regresar
boletin onu

Relator de la ONU saluda el regreso de Carmen Aristegui a MVS

El Relator Especial sobre la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión de la Organización de las Naciones Unidas, Frank La Rue, saluda el regreso de la periodista Carmen Aristegui al espacio de noticias matutino en MVS Radio.

De acuerdo a la información recibida, el pasado lunes 7 de febrero la prestigiada periodista mexicana Carmen Aristegui salió del aire del noticiario de radio que conducía por las mañanas luego de que la empresa diera por terminada la relación contractual. Por fortuna, la madurez de la empresa y la periodista, junto con el papel activo de la audiencia y otros actores preocupados por la libertad de expresión en México, han llevado a ambas partes a reanudar su relación y a renovar la conducción de Aristegui en su noticiero de MVS a partir del día de hoy, lunes 21 de febrero de 2011.

La Relatoría Especial reconoce ampliamente la capacidad de Carmen Aristegui y MVS para aprovechar la circunstancia crítica y favorecer los derechos de la audiencia al dar a conocer públicamente el Código de Ética de la Primera Emisión de Noticias MVS y designar a un Defensor del Radioescucha. Ambas decisiones, sin lugar a dudas, favorecerán el compromiso de la periodista y la empresa con su audiencia y con el respeto y promoción del derecho a la libertad de expresión.

"El afortunado regreso de Aristegui a su espacio de noticias en MVS Radio es una oportunidad propicia para que se sigan impulsando las transformaciones estructurales que requiere el Estado mexicano en favor de la diversidad y el pluralismo de conformidad con los estándares internacionales en materia de libertad de expresión", dijo el Relator Especial.

Tal y como lo pudo constatar la Relatoría Especial durante su visita oficial conjunta en el mes de agosto del año pasado, en México prevalece un contexto adverso para la diversidad y el pluralismo. Al término de la visita oficial a México se sostuvo que "el vigor, la diversidad y el pluralismo en el debate democrático se encuentran seriamente limitados, entre otros motivos, por la alta concentración en la propiedad y el control de los medios de comunicación a los que se les ha asignado frecuencias de radio y televisión; por la ausencia de un marco jurídico claro, certero y equitativo en materia de asignación de dichas frecuencias; por la inexistencia de mecanismos de acceso a medios alternativos de comunicación; y por la falta de regulación de la publicidad oficial."

Por lo anterior, se recomendó al Estado mexicano, entre otras cuestiones, "adoptar un marco normativo que brinde certeza jurídica, promueva la desconcentración de la radio y la televisión y contribuya a generar un espacio mediático plural y accesible a todos los sectores de la población, especialmente a la radiodifusión comunitaria para que pueda operar sin discriminación" y "crear un órgano público independiente del Gobierno que regule la radio y la televisión".

"Lo sucedido a la periodista Carmen Aristegui hace imperiosa la atención de las recomendaciones vertidas. Mientras sigan sin atenderse estas y otras de las recomendaciones en materia de libertad de expresión emitidas por organismos internacionales de derechos humanos, las condiciones para el ejercicio de la prensa a través de la radio y la televisión seguirán siendo desfavorables en México", mencionó el Relator Especial.

La Relatoría Especial recuerda que las presiones directas o indirectas encaminadas a silenciar la labor informativa de la prensa son incompatibles con la libertad de expresión de acuerdo con el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La Relatoría Especial reitera que la cobertura noticiosa de denuncias o la expresión de opiniones críticas sobre funcionarios y funcionarias se encuentran ampliamente protegidas por el derecho internacional de los derechos humanos. De acuerdo a los más altos estándares internacionales en materia de libertad de expresión, quienes ejercen una función pública tienen el deber de soportar un mayor nivel de crítica y cuestionamiento que el resto de la sociedad porque han asumido voluntariamente responsabilidades de carácter público.

La Relatoría Especial hace un llamado al Estado mexicano a tomar en cuenta los estándares internacionales vigentes en materia de libertad de expresión y a garantizar la diversidad y el pluralismo en el debate democrático para dar certeza y seguridad a las empresas de comunicación y periodistas que ejercen su actividad con rigor y profesionalismo.

Por último, la Relatoría Especial una invitación respetuosa a las autoridades mexicanas, medios de comunicación, periodistas y a la sociedad en su conjunto a aprovechar el intenso debate público suscitado en los últimos días para propiciar los cambios de fondo que requiere el ejercicio de la prensa en México, particularmente en la radio y la televisión.