regresar
boletin onu

Estados insulares vulnerables al clima toman impulso para la transición hacia las energías renovables

(Cancún, México).- Algunas de las naciones insulares más pequeñas y más vulnerables en el mundo se beneficiarán de una nueva iniciativa destinada a aumentar el acceso de estos países a las fuentes renovables de energía.

Esto se desprende de la firma hoy en Cancún de un memorando de entendimiento entre la Alianza de los Pequeños Estados Insulares (AOSIS por sus siglas en inglés), el Gobierno de Dinamarca, el Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El acuerdo reconoce el daño desproporcionado del cambio climático para los pequeños estados insulares en desarrollo y tiene como objetivo apoyar a estas pequeñas islas para ampliar sus esfuerzos de energía renovable y llevar a cabo el cambio hacia una mayor eficiencia energética.

Una promesa de apoyo por 80 millones de coronas danesas ($14.5 millones de dólares) del Gobierno de Dinamarca ha ayudado a poner en marcha la iniciativa, la cual se espera auxilie a los estados insulares de África, el Caribe y las islas de la región del Pacífico a llevar a cabo la transición hacia la reducción de las emisiones y el desarrollo resiliente a la variabilidad climática.

El Presidente del Banco Mundial, el Sr. Robert B. Zoellick, firmó conjuntamente el acuerdo con el Sr.Tillman Thomas, Primer Ministro de Granada y principal representante de la AOSIS; el Sr. Lykke Friis, Ministro de Dinamarca para la Energía y el Clima, y la Sra. Helen Clark, Administradora del PNUD. Zoellick dijo que la iniciativa apoya a un grupo de naciones que han estado entre los más activos y más vocales en negociaciones sobre el clima durante muchos años.

"Los pequeños estados insulares en desarrollo han sido la voz de alarma sobre el cambio climático desde hace años y se han ganado el título de "la conciencia de la convención sobre el clima", dijo Zoellick. "Ellos son líderes en la adopción de medidas de adaptación, y el Grupo del Banco Mundial ha aumentado el apoyo hacia ellos para este fin. Esta nueva iniciativa extiende este apoyo a la energía limpia, lo que contribuirá a la mitigación y también ayudará a reducir las muy altas facturas por la importación de combustible de las islas".

Debido a su tamaño y por su lejanía, la mayoría de los pequeños estados insulares en desarrollo dependen en gran medida del petróleo importado para sus necesidades energéticas. Algunos países gastan un estimado de 25 a 50 por ciento de su PIB en las importaciones de petróleo, lo que conlleva costos muy altos de electricidad a nivel doméstico.

"Reducir el consumo de combustibles fósiles es un "ganar-ganar" para los pequeños estados insulares en desarrollo", dijo Helen Clark del PNUD. "Reducen las emisiones de gases de efecto invernadero responsables del aumento de las temperaturas globales, al mismo tiempo que mejoran la seguridad energética y la liberación de gasto nacional para la inversión en el desarrollo resiliente a la variabilidad climática".

Uno de los beneficios esperados de esta iniciativa de energía renovable será la liberación de "espacio fiscal" para los gobiernos para invertir en el desarrollo y en acciones de desarrollo resiliente a la variabilidad climática y cambio climático.

"El cambio climático tiene el potencial para hacer descarrilar todo el buen trabajo que los países han llevado a cabo durante décadas para superar la pobreza e impulsar el crecimiento", dijo Zoellick. "En los países con la posibilidad de fuentes de energía renovables, el desarrollo en general se ve socavado si los gobiernos están gastando tanto en la importación de combustibles fósiles."

El Banco Mundial y el PNUD gestionarán el fondo fiduciario que se establecerá a partir del Memorando de Entendimiento.

Para obtener más información, por favor visite: www.undp.org y www.worldbank.org