regresar
boletin onu

Dirigentes políticos del mundo entero debaten acerca de la función de la educación en el desarrollo

El subsecretario de planeamiento educativo de Argentina, Eduardo Aragundi, dio discurso en nombre de América Latina y el Caribe

La necesidad de que los gobiernos mantengan el paso en la consecución de las metas educativas acordadas en el plano internacional es el tema central del Examen Ministerial Anual de 2011 del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC) que tiene lugar en Ginebra, del 4 al 8 de julio. La UNESCO ha desempeñado una importante función coordinadora en la planificación de este acto, que aborda la cuestión educativa.

El ECOSOC es un importante foro en el que se debaten temas mundiales y se preparan recomendaciones en materia de políticas sociales destinadas a los Estados Miembros. Su Examen Ministerial Anual (AMR, por sus siglas en inglés) evalúa los progresos logrados en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y en particular las metas de Educación para Todos (EPT). Servirá de catalizador para la consecución de estos objetivos y alentará a los países para que emprendan iniciativas en apoyo a la educación y que motiven la participación de múltiples interesados.

De esta reunión AMR 2011 emanará una declaración ministerial sobre la realización de los compromisos y objetivos en materia de educación acordados en el plano internacional.

En América Latina y el Caribe
En su discurso, Eduardo Aragundi, subsecretario de planeamiento educativo del Ministerio de Educación de la República Argentina, dio a conocer la discusión, conclusiones y recomendaciones de la Reunión Regional Ministerial de ECOSOC "Principales Desafíos de la Educación en América Latina y el Caribe" , realizada el 12 y 13 de mayo de 2011 en Buenos Aires, Argentina. Aragundi expresó que en dicho encuentro, los países de la región "coincidieron en que la desigualdad es la gran tarea pendiente entendida como una vulneración de derechos debido a la carencia de acceso a servicios sociales de calidad, particularmente el derecho a la salud y la educación".

Por ello, explicó, la inversión pública en educación en los próximos años ha de sostenerse y reforzarse para que se constituya en la principal garantía del derecho a la educación, sobre todo para aquellos que están en situación de mayor vulnerabilidad.

En este sentido, Aragundi detalló que en la reunión en Buenos Aires los países recomendaron a las agencias converger hacia el fortalecimiento de los sistemas de apoyo al sistema educativo realizando acciones, análisis situacionales, elaboración de diagnósticos, diseño e implementación de programas y políticas y validación de procesos.

La asistencia técnica tendrá, entonces, un enfoque que considere, entre otros:

• Los contenidos y prácticas, para que los curriculum y métodos de enseñanza respondan estrechamente a contextos nacionales y subnacionales
• El protagonismo de los docentes en el cambio educativo para atender y responder a las necesidades de aprendizaje de los alumnos, particularmente utilizando las Tics como herramienta innovadora.
• Las escuelas y sus entornos, para que se conviertan en comunidades de participación que aborden con éxito las necesidades educativas y los fenómenos emergentes tales como situaciones de violencia y prevención de desastres.

La reunión regional en Buenos Aires fue co-organizada por el gobierno de Argentina, el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU; la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago); el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).