regresar
boletin onu

Ayuda de Naciones Unidas alcanza a cerca de tres millones de damnificados por Sandy

La ayuda humanitaria de Naciones Unidas beneficia a cerca de tres millones de personas en las provincias de Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo, las más afectadas por el huracán Sandy de octubre de 2012, según informó Barbara Pesce-Monteiro, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba.

De visita en Santiago de Cuba, la alta funcionaria de la ONU se reunió con autoridades de la provincia, representantes de las agencias de Naciones Unidas y socios de la cooperación internacional radicados en el territorio, con el objetivo de conocer acerca de la recuperación en la provincia, sobre la implementación de la ayuda.

Pesce-Monteiro recorrió barrios, visitó centros de distribución de la ayuda de Naciones Unidas en esa ciudad y viviendas dañadas por el huracán, donde compartió con beneficiarias y beneficiarios de la asistencia humanitaria.
En un encuentro con la prensa en el territorio, destacó los avances que se observan en la rehabilitación de la ciudad, la más dañada por Sandy, y felicitó a las y los santiagueros por el trabajo recuperación realizado en los últimos ocho meses.
Recordó que la ayuda de Naciones Unidas comenzó a llegar a Santiago de Cuba desde noviembre del pasado año y se ha estado implementando desde entonces en función de las prioridades del país a través de diferentes proyectos, los cuales son ejecutados por las agencias del SNU, según sus características.

La asistencia continuará durante los próximos dos años y gran parte de los suministros han sido entregados o se encuentran camino al país, fundamentalmente los techos, precisó la representante de Naciones Unidas en Cuba durante su estancia en Santiago, donde se registran 170 mil casas dañadas, de ellas más de 15 800 por derrumbes totales.

La ayuda humanitaria ha incluido techos, tabletas de purificación de agua, tanques de agua, mosquiteros, kit de herramientas, de cocina, de higiene; alimentos (arroz, aceite, frijoles), herramientas agrícolas, semillas, medicinas, reactivos, equipamiento médico y de laboratorio, muebles para hospitales, kit de salud sexual y reproductiva, material escolar, contenedores de desechos sólidos, equipos de bombeo y de medición, paneles eléctricos y almacenes transitorios.

Ya se ha ejecutado el 74 % del financiamiento recibido hasta el momento de 13,2 millones de dólares, señaló. Con la suma de estos aportes, se estima que el apoyo de Naciones Unidas es el segundo más importante que está recibiendo el país.

Las principales contribuciones han sido del Fondo Central de Respuesta de Emergencia de las Naciones Unidas, de la Federación Rusa, Unión Europea, Suecia, Suiza, Noruega, Italia, Canadá, República de Corea, Luxemburgo, Colombia, España, Chile, la cooperación descentralizada, las Organizaciones No Gubernamentales y de las agencias de Naciones Unidas radicadas en Cuba.

Pesce-Monteiro puntualizó que Naciones Unidas continúa movilizando fondos y ayuda de la comunidad internacional para la implementación de los proyectos que ejecuta la ONU en las provincias del oriente cubano más afectadas por el huracán.

En estos esfuerzos están implicados el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-HABITAT).

Pesce-Monteiro comentó que la pasada semana Naciones Unidas organizó en La Habana un taller sobre lecciones aprendidas del huracán Sandy que contó con la participación de representantes del Gobierno, países donantes, de las ONGs, socios de la cooperación internacional y de las diferentes agencias de la ONU en Cuba, con el objetivo de mejorar la coordinación de la ayuda al país en caso de desastres.
La también representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo informó que el PNUD y la Defensa Civil de Cuba tienen previsto realizar en Santiago de Cuba, del 21 al 23 de octubre de 2013, el Taller "La gestión de la reducción de riesgos de desastres en grandes ciudades.

El encuentro tendrá como objetivo intercambiar instrumentos de gestión urbana, estrategias, planes y estudios para el fortalecimiento de la capacidad de enfrentar y sobreponerse ante diferentes eventos de desastres en grandes ciudades, con énfasis en huracanes y sismos de gran intensidad, maremotos, sequías y enfermedades exóticas, experiencias que pueden ser compartidas en el marco de la cooperación Sur-Sur.

Comunicado de prensa del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba (Santiago de Cuba, 1 de julio)