regresar
boletin onu

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, con ocasión del Día de África

En el Día de África reconocemos al pueblo africano y la promesa de ese continente. En el último decenio África ha experimentado un rápido crecimiento económico, en franco contraste con el estancamiento y los retrocesos de años anteriores. Muchas de las economías de más rápido crecimiento a nivel mundial se encuentran en el África Subsahariana, y las oportunidades atractivas de inversión en la región se multiplican. África ha logrado también avances en la consolidación de la democracia. Las Naciones Unidas continuarán apoyando los esfuerzos del pueblo africano para hacer efectivo su derecho a elegir a sus propios dirigentes y asegurar que las elecciones constituyan un camino hacia la paz y no hacia la violencia.

Con ocasión de este Día de África, realizaré una visita al continente con objeto de movilizar el apoyo mundial para la reducción de las tasas de mortalidad materna y en la niñez. El progreso en este ámbito ha sido más lento que el logrado en la consecución de todos los demás Objetivos de Desarrollo del Milenio, a pesar de las políticas, prácticas y tecnologías de probada eficacia que se han aplicado. Nuestra nueva Estrategia Mundial de Salud de las Mujeres y los Niños está encaminada a salvar millones de vidas aunando los esfuerzos de todos los asociados pertinentes y ampliando las medidas que den buenos resultados, incluidas muchas estrategias africanas locales.

El tema de la celebración de este año, "Acelerar la autonomización de los jóvenes para el desarrollo sostenible", destaca uno de los principales recursos no aprovechados de África: sus jóvenes. África es el continente más joven del mundo: el 70% de la población tiene menos de 30 años. Pese a los avances logrados en materia de educación y crecimiento económico, el progreso sigue siendo débil, hay desigualdades generalizadas y los jóvenes africanos deben encarar grandes dificultades para encontrar un trabajo decente y participar en el proceso de adopción de decisiones. En las manifestaciones que se produjeron en el norte de África a principios de este año, la falta de esas libertades fue uno de los factores que impulsaron a los jóvenes a protestar para exigir un cambio y la atención de sus legítimas aspiraciones a una vida mejor. El empoderamiento de los jóvenes es esencial para lograr un crecimiento económico sostenible y una gestión sostenible de los ecosistemas y recursos de la Tierra; en estos momentos, el claro desafío que se presenta ante muchos países consiste en prestar igual atención al progreso político sostenible.

Mientras los africanos continúen esforzándose para superar las amenazas a la paz y el desarrollo, el continente seguirá necesitando el apoyo firme y enérgico de todos sus asociados. En el Día de África, reafirmemos nuestro compromiso de trabajar en asociación con los africanos de todas las edades para que puedan hacer realidad su potencial creando un entorno propicio para la prosperidad, la democracia y la paz.

Ban Ki-Moon

Secretario General de la ONU