regresar
boletin onu

No es posible lograr el desarrollo para todos si dejamos atrás a quienes son explotados social y económicamente

El Día Mundial de la Justicia Social se celebra en un momento decisivo para las personas y nuestro planeta. En todo el mundo, cada vez se alzan más voces que piden una vida digna para todos con igualdad de derechos y respeto hacia las distintas voces de los pueblos del mundo. En el corazón de este movimiento, se encuentra la necesidad de justicia social.

Este año, la celebración del Día Mundial de la Justicia Social se centra en el flagelo de la trata de personas y la grave situación en la que se encuentran unos 21 millones de mujeres, hombres y niños que sufren distintas formas modernas de esclavitud. Existen nuevos instrumentos, como el Protocolo y la Recomendación de la OIT sobre el trabajo forzoso y la trata de personas, que ayudan a fortalecer las iniciativas mundiales destinadas a castigar a los culpables y poner fin a la impunidad. Pero debemos hacer más. No es posible lograr el desarrollo para todos si dejamos atrás a quienes son explotados social y económicamente.

En este año crucial para el desarrollo mundial, en el que los Estados Miembros están trabajando para elaborar una agenda para el desarrollo después de 2015 y una nueva serie de objetivos de desarrollo sostenible, debemos hacer todo lo posible para erradicar todas las formas de explotación humana. Luchemos por construir un mundo con justicia social en el que todas las personas puedan vivir y trabajar con libertad, dignidad e igualdad.

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Mundial de la Justicia Social, 20 de febrero de 2015.