regresar
boletin onu

Mensaje del Secretario General con motivo del Día Internacional para la Reducción de los Desastres

Este año la conmemoración del Día Internacional para la Reducción de los Desastres pone de relieve la necesidad de que las mujeres y las niñas ocupen un lugar de vanguardia en la tarea de reducir los riesgos y organizar la respuesta mundial ante los peligros naturales.

En todo el mundo, las mujeres y las niñas están haciendo uso de las funciones que desempeñan dentro de las familias y las comunidades para lograr una mayor reducción de los riesgos.

En Bangladesh, las mujeres organizaron su preparación para las inundaciones y su respuesta a estas enseñando a otras mujeres cómo construir hornos de arcilla portátiles y cómo elevar las casas.

En Sudáfrica, se ha empoderado a niñas adolescentes marginadas para que ayuden a elaborar planes de reducción del impacto de las sequías y los fuertes vendavales.

En el Altiplano Boliviano, las mujeres indígenas han consolidado sus conocimientos tradicionales sobre la agricultura y el clima, lo que ha resultado en una reducción considerable de las pérdidas de cultivos debido al granizo, las heladas y las inundaciones.

En Viet Nam, se han dado a conocer a los habitantes de las aldeas cuestiones relativas a la reducción de los desastres mediante radionovelas preparadas especialmente en las que se incorporan ejemplos de la vida real e historias relatadas por mujeres de la localidad.

Y después del tsunami y el terremoto de la región de Tohoko (Japón), las mujeres desempeñaron un papel fundamental en el restablecimiento de las oportunidades de ingresos, especialmente para las madres solteras.

Esas actividades promueven la comprensión de la forma en que las comunidades se pueden beneficiar si se alienta a las mujeres a asumir funciones de liderazgo en la reducción del riesgo de desastres, y serán cada vez más valiosas a medida que el cambio climático se intensifica y que el mundo lucha para hacer frente a fenómenos climáticos extremos y a desastres que afectan en promedio a más de 200 millones de personas anualmente.

En este Día Internacional para la Reducción de los Desastres, reconozcamos que, como declara el lema de la conmemoración de este año, las mujeres y las niñas son la «Fuerza [in]Visible de la Resiliencia».

Ban Ki-moon
Secretario General de la ONU

Para más información, consulte nuestra página del Día Internacional para la Reducción de Desastres aquí