regresar
boletin onu

Debemos eliminar los obstáculos que enfrentan las y los jóvenes e impulsar su pleno potencial como ciudadanos del mundo

Dir_UNFPA.jpg

Hoy el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, conmemora el Día Internacional de la Juventud bajo el tema "Participación Cívica de la Juventud", celebrando las acciones de las y los jóvenes en todo el mundo para mejorar tanto su bienestar como el de sus comunidades.

En 65 países más de la mitad de la población es menor de 24 años de edad. Negarle a la juventud el derecho a contribuir significativamente en la toma de decisiones constituye una violación grave de sus derechos humanos y una falla del proceso democrático. Es además una pérdida de capital humano capaz de impulsar a las naciones al desarrollo.

En cada rincón del mundo las y los jóvenes son el motor de grandes cambios hacia un mejor futuro, a través de la tecnología y la innovación. Están liderando acciones globales sobre el cambio climático, promoviendo campañas para terminar con la discriminación y en pro de la democracia y la libertad de expresión y trabajan en la construcción de la paz en sociedades devastadas por la guerra.

En un mundo en el que el conflicto va en aumento, la juventud es nuestro mejor aliado para garantizar la paz y la seguridad para todas y todos. Necesitamos optimizar su capacidad y lograr la mayor participación posible de las y los jóvenes para que los pueblos, el planeta y la prosperidad florezcan.

Los próximos 15 años nos ofrecen una oportunidad singular para aprovechar un bono demográfico que acelerará la recuperación tras un conflicto, al igual que el desarrollo sostenible económico. Esto solo se logrará si los países se comprometen a empoderar, educar y apoyar a la juventud, creando nuevas oportunidades y más fuentes de empleo para ellos y ellas. La juventud necesita protección contra la violencia y tienen derecho al acceso a la educación y a servicios de salud esenciales, incluyendo aquellos de salud sexual y reproductiva. Además, tienen derecho a participar en mesas de toma de decisiones y de negociaciones de paz.

A pesar de que el 16% de la población mundial tiene entre 20 y 29 años de edad, este grupo representa únicamente un 1.6% de los parlamentarios, de los que la gran mayoría son hombres. La mayoría de los y las jóvenes no forman parte de partidos políticos y tampoco votan en las elecciones.

Es desacertado concluir que los jóvenes están despreocupados o que simplemente no les interesa. Los jóvenes de hoy están mejor educados y más dispuestos a trabajar como voluntarios que las generaciones anteriores. Constituyen además una fuerza clave para dar impulso a que las empresas, las organizaciones y los gobiernos tengan una mayor conciencia social y ambiental.

Para participar plenamente en la vida de sus comunidades es necesario que los jóvenes superen múltiples barreras jurídicas, sociales y culturales, al igual que la discriminación. Las jóvenes adolescentes, en particular, se ven afectadas por matrimonios y uniones tempranas, violencia sexual, embarazos no-planificados y el VIH, que dificultan su plena participación cívica.

En septiembre los líderes mundiales adoptarán formalmente una agenda histórica, transformativa, inclusiva y universal, denominada "Transformando Nuestro Mundo: Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible". A fin de aumentar las posibilidades de construir un mejor futuro para la humanidad debemos eliminar los obstáculos que enfrentan las y los jóvenes e invertir en su salud, bienestar, educación y calidad de vida para desencadenar e impulsar su pleno potencial como ciudadanos del mundo. Debemos velar por que todos los jóvenes tengan acceso a la salud y puedan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, incluyendo una educación sexual integral.

El UNFPA se enorgullece de trabajar con redes de adolescentes y jóvenes con el fin de movilizar el apoyo a la estrategia global del Secretario General de las Naciones Unidas para la salud de las mujeres, la niñez y la juventud.

El UNFPA continuará promoviendo la participación y liderazgo de la juventud, a fin de que las y los jóvenes desarrollen sus capacidades y amplíen sus conocimientos a fin de poder tomar decisiones informadas acerca de sus cuerpos, vidas, familias, comunidades y países alrededor del mundo.

Juntos podemos asegurarnos de que la Agenda de Desarrollo Post-2015 promueva los derechos humanos, la salud y el bienestar de la mayor generación de jóvenes de la historia.

Juntos, en asociación con los jóvenes, podemos permitirles sobrevivir, tener una mejor calidad de vida, transformar nuestro mundo y construir un futuro mejor para todos.

Mensaje emitido de Babatunde Osotimehin, Director Ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), con motivo del Día Internacional de la Juventud, 12 de agosto de 2015.