regresar
boletin onu

El Presidente del FIDA, que visita México esta semana, dice que en los países de ingresos medios la eficacia del desarrollo depende que se eliminen las desigualdades

Roma/Ciudad de México, 8 de Julio de 2014- El Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Sr. Kanayo F. Nwanze, viajará a México esta semana para estrechar las relaciones dentro del país como parte de las iniciativas del Fondo para erradicar la pobreza rural en asociación con los países de ingresos medios.

Durante su estancia en la Ciudad de México, el Sr. Nwanze se reunirá con diversos miembros del gabinete, como el Sr. Enrique Martínez y Martínez, Secretario de Agricultura y Desarrollo Rural y la Sra. Rosario Robles, Secretaria de Desarrollo Social.

Además, el Sr. Nwanze, junto a especialistas en cuestiones rurales y miembros de organizaciones de productores, será uno de los oradores que tomarán la palabra en El Colegio de México el día 10 de julio a partir de las 13:30 con el fin de promover el informe conjunto del Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP) y el FIDA sobre agricultura familiar en Latinoamérica. El evento estará abierto a periodistas y se transmitirá a través de la web para la región en las direcciones siguientes:

http://www.colmex.mx/

http://cinu.mx/webcast/

Como ocurre en otros muchos países de América Latina, la pobreza en México se concentra entre la población indígena y de las zonas rurales, donde viven dos terceras partes de las personas afectadas por la pobreza extrema. La economía de México es la segunda en importancia de América Latina, pero el país presenta importantes desigualdades económicas y entre las zonas urbanas y las rurales. En un informe publicado el pasado año por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos Chile, México y los Estados Unidos de América figuran entre los países con mayor desigualdad en los ingresos. En toda la región de América Latina y el Caribe, la desigualdad entre ricos y pobres ha socavado durante muchos años el logro de un crecimiento económico y un desarrollo social sólidos para la mayoría de la población.

"Las desigualdades pueden eliminarse si nos damos cuenta de hasta qué punto las zonas urbanas y las rurales son interdependientes," dijo el Sr. Nwanze antes de emprender el viaje hacia la Ciudad de México. "Necesitamos las zonas rurales para el cultivo de nuestros alimentos y el mantenimiento de ecosistemas sanos que nos proporcionen el agua y el aire limpios que son esenciales para todos nosotros. Además, si las economías rurales no son dinámicas, las personas continuarán migrando hacia las ciudades en busca de trabajo. Necesitamos un mundo en que la población, el empleo, los servicios y las oportunidades estén distribuidos de forma más equilibrada."

Hace poco el Gobierno de México estableció una estrategia denominada Cruzada Nacional Contra el Hambre, mediante la cual se prevé prestar apoyo a 7 millones de personas que sufren pobreza extrema e inseguridad alimentaria. El FIDA apoya al Gobierno a través de su asociado en América Latina, el Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural (RIMISP), suministrando asistencia técnica en el diseño de programas encaminados a vincular la protección social con intervenciones productivas a fin de que aumenten la productividad y los ingresos de los pequeños agricultores pobres.

Junto al Fondo para el Medio Ambiente Mundial y en asociación con la Comisión Nacional Forestal, el FIDA financia en México un proyecto que está creando nuevos sistemas de aprovechamiento forestal sostenible y de fijación de carbono, al tiempo que introduce programas gracias a los cuales las mujeres y los hombres de las zonas rurales pueden incrementar sus ingresos. Concretamente, el proyecto ayuda a crear actividades no madereras rentables y sostenibles para las comunidades de pueblos indígenas, las mujeres y otros grupos vulnerables que tienen un acceso limitado a la tierra. En Oaxaca, una región de la zona meridional de México donde la pobreza extrema afecta a más de la mitad de la población, el Sr. Nwanze visitará a un grupo de este tipo formado por mujeres que han recibido capacitación en la producción de seda.

"Creemos que la población rural es parte de la solución a los problemas del mundo," dijo el Sr. Nwanze al hablar sobre el mensaje que llevará a México. "Cuando las inversiones se han dirigido a las zonas rurales, hemos observado una y otra vez que las personas se han visto empoderadas para cultivar más alimentos, poner en marcha sus propios negocios, mejorar la nutrición de sus hijos y enviarlos a la escuela. Hemos visto como las mujeres y hombres de las zonas rurales transforman sus comunidades."

Desde 1980, el FIDA ha aprobado nueve préstamos y donaciones por un valor total de USD 178,1 millones para proyectos de desarrollo agrícola en México.

Contacto:
Tomas Rosada
Economista Regional para América Latina y Caribe
Tel. (39) 334 127 9596
Correo electrónico: t.rosada@ifad.org

Katie Taft
Comunicaciones del FIDA
Tel.: +39 366 5620976
Correo electrónico: k.taft@ifad.org

Mariana Castro
Centro de Información de las Naciones Unidas para México
Tel: 40 00 97 28
Correo electrónico: macastro@un.org.mx

Comunicado de prensa emitido por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola,(FIDA). (Roma/Ciudad de México, julio 8, 2014).

*El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado alrededor de 15 800 millones de dólares estadounidenses en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han permitido llegar a unos 430 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra el mecanismo central de las Naciones Unidas para el sector de la alimentación y la agricultura.