regresar
boletin onu

Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos insta al gobierno de México a garantizar normas mínimas en instalaciones de detención

Palabras de la Portavoz de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos sobre los acontecimientos recientes en reclusorio de Apodaca, Nuevo León*:

"Después de nuestra declaración de la semana pasada acerca de la pérdida de vidas en los centros de detención en toda América Latina, estamos alarmados de que 44 detenidos en el estado de Nuevo León en México fueran asesinados el 19 de febrero, presuntamente por miembros de un grupo delictivo organizado. Por lo menos 26 de los detenidos, la mayoría acusados de delitos graves, escaparon. Esto viene después de la muerte de 31 detenidos y 13 que resultaron heridos el 4 de enero de este año, en un enfrentamiento entre grupos rivales en una penitenciaría en Altamira, Tamaulipas.

Instamos a las autoridades mexicanas para asegurarse de que se lleve a cabo una investigación exhaustiva e independiente sobre la muerte y la fuga de los presos. Los responsables, incluidos las autoridades penitenciarias correspondientes, deben ser llevados ante la justicia y deben adoptarse todas las medidas necesarias para prevenir que este tipo de ataques se repitan.

El Gobierno mexicano también debe garantizar que se mantengan las normas mínimas para las condiciones de detención en las instalaciones federales y estatales, asegurando que la seguridad e integridad de los detenidos sea respetada en conformidad con las obligaciones internacionales de México. El Subcomité para la Prevención de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes visitó México en 2002 y formuló recomendaciones para este fin.

También hacemos un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para seguir de cerca las condiciones de detención en todo México."