regresar
boletin onu

El Secretario General, Informe a la Asamblea General

"Colaboración en estos tiempos difíciles por un futuro mejor para todos"

Nueva York

Señor Presidente:
Distinguidos Jefes de Estado y de Gobierno:
Distinguidos delegados:
Señoras y señores:

Bienvenidos a Nueva York en este magnífico otoño.
Y sean bienvenidos a la inauguración del debate general del sexagésimo quinto período de sesiones.
Señor Presidente, reciba mis felicitaciones.
Espero con interés colaborar estrechamente con usted durante el año que tenemos por delante ... en toda la gama de desafíos que tiene ante sí nuestra comunidad de naciones.

Excelentísimos señores y señoras:
Nosotros ... los pueblos de las Naciones Unidas ... estamos sujetos a obligaciones y deberes sagrados:
Velar por el bienestar de los demás ...
Resolver los conflictos de forma pacífica ...
Obrar en el mundo con empatía y comprensión ...
Practicar la tolerancia y el respeto mutuo como principio básico de la civilización.
En estos tiempos difíciles, nos enfrentamos a una dura prueba.
Las desigualdades sociales van en aumento ... entre las naciones y dentro de ellas.
En todas partes, la gente vive con el temor de perder sus empleos y sus ingresos.
Son demasiadas las personas que se ven atrapadas en conflictos y, entre ellas, son las mujeres y los niños quienes llevan la peor parte.
Estamos siendo testigos de los efectos de una nueva doctrina política - la política de la polarización.
Se escucha el lenguaje del odio ... las falsas divisiones entre "ellos" y "nosotros" ... los que insisten en que su forma de hacer las cosas es la única posible.
Entre tanta incertidumbre ... tanta confusión de propósitos ... es natural que busquemos una brújula moral por la cual guiarnos.
En las Naciones Unidas, el camino correcto está en la comunidad ... tenemos una causa común mundial ... somos mutuamente responsables del destino que compartimos.

Señoras y señores:
Esta es la esencia de la gobernanza mundial, el tema de esta Asamblea General.
Una posición colectiva ... pragmática y de principios ... contra las fuerzas que quieren dividirnos.
Y es por ello que las Naciones Unidas siguen siendo la institución mundial indispensable en el siglo XXI.
Reunidos hoy aquí, de manera solidaria, reconozcamos lo siguiente:
Este es el momento de aunar esfuerzos ... consolidar los progresos realizados ... arrimar el hombro y lograr resultados.
Resultados reales ... para los más necesitados ... como sólo las Naciones Unidas pueden lograrlo.

Excelentísimos señores y señoras:
Distinguidos delegados:
Juntos, durante los últimos tres años, nos hemos abocado a un ambicioso programa ... enmarcado en tres ideas abarcadoras para nuestra época.
Un mundo más próspero, libre de la pobreza más profunda.
Un mundo menos contaminado, más verde, más sostenible, para nuestros hijos.
Un mundo más seguro, libre de armas nucleares.
Estos son los grandes desafíos de nuestra época.
No son sueños.
Son oportunidades, y debemos hacer todo lo posible por aprovecharlas.
Juntos, hemos hecho progresos.
Seguiremos adelante - con ideas nuevas ... enfoques nuevos ... un fuerte espíritu de liderazgo y voluntad política.
La Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio demostró nuestra determinación colectiva.
Ciento treinta y nueve Jefes de Estado y de Gobierno trajeron a esa reunión planes nacionales concretos para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015.
Convinieron en establecer una colaboración responsable y basada en la rendición de cuentas mutuas ... colaboración que mejorará las vidas de miles de millones de personas en el curso de nuestra generación.
Nuestro cometido es cumplir esta promesa ... convertir las esperanzas en realidades.
Debemos aprovechar las enseñanzas aprendidas durante el último decenio al:
Ayudar a la gente a salir adelante por sí misma;
Invertir recursos en las actividades que tengan mayores efectos - hacer inversiones inteligentes en la educación, el trabajo decente, la salud, las pequeñas explotaciones agrícolas, la infraestructura y la energía ecológica;
Poner a las mujeres en la vanguardia.
Por esa razón, en la Cumbre acogí con satisfacción la aprobación de nuestra Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer y el Niño.
Miles de millones de dólares en nuevos compromisos ... de gobiernos, empresas, organizaciones no gubernamentales y organizaciones filantrópicas ... esta fue una expresión tangible de la solidaridad mundial.
Por esa razón también, la semana pasada nombré a la nueva y dinámica Jefa de ONU-Mujeres.
En la Señora Michelle Bachelet, ex Presidenta de Chile, tenemos una líder mundial que puede inspirar a millones de mujeres y niñas de todo el mundo.
Debemos apoyarla al máximo.
Porque ... al empoderar a las mujeres, empoderamos a las sociedades.
[Pausa]

