Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Día Internacional de la Familia

Mensaje de Secretario General

Captura de pantalla 2016-03-29 a.png

Antecedentes

El Año Internacional de la Familia fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en virtud de la resolución 44/82 de 9 de diciembre de 1989 y al hacerlo, decidió que los principales actos para la observancia de esta celebración deberían concentrarse a todos los niveles, local, regional y nacional, con el apoyo del sistema de las Naciones Unidas.

La Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas fue designada como el órgano preparatorio y el Consejo Económico y Social como el órgano de coordinación.

families_2015.jpg

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó El Año Internacional de la Familia 1994, decide también que, a partir de 1994 el 15 de mayo de cada año se celebre el Día Internacional de la Familia. Esta fecha es la ocasión propicia para promover la concienciación y un mejor conocimiento de los procesos sociales, económicos y demográficos que afectan a este importante núcleo de la sociedad.

En 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó El Día Internacional de la Familia (A/RES/47/237 Documento PDF), que se observa cada año el día 15 de mayo. Esta fecha es la ocasión propicia para promover la concienciación y un mejor conocimiento de los procesos sociales, económicos y demográficos que afectan a este importante núcleo de la sociedad.0

families_2016.jpg

Lema de 2016: Las familias, una vida sana y un futuro sostenible

El tema de la celebración del Día Internacional de este año se centra en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

Los objetivos principales de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se centran en poner fin a la pobreza, promover la prosperidad económica equitativa, el desarrollo social y el bienestar de las personas protegiendo al mismo tiempo el medio ambiente. Las familias permanecen en el centro de la vida social para garantizar el bienestar de sus miembros, como su educación y cuidado.

En particular, las políticas orientadas a la familia pueden contribuir a la consecución de los primeros cinco objetivos de desarrollo sostenible en relación con la eliminación de la pobreza y el hambre; garantizar una vida saludable y la promoción del bienestar para todas las edades; asegurar oportunidades de educación durante toda la vida y el logro de la igualdad de género.