regresar
boletin onu

La Director General de la UNESCO condena el asesinato del periodista japonés Kenji Goto

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, condenó hoy el asesinato del periodista independiente japonés Kenji Goto a manos de extremistas en Siria y urgió a todos los profesionales de los medios en ese país y en el vecino Iraq a tomar todas las precauciones posibles para velar por su seguridad.

"Kenji Goto era un periodista de guerra experimentado, dedicado a exponer el sufrimiento que los conflictos causan en los ciudadanos", dijo la Directora General. "Su asesinato a sangre fría fue un acto vil que condeno en los términos más duros posibles". "Pido a las autoridades que hagan cuanto esté a su alcance para llevar a los culpables de este crimen ante la justicia", agregó Bokova, que pidió también "a los periodistas y a los profesionales de los medios que cubren la actualidad en Iraq, en Siria y en otras zonas en conflicto que tomen todas las medidas necesarias para aumentar su propia seguridad".

Kenji Goto, de 47 años, había trabajado previamente en Afganistán y Siria para varios medios japoneses, entre ellos la cadena pública de televisión NHK, el canal TV Asahi y varios diarios. A principios de octubre pasado viajó a Siria y desapareció a los pocos días. El sábado 31 de enero, extremistas iraquíes publicaron un video que mostraba su decapitación.

La UNESCO aboga por la protección de los periodistas que trabajan en entornos peligrosos y, al mismo tiempo, trata de sensibilizar a los medios informativos sobre la necesidad de preparar a los periodistas para los peligros que representa el reportaje de guerra. Una publicación (en inglés) sobre este tema está disponible para su descarga gratuita en este enlace

Las condenas de la Directora General por los asesinatos de profesionales de los medios responden a la resolución 29 adoptada en 1997 por la Conferencia General de la UNESCO y titulada "Condena de la violencia contra los periodistas". Figuran en la página web que la UNESCO dedica a los periodistas asesinados.

****

Contacto: Sylvie Coudray, s.coudray(at)unesco.org, +33 (0)1 45 68 42 12

Comunicado emitido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la cultura (UNESCO). París, 02 de febrero de 2015.