regresar
boletin onu

Presentación de nuevo informe: Una mayor eficiencia en el uso de los recursos permitiría potenciar el desarrollo económico y contribuir a reducir la pobreza y la desigualdad

El PNUMA y la Red Mercosur de Investigaciones Económicas presentan el Informe Eficiencia en el uso de los recursos en América Latina: Perspectivas e implicancias económicas

Según el informe, los principales retos para lograr una mayor eficiencia en el uso de
recursos en América Latina son:

La formulación y ejecución de políticas públicas orientadas a la eficiencia en el uso de los recursos puede jugar un rol fundamental para potenciar el desarrollo económico y social de América Latina. Una mayor eficiencia en el uso de los recursos contribuiría a lograr una mayor sostenibilidad con competitividad, mejorar el perfil de especialización productiva y el tipo de inserción internacional de los países de la región. Además, señala el Informe "Eficiencia en el uso de los recursos en América Latina: Perspectivas e implicancias económicas", contribuiría a la reducción de la pobreza y la desigualdad.

El estudio ha sido elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio
Ambiente (PNUMA), con la colaboración de la Red Mercosur de Investigaciones
Económicas. El Informe aborda, desde una perspectiva económica, la relevancia de la
eficiencia en el uso de los recursos para avanzar hacia el desarrollo sostenible y se presentó el 17 de junio de 2011 en Asunción, Paraguay, en el marco de la Reunión de Ministros de Medio Ambiente del Mercosur.

El uso del agua, los cambios en el uso del suelo, y la energía y el cambio climático son las tres temáticas analizadas en el Informe. Estas temáticas se examinaron a partir de diversos estudios de caso sobre políticas e iniciativas relevantes en Argentina, Brasil, Chile, México, Paraguay y Uruguay.

Los hallazgos. Uno de los mayores desafíos ambientales de América Latina es reducir el consumo de agua. Entre los casos analizados en el estudio, está el de la cuenca del río Paraíba de Sul, en Brasil. Sus aguas están sometidas a una gran presión por la presencia de 8.500 plantas industriales y por el rápido crecimiento demográfico en la zona. Las autoridades han tratado de aliviar parte de esa presión imponiendo tasas por la extracción y el uso del agua. En dos años, la extracción por parte de los usuarios sujetos a tasas cayó un 16 por ciento, y el consumo, un 29 por ciento. Además, el mayor coste del agua ha animado a las compañías a apostar por su reutilización. En definitiva, la medida extiende el mensaje del valor económico de este recurso y de la importancia de su uso sostenible.

Las emisiones del sector energético están fuertemente acopladas al crecimiento del PIB y de la población, destaca el informe. Si bien la región contribuye poco a las emisiones
globales de CO2, algunos de los países analizados se encuentran en el grupo de países en desarrollo con mayores emisiones per cápita. El marco regulatorio de los sistemas energéticos de estos países prioriza, en general, grandes inversiones en tecnologías
intensivas en carbono que ofrecen retornos en el corto plazo y garantizan la seguridad en el abastecimiento, pero intensifican las emisiones y no contribuyen a mejorar la eficiencia.

El informe destaca también que los países de América Latina están sumándose a la
tendencia mundial de promoción de la eficiencia energética, de las energías renovables
modernas y de los biocombustibles. Como muestra se presenta el caso de México, en donde la modernización y transición tecnológica en la generación y aprovechamiento de la energía puede ser un factor de crecimiento significativo.

El uso del suelo y el impacto ambiental de la producción agropecuaria son, según el
informe, un tema clave en el desarrollo futuro de la región, fundamentalmente por sus
enormes implicaciones sociales, ambientales y de eficiencia productiva. El estudio destaca que uno de los principales cambios en el uso del suelo se asocia al gran aumento de la producción de soja, que ha situado a países como Argentina, Brasil y Paraguay entre los mayores exportadores mundiales.

El proceso de primarización de la economía de Chile, México y los países del Mercosur, ha causado, según el estudio, un creciente aumento de las presiones sobre algunos recursos esenciales como el agua y el suelo. La falta de iniciativas, políticas o programas orientados a prevenir los impactos ambientales del desarrollo productivo puede desincentivar la mejora ambiental con graves consecuencias económicas. Por otro lado, el informe destaca que la eficiencia en el uso de los recursos y la sostenibilidad a partir de la promoción de una producción más limpia y el cumplimiento de los requisitos ambientales, puede contribuir a la competitividad empresarial.

Lecciones aprendidas. Los doce estudios de caso analizados aportaron lecciones tanto para el análisis socio-económico como para el diseño e implementación práctica de iniciativas públicas, privadas y mixtas relacionadas con la eficiencia en el uso de los recursos. Estas lecciones aprendidas se pueden sintetizar en:

Las recomendaciones de política pública. Siguiendo la metodología prospectiva
desarrollada por el PNUMA en anteriores informes, el estudio desarrolla cuatro escenarios posibles en torno a la evolución de variables clave en la sostenibilidad y eficiencia de recursos para el período 2010-2030. Tres de ellos, «Eficiencia sin sostenibilidad», «Statu quo: ni sostenibilidad ni eficiencia», y «Sostenibilidad sin eficiencia», suponen algunos avances pero no representan mejoras de largo plazo en la eficiencia del uso de los recursos.

El cuarto escenario denominado «Eficiencia, sostenibilidad y gobernabilidad para la
inclusión» es, según el informe, la situación deseable. Entre otras acciones, este escenario conlleva un círculo virtuoso donde mejora el uso de recursos y la calidad de la gestión pública, permitiendo al mismo tiempo avanzar en la promoción de un uso más eficiente de los recursos naturales, financieros, públicos y privados y sociales; promueve un modelo de desarrollo más integrador enfocado en la reducción de las desigualdades; y puede contribuir a la transición hacia una economía verde.

En el marco de estos cuatro escenarios prospectivos, el informe sobre "Eficiencia en el uso de los recursos en América Latina: Perspectivas e implicancias económicas" desarrolla una serie de recomendaciones de política pública que pretenden contribuir al diseño de iniciativas de política a escala nacional y regional. En materia de políticas y fortalecimiento institucional, las principales conclusiones del estudio son:

Para avanzar en varios de los desafíos identificados, es necesaria la cooperación regional en materia de estandarización, proyectos demostrativos, cooperación tecnológica y en la regulación de temáticas transfronterizas y resolución de conflictos.

Según el informe, los mecanismos nacionales, regionales e internacionales de financiamiento para el desarrollo deberían asegurar la disponibilidad de recursos financieros para fomentar inversiones que promuevan el uso eficiente de los recursos.

Algunos datos relevantes:

El informe sobre Eficiencia en el uso de los recursos en América Latina: Perspectivas e implicancias económicas destaca que el uso eficiente de los recursos permite ahorros evidentes, un aumento de la competitividad y genera beneficios económicos no sólo a aquellos sectores productivos intensivos en el uso de recursos sino a la sociedad en su conjunto.

El estudio busca complementar el análisis ofrecido en los informes GEO (Perspectivas del Medio Ambiente) para América Latina, a través de estudios regionales sobre eficiencia en el uso de los recursos y sus implicaciones económicas. Asimismo, el informe evidencia la existencia de herramientas de análisis para esta temática que todavía no cuentan con mucha diseminación en los sectores académicos y entre aquellos encargados de la toma de decisiones.