regresar
boletin onu

Cero tolerancia al trabajo infantil: Agroindustria azucarera

En un acto único en México, CNIAA, CNC, CNPR y STIASRM declararon el establecimiento de una política de "cero tolerancia" para el trabajo infantil peligroso en la cadena de valor de la agroindustria de la caña de azúcar en México, que estará vigente en todo el territorio nacional a más tardar el día 12 de junio de 2016, y para toda forma de trabajo infantil a más tardar el día 12 de junio de 2020. La firma de la Declaración contó como testigos de honor al Secretario del Trabajo y Previsión Social, Lic. Jesús Alfonso Navarrete Prida, y al Director de la Oficina de Países de la OIT para México y Cuba, Sr. Thomas Wissing.

La Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar (UNPCA-CNC), la Unión Nacional de Cañeros (UNC-CNPR), el Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera y Similares de la República Mexicana (STIASRM), y la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera (CNIAA) presentaron su "Plan de Acción para hacer de la Agroindustria de la Caña de Azúcar en México un sector libre de trabajo infantil", que busca alcanzar la prevención y erradicación del trabajo infantil en la agroindustria de la caña de azúcar, conforme a las metas globales de erradicación del trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y contribuir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Para lograr las metas planteadas, las partes se comprometieron a incluir y vigilar en sus Declaraciones de principios, Programas de acción o en cualquiera de sus documentos constitutivos la política de "cero tolerancia" al trabajo infantil.

El Plan de acción de la agroindustria implica prevenir y erradicar el trabajo infantil realizado por niños y niñas con edad por debajo de los 14 años, prevenir y combatir el trabajo peligroso para personas menores de 18 años, y proteger el bienestar y derechos de las personas adolescentes trabajadoras de entre 14 y 17 años. Para esto, el sector ejecutará acciones para fortalecer su marco normativo, sensibilizar a sus integrantes sobre la problemática y sus afectaciones, generar y compartir información para la toma de decisiones sobre la prevención y erradicación del trabajo infantil, y fortalecer las capacidades de gestión de los actores de la agroindustria y su cadena de valor frente a la problemática y para mejorar las condiciones de vida y trabajo para los cortadores de caña adultos que les permita incrementar su productividad y mejorar su ingreso.

Esta iniciativa está respaldada por más de dos años de trabajos que la Agroindustria de la caña de azúcar ha venido desarrollando, con el acompañamiento técnico de la Organización Internacional del
Trabajo (OIT) por medio de sus Programas IPEC (Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil) y SIMAPRO (Sistema Integral de Medición y Avance de la Productividad).

En el marco de la conmemoración del Día mundial contra el trabajo infantil, el sector expresó su compromiso y solicitó el apoyo gubernamental para articular mecanismos de apoyo que faciliten el acceso a los programas sociales para el adecuado ejercicio de los derechos de todas las personas, principalmente el de educación para niños, niñas y adolescentes y la mejora de condiciones de vida y de salud de los jornaleros y sus familias. Igualmente, invitaron a la sociedad civil e integrantes de la cadena de valor a sumarse en esta hoja de ruta por la sostenibilidad de la agroindustria.

El enfoque novedoso de abordar la situación como cadena de valor pone a la agroindustria de la caña de azúcar en México a la vanguardia en la prevención y erradicación del trabajo infantil, pues es la primera cadena de valor en el campo y que formula este programa de acción aplicable en el ámbito nacional.

Estas acciones responden a los retos que el sector enfrenta, entre ellos el trabajo infantil que se observa principalmente en la cosecha de caña, donde menores de 18 años acompañan a sus padres y/o familiares al campo. Este problema, que no es producto de una política de contratación del sector, aparece ligado a factores económicos, sociales y culturales o bien a la tolerancia social y las percepciones contradictorias con la realidad que contribuyen a la permanencia del trabajo infantil en nuestra sociedad.

El Plan de acción parte de dos premisas: 1) las macro-tendencias en la industria alimentaria apuntan tanto a la inocuidad y sanidad alimentaria y la sostenibilidad ambiental, como también a la exigencia del consumidor de que los productos alimentarios estén elaborados bajo estándares de trabajo decente, entre ellos, que no ocupen mano de obra infantil, y 2) el trabajo infantil en la agricultura, y específicamente en la cosecha de caña de azúcar, es un trabajo considerado peligroso por la legislación nacional, tanto por las condiciones en las que se realiza como por la propia naturaleza del trabajo agrícola.

El proceso para prevenir y erradicar el trabajo infantil involucra directamente a los propios jornaleros agrícolas, los contratistas, los productores, las organizaciones cañeras más importantes de México, el personal de los ingenios azucareros, las organizaciones empresariales y a los tres ámbitos de gobierno. Incluye la participación de grupos interesados de la cadena de valor, como las empresas compradoras de azúcar y las empresas usuarias finales de azúcar.

Las acciones del sector en contra del trabajo infantil son relevantes debido a que la agroindustria de la caña de azúcar tiene presencia en 15 estados de la República y en 227 municipios. Ocupa más de 750,000 hectáreas de cultivo en las que se cosechan más de 55 millones de toneladas de caña y se producen aproximadamente 6.6 millones de toneladas de azúcar por temporada (de acuerdo a la información recopilada en la temporada de zafra 2012-2013). Es la agroindustria más importante del país al representar, con cifras de 2012, 9.7% del PIB de los sectores agropecuario, silvícola y de pesca; 8.61% del PIB de la industria alimentaria; 1.81% del PIB manufacturero, y 0.32% del PIB nacional. Genera 451 mil empleos directos (alrededor de 9% de la planta laboral agroindustrial), de los cuales 80 mil corresponden a cortadores de caña.

Para más información favor de dirigirse con:
Alicia Athié
Programa IPEC
Oficina de países de la OIT para México y Cuba
Tels. 5250-3224 ext. 105
Cel. 04455-2890-0584
athie@oit.otg.mx