regresar
boletin onu

Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino

Señor Presidente,
Señor Presidente de la Asamblea General
Señor Presidente del Consejo de Seguridad
Embajador Mansour
Excelencias,
Colegas,
Señoras y señores:

eliasson_jan.JPG

Hago esta declaración en nombre del Secretario General, que hoy está de viaje.

Hace un año, la Asamblea General conmemoró el Año Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. La Asamblea se centró en la cuestión de Palestina y en la creciente esperanza en ese momento de que la comunidad internacional se comprometería finalmente a poner fin a este dilatado conflicto de consecuencias tan importantes para muchas zonas del mundo.

Sin embargo, un año después y más de un año desde el último conflicto en Gaza, que tanta ruina causó, la seguridad y la esperanza en Gaza y en la Ribera Occidental ocupada, incluida Jerusalén Oriental, siguen siendo muy precarias.

Seguimos presenciando actividades de asentamientos ilegales y actos de violencia relacionados con los colonos. Continúan las demoliciones de estructuras de propiedad palestina, incluidas las demoliciones punitivas. Tales políticas y acciones son directamente contrarias a la intención manifiesta del Gobierno de Israel de buscar una solución biestatal.

En las últimas semanas, las tensiones relacionadas con los lugares sagrados de la Ciudad Vieja de Jerusalén han introducido una inquietante y peligrosa dimensión religiosa en el conflicto. Durante la visita que efectué a la región el mes pasado, destaqué la necesidad de preservar el statu quo en la Explanada de las Mezquitas (Al-Haram Ash-Sharif)/Monte del Templo, con arreglo a los acuerdos concertados entre Israel y Jordania y respetando el papel especial de Su Majestad el Rey de Jordania, en cuanto Custodio.

Acojo con satisfacción las reiteradas garantías del Primer Ministro Netanyahu de que Israel no tiene intención de modificar el statu quo. Este compromiso debe ir acompañado de medidas para distender la situación y restablecer la confianza.

Durante la actual oleada de violencia hemos visto atroces atentados, apuñalamientos, tiroteos y ataques que han causado un inmenso sufrimiento tanto a israelíes como a palestinos. Condeno tales ataques y todos los actos de violencia.

Es crucial que en este momento tan delicado los dirigentes de ambas partes desempeñen un papel constructivo con miras a resolver el conflicto. Ambas partes deben rechazar declaraciones públicas exaltadas, que no hacen sino agravar la situación, ya de por sí tensa y volátil.

Aun reconociendo los problemas de seguridad a que se enfrenta Israel, recuerdo a las autoridades israelíes que el uso excesivo de la fuerza alimenta la ira y la frustración. Insto a los servicios de seguridad de Israel a que ejerzan la máxima moderación. Esto se aplica en particular al uso de la fuerza letal.

Está sobradamente claro que los palestinos se sienten profundamente frustrados por una ocupación que ya dura casi 50 años. Del mismo modo, los israelíes temen fuertemente por su seguridad. La inexistencia de un horizonte político para lograr la solución biestatal aumenta el riesgo de que situación escape a todo control.

La comunidad internacional puede y debe desempeñar un papel mayor a fin de salir del estancamiento. El Cuarteto para el Proceso de Paz del Oriente Medio debe proseguir las gestiones al objeto de preservar la viabilidad del Estado Palestino y establecer las condiciones que permitan reanudar unas negociaciones provechosas.

El 29 de noviembre de 2012 el Estado de Palestina entró a formar parte de las Naciones Unidas en calidad de Estado observador no miembro. Hoy 136 países reconocen el Estado de Palestina y su bandera ondea en las Naciones Unidas junto a las banderas de los Estados Miembros.

Sin embargo, estos avances diplomáticos no los sienten hoy los niños de Gaza, ni los palestinos de Naplusa y Hebrón. Lo que se sienten es una flagrante falta de esperanza de que sus vidas cambiarán para mejor y que serán ciudadanos de un Estado que garantice su libertad y su bienestar.

En este Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, reafirmemos nuestro compromiso de lograr la paz justa que tan desesperadamente necesitan y merecen los pueblos de Israel y Palestina, lo cual también sería una importante y muy necesaria contribución a la paz y la seguridad internacionales.

Gracias.

Palabras del Vicesecretario General con motivo del Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. Nueva York, 23 de noviembre de 2015.