Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas

El personal de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas presta servicios en algunas de las situaciones más difíciles y peligrosas del mundo. Es mucho lo que puede ocurrir y lo que ocurre en un año en el ámbito del mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas.

Cuando surge un conflicto, siempre hay vidas en peligro. Los civiles tienen que abandonar por la fuerza sus casas para huir a calles llenas de delincuentes y a zonas rurales. Los tribunales, frecuentemente frágiles antes del conflicto, dejan de funcionar en conjunto. Los prisioneros se escapan, aumentando el caos. Hay armas por todas partes y nadie se siente seguro. En lugar de estar gobernadas por la ley, las sociedades se sumergen en la anarquía. Las injusticias que se producen son demasiadas para contarlas, y demasiado graves como para ignorarlas.

1.jpg

La implementación de una misión de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas puede ofrecer la esperanza de una transición del caos a la calma. Pero para que enraice una verdadera seguridad, los encargados del mantenimiento de la paz deben hacer algo más que desarmar a los combatientes y dividir a las partes en guerra. Deben fortalecer las instituciones responsables de la seguridad y la justicia: policía, tribunales e instituciones penales; con total respeto al estado de derecho y los derechos humanos.

Con más frecuencia de la deseada, en las sociedades posteriores a los conflictos, donde ha colapsado el estado de derecho, se arresta a los civiles, que pasan años detenidos en condiciones inhumanas, sin ser juzgados nunca.

El mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas trabaja en todos los frentes para reparar estas injusticias y el estado de derecho.

Para reformar la política local, Naciones Unidas envía a oficiales de policía altamente cualificados de todo el mundo para ofrecer formación, controlar el rendimiento de la política local y ayudar a restructurar las fuerzas de policía nacionales y locales. Aunque la Policía de las Naciones Unidas es menos popular que sus homólogos militares, su servicio a las Naciones Unidades es igualmente importante, y cada vez crece más en número: en la actualidad están trabajando más de 14.000 oficiales en misiones de mantenimiento de paz o misiones políticas especiales en todo el mundo.

7.jpg

Además de controladores de policía desarmados, las Naciones Unidas también despliega Unidades de Policía Constituida (FPU) de 140 miembros que ayudan a unir el hueco entre los componentes militares armados de las Naciones Unidas y sus observadores de policía no armados. Estas FPU juegan un papel importante en el control de multitudes, protección de fuerzas y otras operaciones de alto riesgo. En algunos casos, cuando las autoridades Estatales están prácticamente disueltas, la Policía de las Naciones Unidas recibe poderes ejecutivos que le permite arrestar y detener a los delincuentes.

Pero crear fuerzas de policía en las que confíe la población local y que respeten los derechos humanos no consigue, en sí, que el estado de derecho gobierne la sociedad. Para conseguirlo, es necesario mejorar los tribunales civiles y militares y los sistemas de corrección, frecuentemente disfuncionales. Por ello es que las Naciones Unidas proporciona formación y asesora al personal, mientras que ayuda a reconstruir juzgados y prisiones.

Destacando la importancia que la Secretaría General y los Estados Miembros han otorgado a estos temas, se ha establecido la Oficina de Fomento del Estado de Derecho y de las Instituciones de Seguridad dentro del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz en 2007. Su función es fortalecer, coordinar e integrar las actividades del departamento en áreas de política, justicia, correcciones, actividades relativas a las minas, desarme, desmovilización y reintegración de excombatientes y reforma del sector de la seguridad. Trabaja en conjunto con los Estados Miembros de Naciones Unidas para asegurar que los mandatos de mantenimiento de paz dirijan el reestablecimiento del estado de derecho de una manera holística, asegurando que se envía al personal necesario a las operaciones de campo.

El mantenimiento de la paz en el siglo XXI trabaja para crear las bases para una creación de instituciones de larga duración, posibilitando el desarrollo de una cultura de estado de derecho.

Noticia: http://www.cinu.mx/noticias/mundial/onu-rinde-homenaje-al-personal/