regresar
boletin onu

ONU MUJERES y la CDI consolidan colaboración con políticas públicas para el ejercicio de los derechos de las mujeres indígenas.

La Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, ONU Mujeres, y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) dieron a conocer los resultados del "Acuerdo Específico para el Fortalecimiento de la capacidad institucional de la CDI para la Construcción de Políticas Públicas con Perspectiva de Género para los Pueblos Indígenas". El objetivo ha sido promover la creación de políticas públicas que permitan el acceso de las mujeres indígenas a los derechos sociales, económicos, políticos, a una vida libre de violencia y a los derechos sexuales y reproductivos.

Tras cuatro años de colaboración entre la CDI y ONU Mujeres, el principal resultado es la creación del Programa de Acciones para la Igualdad de Género con Población Indígena (PAIGPI), el cual se convierte en la materialización de una política pública que transversaliza la perspectiva de género en la CDI con enfoque intercultural, y que contempla el fortalecimiento de liderazgos femeninos indígenas, la erradicación de la mortalidad materna y la eliminación de la violencia contra las mujeres indígenas.

ONU Mujeres y la CDI presentaron este programa como una buena práctica en materia de política pública que se construyó mediante un diálogo abierto entre el Estado, las organizaciones de mujeres indígenas, la academia, y el acompañamiento de ONU Mujeres, para fortalecer los procesos de autogestión de las mujeres indígenas en sus territorios. Asimismo, el PAIGPI, aprobado en noviembre de 2011 cuenta con un presupuesto etiquetado por el H. Congreso de la Unión con 80 millones de pesos para el ejercicio 2012, y significa uno de los presupuestos públicos más importantes en la historia de la CDI que contempla la perspectiva de género para los pueblos indígenas.

Uno de los componentes del PAIGPI, incluye el fortalecimiento de las Casas de la Mujer Indígena (CAMIs), mismas que surgieron como iniciativa piloto y que se convierten en política pública a través de dicho programa. Las CAMI son organizaciones autogestivas, integradas por mujeres indígenas formadas y especializadas en las problemáticas de violencia de género y salud sexual y reproductiva.

Actualmente se cuenta con un total de 19 CAMIs, con presencia en 18 entidades federativas y constituyen una política pública que con su institucionalización podrán atender a mujeres de 25 zonas indígenas de México en un total de 871 municipios. Otro de los componentes del Acuerdo entre la CDI y ONU Mujeres e incluido en el PAIGPI, contiene el eje de empoderamiento de las mujeres indígenas para fortalecer su capacidad de incidencia y participación política, cuyo principal resultado se refleja en la institucionalización del Diplomado para fortalecer el liderazgos de mujeres Indígenas.

Con la participación y el compromiso de la UNAM, a través del Programa Universitario México, Nación Multicultural (PUMC) y el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH); el diplomado se consolida como parte de la política pública que impulsa los liderazgos de las mujeres indígenas mexicanas así como de otros países de América Latina. Paralelamente, el Acuerdo contempla el fortalecimiento de las redes de mujeres indígenas con el objetivo de reforzar la capacidad de las mujeres indígenas organizadas para fortalecer sus procesos de incidencia y asegurar que sus prioridades sean incluidas en políticas, programas y presupuestos nacionales, así como en la toma de decisiones de foros internacionales relevantes.

La Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, así como el Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI) son las organizaciones alidadas para la ejecución de actividades de este componente. El evento contó con la participación de Ana Güezmes García, Directora Regional de ONU Mujeres para México, Centroamérica, Cuba y República Dominicana; Xavier Antonio Abreu Sierra, Director General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas; José del Val, Director del Programa Universitario México Nación Multicultural, de la UNAM; Otilia Lux, Directora del Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI) y el Diputado Carlos de Jesús Alejandro, Secretario de la Comisión de Asuntos Indígenas de la Cámara de Diputados, quienes coincidieron que las políticas públicas con perspectivas de género e interculturalidad son anhelo para el desarrollo de los pueblos indígenas así como para la democracia y desarrollo sostenible en México.

En ese mismo marco, se destacó la trascendencia de las acciones conjuntas entre del gobierno mexicano a través de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), el sistema de Naciones Unidas a través de ONU Mujeres; la participación de las organizaciones de mujeres indígenas como la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, así como de la academia con la participación y el compromiso de la Universidad Nacional Autónoma de México para consolidar políticas públicas que atiendan las necesidades reales de la población indígena.

Más información:
Nancy Almaraz, Coordinadora de Comunicaciones de ONU Mujeres
Teléfonos: 4000-9813; móvil 55 1475 4967
nancy.almaraz@unwomen.org

ONU Mujeres (México, 14 de noviembre de 2012)