regresar
boletin onu

Declaración del Grupo Mundial sobre Migración sobre los Derechos Humanos de los Migrantes en Situación Irregular

Los representantes del Grupo Mundial de Migración, que se reunieron en Ginebra el 30 de septiembre de 2010, adoptaron la siguiente declaración:

El Grupo Mundial de Migración *(GMM) está muy preocupado por los derechos humanos de los migrantes internacionales en situación irregular en el mundo. A pesar de que se desconoce la cantidad de migrantes sin el estado legal adecuado en los países de tránsito o de acogida, se estima que son decenas de millones en todo el mundo.

Los migrantes en situación irregular son más propensos a enfrentar discriminación, exclusión, explotación y abuso en todas las etapas del proceso migratorio.

Frecuentemente se enfrentan a detenciones prolongadas o maltratos y, en algunos casos, a esclavitud, violación o incluso homicidio. Es común que se conviertan en el blanco de xenófobos y racistas, que sean victimizados por empleadores sexuales sin escrúpulos y pueden ser presa fácil de traficantes criminales y contrabandistas. Estos hombres, mujeres y niños, vulnerables debido a su estado legal irregular, con frecuencia tienen miedo no pueden buscar la protección y la ayuda de las autoridades de los países de origen, de tránsito o de destino.

Los niños, sobre todo los que viajan solos o separados de sus familias, corren el mayor riesgo. Más aún, los niños pueden ser privados de la escuela o de sus derechos fundamentales, incluso cuando trabajan y contribuyen con la economía de los países de acogida y, por ende, contribuyen al aumento del nivel de vida y el desarrollo de dichas sociedades. A los migrantes en situación irregular usualmente se les niegan incluso la protección laboral básica, las garantías de debido proceso, seguridad personal y atención médica. Las mujeres migrantes en dichas situaciones enfrentan un mayor riesgo de explotación sexual, violencia basada en el género, transmisión de VIH, discriminaciones múltiples y retos específicos para el acceso al empleo y a los servicios de salud, incluyendo la salud reproductiva. La gente sale de sus propios países debido a que sus vidas y libertad están en riesgo a menudo se ven obligadas a moverse de manera irregular y les resulta cada vez más difícil solicitar y obtener la condición de refugiados.

Los derechos fundamentales de todas las personas, sin importar su condición migratoria:

La protección de estos derechos no es sólo una obligación jurídica; es una cuestión de interés público y está intrínsecamente vinculado al desarrollo humano.

El GMM llama a los Estados a revisar la cuestión de los migrantes en situación irregular dentro de sus territorios y a trabajar con la finalidad de asegurar que las leyes y las disposiciones sean congruentes con y promuevan la realización de normas internacionales aplicables de derechos humanos y garantía en todas las etapas del proceso migratorio. El GMM reconoce las dificultades que muchos Estados enfrentan y está listo para continuar apoyándolos en sus esfuerzos para garantizar la implementación efectiva de la legislación adecuada, incluyendo el desarrollo de la capacidad.

De igual manera, el GMM convoca a los Estado, a la sociedad civil, al sector privado, a los medios y a las comunidades de acogida para abordar el sector de la demanda del tráfico de personas y la explotación para trabajar de forma activa en el combate a la xenofobia, al racismo y a la incitación a la discriminación en las políticas nacionales y el discurso político, para proteger a todos los migrantes, así como para promover activamente las sociedades tolerantes donde cada persona pueda ejercer sus derechos humanos sin importar su condición migratoria.

El GMM continúa trabajando con los Estados, la sociedad civil y los interlocutores sociales para abordar los obstáculos que enfrentan todos los migrantes internacionales, incluyendo aquellos que se encuentran en situación irregular, para ejercer efectivamente sus derechos humanos. De igual manera, el GMM continuará apoyando los esfuerzos para tratar las causas fundamentales de la migración irregular al promover, entre otras cosas, el desarrollo social y económico para reducir las presiones de la migración y la expansión de canales para la migración regular. Además, el GMM continuará apoyando la prevención, la cooperación y las medidas de protección relacionadas con el tráfico de persona y el contrabando de seres humanos.

La situación irregular en la que los migrantes internacionales pueden encontrarse no debe privarlos ni de su humanidad ni de sus derechos. Como lo señala la Declaración Universal de Derechos Humanos: "todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos"

1. Incluyendo el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Sociales y Culturales, la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Convención sobre los Derechos del Niño, los convenios de la OIT sobre los trabajadores migrantes, la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, y otros instrumentos internacionales.