regresar
boletin onu

"Cada minuto cuenta" alertan expertos de la ONU en el Día de las Víctimas de Desapariciones Forzadas

portada-DDFF-400x138.jpg

Dos grupos de expertos de las Naciones Unidas sobre desapariciones forzadas exhortaron a los Estados en todo el mundo a prevenir y a erradicar las desapariciones forzadas, incluidas las desapariciones forzadas de corto plazo, y a asegurar que los familiares de las personas privadas de la libertad sean informados de manera rápida y precisa sobre su detención.

En una declaración previa al Día internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, el Comité contra las Desapariciones Forzadas y el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias también expresaron su preocupación ante alegaciones de intimidación y represalias en contra de víctimas de desapariciones forzadas y de quienes denuncian estos casos.

"No hay límite de tiempo, no importa cuán corto, para que se produzca una desaparición forzada. Cada minuto cuenta cuando una persona es puesta fuera de la protección de la ley. Y cuando una persona ha desaparecido, cada minuto de angustia que pasan sus familiares sin noticias de ella, es demasiado.

Se han recibido informes y denuncias de personas que son detenidas brevemente por autoridades estatales, quienes luego se niegan a reconocer su detención, y no les permiten ponerse en contacto con sus familiares o con sus abogados, privándoles temporalmente de cualquier tipo de protección legal.

En estas circunstancias, no importa cuál sea su duración, estas detenciones equivalen a desapariciones forzadas, por las que los Estados involucrados son ​​responsables internacionalmente.

Los Estados tienen la obligación de revelar el paradero de las personas que se encuentran privadas de la libertad; de mantenerlas en lugares de detención oficialmente reconocidos; y de proporcionar información sobre su detención, de manera rápida y precisa, a su familia, a sus abogados, o a otras personas con un interés legítimo.

Los familiares de las personas desaparecidas tienen derecho a conocer la verdad sobre la suerte y el paradero de sus seres queridos.

Desafortunadamente, su reclamo por la verdad y la justicia a menudo da lugar a intimidación y a represalias. Hemos recibido informes preocupantes de actos de represalias contra familiares, testigos y personas defensoras de derechos humanos quienes denuncian casos de desapariciones forzadas a las autoridades, o los traen a la atención del Grupo de Trabajo o del Comité.

Al conmemorar el Día Internacional de las Víctimas de la Desaparición Forzada, alentamos a todas las víctimas y a sus familiares a continuar interactuando con los mecanismos de derechos humanos de la ONU* y a hacer uso de los recursos disponibles contra cualquier forma de intimidación o represalia. Éstos incluyen las Directrices de San José contra la intimidación y las represalias, adoptadas por los órganos de tratados, así como el Marco de acción frente a actos de intimidación y represalias, adoptado por los titulares de mandatos de procedimientos especiales para fortalecer su capacidad de proporcionar una respuesta sistemática y coordinada ante este fenómeno.

También reiteramos nuestro llamado a todos los Estados a ratificar o adherirse a la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, como un primer paso fundamental hacia la prevención, y la eliminación definitiva, de la inaceptable práctica de las desapariciones forzadas".

Cómo presentar acciones urgentes

Al Comité contra las Desapariciones Forzadas

Al Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias

Marco de acción de los procedimientos especiales frente a actos de intimidación y represalias

Mensaje emitido por el Alto Comisionado de Los Derechos Humanos. Ginebra, Suiza. 30 de Agosto de 2016