Señoras y señores:
Hace tres años calificamos el cambio climático de "problema determinante" de nuestra época ... y sigue siéndolo.
Evidentemente, el camino hacia el logro de un acuerdo amplio y vinculante ... en Cancún y más allá ... no será fácil.
Aún así, hemos hecho progresos ... y podemos hacer más.
Este año hemos de avanzar en importantes ámbitos de acuerdo - los ámbitos de la financiación para la adaptación y la mitigación ... la transferencia de tecnología ... la creación de capacidad y la prevención de la deforestación.
A más largo plazo, nos enfrentamos al reto del "50-50-50".
En 2050, la población mundial habrá aumentado en un 50%.
Si queremos mantener bajo control el cambio climático, para entonces tendremos que haber reducido en un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero.
El mundo espera de nosotros soluciones creativas.
Por este motivo, el domingo celebramos la primera reunión de nuestro Grupo de alto nivel sobre la sostenibilidad mundial.
Estoy convencido de que favorecerá la aparición de nuevas ideas durante nuestra labor de preparación para la conferencia Río+20, en 2012.
[Pausa]
En el ámbito del desarme nuclear también se están registrando avances:
Un nuevo acuerdo START ... la Cumbre de Seguridad Nuclear ... la fructífera Conferencia encargada del examen del TNP.
Nuestra función consiste en seguir insistiendo ... para encontrar la vía que permita la entrada en vigor del Tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares ... para que se concreten acuerdos sobre el material fisionable y la seguridad de los materiales y las instalaciones nucleares.
Mañana celebraremos una reunión de alto nivel con el objeto de revitalizar la Conferencia de Desarme.
A mi juicio, los próximos años serán cruciales.
¿Progresaremos en nuestra labor de no proliferación y desarme ... o retrocederemos?
Depende de nosotros.

Excelentísimos señores y señoras:
Como siempre, durante el último año, acudimos en ayuda de los más necesitados:
El pueblo del Pakistán, que hubo de hacer frente a terribles inundaciones y a monumentales labores de reconstrucción;
El pueblo de Haití, donde prosigue la reconstrucción ... y tantas personas perdieron la vida, incluidos 101 de nuestros colegas;
Los pueblos de Somalia ... el Sudán ... el Níger ... Gaza.
Como siempre, seguimos trabajando por la paz y la seguridad.
Hace tres años, en colaboración con la Unión Africana, desplegamos la primera fuerza de mantenimiento de la paz en Darfur.
El próximo año, en que el Sudán Septentrional y el Sudán Meridional decidirán su futuro, las Naciones Unidas desempeñarán un papel fundamental en el mantenimiento general de la paz. La reunión de alto nivel sobre el Sudán que se celebrará mañana contribuirá a establecer los pasos a seguir.
En la República Democrática del Congo, hemos adaptado nuestra misión a la evolución de las circunstancias.
En Somalia, hemos colaborado estrechamente con la Unión Africana.
Asimismo, hemos cosechado algunas victorias en el ámbito de la diplomacia preventiva.
En el Iraq, facilitamos los acuerdos que permitieron que las elecciones de este año se celebraran con arreglo a lo previsto.
En Guinea, respaldamos a los asociados regionales en la promoción de la democracia.
En Sierra Leona, contribuimos a evitar enfrentamientos y a consolidar la paz.
Gracias a una respuesta diplomática inmediata, se pudieron contener los disturbios en Kirguistán.
En el Afganistán, proseguimos con nuestra labor a pesar de trabajar en condiciones de seguridad y humanitarias extraordinariamente difíciles.
Seguiremos haciendo lo posible por reducir la tensión en la Península de Corea y alentar a la República Popular Democrática de Corea a que se reincorpore a las conversaciones entre las seis partes.
En el Irán, seguimos instando al Gobierno a que colabore de forma constructiva con la comunidad internacional y cumpla plenamente las resoluciones del Consejo de Seguridad.
En el Oriente Medio, observamos prometedores avances hacia una paz amplia.
En el marco del Cuarteto, haremos todo lo posible para que las negociaciones lleguen a buen fin.
Ruego encarecidamente a las partes que se abstengan de adoptar medidas que pudieran impedir el progreso.
Los derechos humanos son el pilar en que se asienta toda nuestra labor. No puede haber paz sin justicia.
La comunidad mundial lleva mucho tiempo luchando por hacer realidad una nueva "era de rendición de cuentas".
Transmitamos, hoy, un mensaje inequívoco:
Ninguna nación, grande o pequeña, puede vulnerar los derechos de sus ciudadanos con impunidad.

Excelentísimos señores y señoras:
Distinguidos delegados:
Para finalizar, permítanme referirme a un tema que ha sido definitorio para nuestra labor conjunta: la creación de unas Naciones Unidas fortalecidas para un mundo mejor.
La renovación de nuestra Secretaría sigue su curso ... en los plazos previstos ... sin salirse de presupuesto.
Los cambios institucionales introducidos en los últimos años están empezando a dar fruto.
Entre ellos: la iniciativa "Nuevo Horizonte" para racionalizar las operaciones de mantenimiento de la paz.
En consultas con los miembros y el personal, haremos cuanto podamos por lograr que el personal de plantilla de las Naciones Unidas sea más ágil, moderno, flexible y eficaz ... y por contratar a las personas más preparadas del mañana.

Excelentísimos señores y señoras:
Hoy y en los meses venideros, hablaremos de muchas cosas - de cuestiones importantes que afectan a toda la humanidad.
En estos tiempos difíciles, tengamos siempre presente que nos enfrentamos a una dura prueba.
No olvidemos las muchas vidas sacrificadas al servicio de nuestros ideales.
Recordemos que el mundo todavía espera que las Naciones Unidas ejerzan un liderazgo moral y político.
El logro de nobles objetivos está a nuestro alcance.
Podemos hacerlos realidad con visión de futuro ... todos juntos ... aunando nuestras fuerzas como una sola comunidad de naciones ... en nombre del bien común.
Muchas gracias.