión sostenible de los recursos hídricos en el largo plazo. Además de promover los esfuerzos para alcanzar los compromisos internacionales adquiridos con este líquido vital.

Asimismo, Ban Ki-moon invitó a que se mire la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), como una oportunidad para establecer las conexiones necesarias entre seguridad hídrica y seguridad alimentaria y nutricional, sin perder de vista la economía verde. Sólo de esta forma "el agua contribuirá decisivamente a crear el futuro que queremos".

Consulta el Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con Motivo de la Conmemoración del Día Mundial del Agua aquí