regresar
boletin onu

Países de la región intercambian posturas de cara a acuerdo contra el cambio climático

bannerreunionnegociadores.jpg

Altos funcionarios de países de América Latina y el Caribe participan desde hoy en Santiago de Chile en una reunión para intercambiar posturas sobre el contenido del acuerdo contra el cambio climático que se espera aprobar durante la 21 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21), que se celebrará en París el próximo diciembre.

En la inauguración del encuentro intervinieron el Subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Edgardo Riveros; la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena; el Embajador de Francia en Chile, Marc Giacomini; la Jefa de la Sección Política de la Delegación de la Unión Europea en Chile, Alexandra Knapton, y Andrea Brusco, Oficial Jurídico de la Oficina Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) para América Latina y el Caribe.

El Subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Edgardo Riveros, señaló que la región tiene la oportunidad histórica de realizar una contribución determinante que refleje sus capacidades y prioridades, así como de promover una negociación con sentido humano basada en el concepto de justicia climática, dado que la degradación ambiental es un factor de profundización de las desigualdades, según dijo.

El Embajador de Francia en Chile, Marc Giacomini, resaltó que la COP20 en Lima logró avances gracias a la elaboración de un anteproyecto de texto de negociación, base de las discusiones que se desarrollan este año, y a la definición del proceso de preparación de las contribuciones nacionales, que ya han sido presentadas por siete países, entre ellos México. Giacomini indicó que en la COP21 Francia busca apoyar un proceso hacia una Alianza para el clima para llegar a un acuerdo ambicioso construido entre todos.

En ese sentido, Alexandra Knapton, representante de la UE en Chile, indicó que la UE entregó en marzo de 2015 su contribución tentativa (INDC, por sus siglas en inglés) y se compromete a reducir sus emisiones de gases con efecto invernadero en 40% hasta 2030 respecto a 1990. Además, los líderes europeos acordaron nuevas políticas de clima y de energía para 2030, con objetivos concretos como aumentar al menos a un 27% del total la producción de energía renovable. "Esperamos que los países de América Latina y el Caribe también muestren liderazgo y presenten contribuciones ambiciosas de mitigación", señaló.

Por su parte, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, resaltó que el cambio climático tiene una condición asimétrica, ya que América Latina y el Caribe produce solo 9% de las emisiones globales de dióxido de carbono, pero es una de las regiones más vulnerables al calentamiento global. "Hay responsabilidades comunes pero diferenciadas", enfatizó.

La región se enfrenta además al reto de combatir este fenómeno al tiempo que trata de reactivar la economía y potenciar su desarrollo. Por ello, este organismo de las Naciones Unidas propone a los países construir una arquitectura contracíclica de inversión con un portafolio de proyectos bajos en carbono, explicó. "Nuestro norte es el desarrollo con la igualdad en el centro, para lo cual se requiere una diversificación productiva", manifestó Bárcena.

"Tenemos los medios para limitar los efectos del cambio climático", subrayó por su parte Andrea Brusco, representante del PNUMA, quien indicó que el mundo tiene la oportunidad de alcanzar en París un acuerdo global y ambicioso para enfrentar este fenómeno y evitar que la temperatura aumente más de 2 grados centígrados, ya que se estima que sobrepasar ese límite tendría efectos catastróficos.

Según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), el costo del calentamiento global sería de entre 0.5 y 2% del PIB mundial hacia mediados de este siglo, aún en un escenario donde se tomen medidas decididas de adaptación. La CEPAL, por su parte, estima que un aumento de temperatura de 2.5 grados centígrados supondría pérdidas para América Latina y el Caribe de alrededor de 3% del PIB regional hacia 2050.

A esta IV Reunión de Jefes Negociadores de Cambio Climático de América Latina y el Caribe asisten representantes de 20 países de la región. El encuentro se desarrollará los días 14 y 15 de mayo en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile. Ha sido organizado por la CEPAL a través del programa EUROCLIMA financiado por la UE, junto con el PNUMA, e impulsado por los Gobiernos de Chile y Brasil. Además, recibe apoyo de la Cooperación Francesa.

Este diálogo regional también ha contado con el acompañamiento de Ecuador, que ostenta la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), y de Perú, que acogió el pasado diciembre la COP20 y que ocupará la Presidencia de la Convención hasta diciembre, cuando Francia tome el relevo.

Comunicado emitido por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, (CEPAL). 14 de mayo de 2015.