regresar
boletin onu

Alicia Bárcena: la región está ante una encrucijada que abre la opción de un cambio estructural progresivo

Foto cortesía de Centro de Noticias de Naciones Unidas
barcena_alicia.jpg

(8 de septiembre de 2016).- América Latina y el Caribe atraviesa un difícil momento económico, político y social pero tiene la oportunidad de cambiar la trayectoria de su desarrollo hacia un crecimiento más inclusivo, con patrones de inversión y consumo más sostenibles. Así lo señaló hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, durante la XX Conferencia Anual de CAF - Banco de Desarrollo de América Latina.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas agregó que es necesario que la macroeconomía amplíe su caja de herramientas hacia políticas fiscales que incluyan mayor foco en la evasión y elusión fiscal, que en la región representa un 6,7% del producto interno bruto (PIB) regional. Asimismo, indicó que el mundo requiere un gran impulso que parta de la expansión coordinada de la demanda externa, donde debe haber mayores estímulos financieros y monetarios para reactivar sus economías.

"En este contexto, se debe propiciar también un gran impulso ambiental que difunda la tecnología en todos los niveles de la economía y la sociedad", declaró Bárcena, quien fue una de las oradoras principales en el panel ¿Se encuentra América Latina en un punto de inflexión?: Desafíos de desarrollo hacia el futuro, realizado en Washington en el marco del encuentro de CAF.

En la ocasión, Bárcena insistió también en la importancia que la región se suba a los procesos de convergencia tecnológica que se están dando en el mundo para reactivar la producción y asuma con entusiasmo el desafío de impulsar un cambio estructural progresivo, con la sostenibilidad y la igualdad como ejes centrales.

"América Latina y el Caribe participa activamente de la tecnología del consumo, pero no de la producción. Nuestro imperativo es incorporarnos como actores y no como espectadores a la cuarta revolución industrial que estamos viviendo", indicó Bárcena en el encuentro que estuvo moderado por Enrique García, Presidente de CAF, y que contó también con la participación de Enrique V. Iglesias, ex Secretario General Iberoamericano, Augusto de la Torre, Economista Jefe para América Latina y el Caribe del Banco Mundial, Alejandro Werner, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), y Alejandro Foxley, Presidente y Director Ejecutivo de la Corporación de Estudios para Latinoamérica (CIEPLAN) y ex Ministro de Hacienda de Chile.

En su intervención, Alicia Bárcena destacó que frente a los grandes cambios tectónicos que vive el mundo, como la irrupción de China en la economía y la ola de innovación tecnológica, la región necesita mejorar su inserción internacional. Recordó que el estilo dominante de desarrollo no es sostenible y que se requiere un cambio de paradigma a partir de un gran impulso ambiental, expresado en una nueva industrialización con base en la sostenibilidad, que nos permita enfrentar "la mayor falla de mercado de todos los tiempos": el cambio climático.

También hizo hincapié en la necesidad de abordar la creciente desigualdad de nuestras sociedades, sobre todo desde el punto de vista de la concentración de la riqueza. "Tal como lo hemos dicho en nuestro documento Horizontes 2030: la igualdad en el centro del desarrollo sostenible, la desigualdad sigue siendo un problema crítico en nuestra región", indicó la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

Bárcena enfatizó que existe espacio en América Latina para avanzar en temas como la evasión fiscal. "En la región ha habido reformas importantes en los últimos años, especialmente en temas fiscales: 15 países ya han hecho cambios y aumentaron de manera progresiva el impuesto a la renta. Pero existe aún un espacio para lograr que el mundo corporativo regrese muchas de las ganancias que se ha llevado", dijo.

Con respecto a la pobreza, la funcionaria señaló que la región llegó a una meseta y se ha estancado en el combate a este flagelo, que se mantiene en el 28% de la población. Agregó que todos los países se han comprometido que para 2030 eliminarán la pobreza extrema, pero enfatizó que esto debe hacerse sin perder de vista que se requiere crecer para igualar, pero también igualar para crecer.

En este sentido destacó la importancia de lograr una mayor igualdad de género. "En la CEPAL hemos insistido en la autonomía económica de las mujeres: la pobreza bajaría entre 1 y 10 puntos según el país si las mujeres tuvieran el mismo ingreso y oportunidades que los hombres", declaró.

Con respecto a la integración, Bárcena precisó que ésta necesita una nueva generación de políticas. "Aquí hay dos tareas: crear un mercado regional digital, para subirnos al 4G, y buscar coaliciones, nuevos pactos con la sociedad. Para ello hay que cambiar la conversación con el sector privado", resaltó.

Más información en CEPAL.

Para consultas, contactar a la Unidad de Información Pública de la CEPAL.

Correo electrónico: prensa@cepal.org; teléfono: (56) 22210 2040.