regresar
boletin onu

La Directora General de la UNESCO deplora la pérdida de dos destacados especialistas en la Antigüedad Siria

palmira unesco.jpg

La comunidad de expertos en patrimonio cultural sirio ha sufrido dos importantes pérdidas en una misma semana con el asesinato de Khaled Assad en Palmira y la muerte del subdirector de laboratorios de la Dirección General de Antigüedades y Museos, Qasem Abdullah Yehiya.

"Me entristece e indigna la noticia del brutal asesinato de Khaled Assad, jefe de antigüedades en Palmira, sitio inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO", afirmó hoy Irina Bokova, Directora General de la Organización. "Condeno en término muy claros este horrible acto", dijo Bokova.

Según las informaciones publicadas en los medios, el reputado arqueólogo de 82 años de edad fue asesinado en el mismo lugar en el que trabajó durante más de 50 años. Assad estuvo detenido durante más de un mes y, según estas informaciones, fue interrogado en más de una ocasión para conocer el paradero de algunos de los objetos más valiosos de Palmira.

"Lo mataron porque no quiso traicionar su compromiso con Palmira", dijo la Directora General. "Dedicó su vida a ese lugar, a revelar la rica historia de Palmira y a interpretarla para que todos nosotros pudiésemos aprender de esta gran ciudad, importante encrucijada del mundo antiguo. Su trabajo perdurará lejos del alcance de estos extremistas. Han asesinado a un gran hombre pero jamás silenciarán la historia".

La Directora General expresó también su tristeza por la muerte de Qasem Abdullah Yehiya. Según la Dirección General de Antigüedades y Museos de Siria (DGAM), Yehiya, subdirector de laboratorios de la DGAM, falleció durante un ataque con cohetes contra la Ciudadela de Damasco y el Museo Nacional la semana pasada. "La muerte de Yehiya es un acto deplorable, especialmente sin sentido ya que fue el resultado de un ataque contra el museo y la antigua Ciudadela", añadió Bokova.

"Las muertes prematuras de Assad y Yehiya son una pérdida terrible para la comunidad dedicada al patrimonio cultural en Siria y en el mundo", concluyó la Directora General.

La Ciudadela de Damasco y su museo resultaron dañados durante el ataque y varios empleados del museo fueron también heridos. La Antigua Ciudad de Damasco, incluida la Ciudadela, fueron inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial en 1979. El Dáesh tomó el control de Palmira el pasado mes de mayo. El lugar había sido inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1980.

****

Contacto para los medios:

George Papagiannis
g.papagiannis@unesco.org
+33 (0) 1 45 68 17 06

Comunicado emitido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), París, 19 de agosto de 2015.