regresar
boletin onu

La Directora General de la UNESCO pide el cese inmediato de las hostilidades en Palmira, Siria

Palmira.jpg

Según varias fuentes, grupos armados extremistas se han infiltrado en el sitio del patrimonio mundial de Palmira, en Siria, donde se están produciendo enfrentamientos armados.

"Me preocupa muchísimo la situación en el sitio de Palmira. Los combates que están teniendo lugar en este momento ponen en riesgo uno de los sitios culturales más significativos de Oriente Medio y a la población civil que vive en el lugar y sus alrededores", dijo la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova.

"Repito mi llamamiento para un cese inmediato de las hostilidades en el sitio. Pido también a la comunidad internacional que haga cuanto esté en su mano para proteger a las poblaciones civiles afectadas y salvaguardar el patrimonio cultural único de Palmira. Es imperativo que todas las partes respeten las obligaciones internacionales de protección del patrimonio cultural en caso de conflicto y eviten atacarlo de manera directa y utilizarlo con fines militares", dijo la Directora General.

Situado al nordeste de Damasco, en el desierto de Siria, el oasis de Palmira alberga las ruinas monumentales de una gran ciudad que fue uno de los centros culturales más importantes de la Antigüedad. Sometidas a la influencia de diversas civilizaciones, la arquitectura y las artes de Palmira fusionaron en los siglos I y II las técnicas grecorromanas con las tradiciones artísticas autóctonas y persas.

El esplendor de las ruinas de Palmira da testimonio de la realización estética única de un oasis próspero de caravanas que entre los siglos I y III de nuestra era fue en ocasiones independiente y en otras parte del imperio romano. Su gran columnata es un ejemplo característico de un tipo de estructura que representa un logro artístico mayor.

***

Contacto:
Sue Williams, contacto de prensa: UNESCO Media Relations
Tel: +33 (0)1 4568 1706; +33 (0)615 92 93 62
s.williams@unesco.org

Comunicado emitido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en París, el 20 de mayo de 2015.