regresar
boletin onu

En este Día Mundial de los Refugiados celebremos la tolerancia y la diversidad

refugee2015.jpg

En este Día Mundial de los Refugiados, recordemos la difícil situación que aflige a los millones de personas de todo el mundo que se han visto obligadas a huir de su hogar como consecuencia de un conflicto o de la persecución. A fines de 2014, 59.5 millones de personas (el mayor número jamás registrado) se vieron desplazadas por la fuerza en todo el mundo. Esto significa que, hoy en día, 1 de cada 122 personas es un refugiado, un desplazado o busca asilo.

El actual conflicto en Siria, así como las crisis en el Iraq, Ucrania, Sudán del Sur, la República Centroafricana, la zona nororiental de Nigeria y zonas del Pakistán, han llevado a un crecimiento y una aceleración sorprendentes de los desplazamientos forzosos en todo el mundo. En 2014, cada día 42,500 personas se convirtieron en refugiados, solicitantes de asilo o desplazados internos; este ritmo se ha cuadruplicado en tan solo cuatro años. Al mismo tiempo, muchos conflictos de larga data siguen sin resolverse, y el número de refugiados que pudieron regresar a su hogar el año pasado fue el más bajo en más de tres decenios. Las situaciones de asilo prolongado duran ahora un promedio de 25 años.

Una creciente oleada de personas desarraigadas busca protección frente a la persecución y la violencia. Muchos no tienen más opción que intentar conseguir su seguridad utilizando medios peligrosos, como ha demostrado el marcado aumento de los viajes clandestinos por barco en el Mediterráneo, Asia Sudoriental y en otras zonas del mundo. En tiempos como estos, es esencial que los gobiernos y las sociedades de todo el mundo renueven su compromiso de brindar refugio y seguridad a aquellos que lo han perdido todo como consecuencia de un conflicto o de la persecución. Ahora que el 86% de los refugiados viven en el mundo en desarrollo, y que el sistema de respuesta humanitaria está cada vez más al límite, la solidaridad internacional y la distribución de la carga son cruciales para satisfacer las necesidades de las comunidades desplazadas, así como las de las comunidades de acogida.

Los refugiados son personas como las demás, como tú y como yo. Antes de ser desplazados, llevaban una vida normal y su mayor sueño es recuperarla. En este Día Mundial de los Refugiados, recordemos la humanidad que nos es común, celebremos la tolerancia y la diversidad y abramos nuestro corazón a los refugiados en todo el mundo.

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial de los Refugiados, 20 de junio de 2015.