regresar
boletin onu

La UNESCO celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Más de 300 participantes en la conferencia de dos días organizada por la UNESCO en Brisbane (Queensland, Australia) urgieron a los gobiernos nacionales a adoptar legislaciones que garanticen el derecho de todos a acceder a la información procedentes de fuentes públicas en todos los niveles: local, nacional e internacional.

Este llamamiento está contenido en la Declaración de Brisbane1, adoptada en la clausura de la conferencia, organizada el 2 y el 3 de mayo en colaboración con la Escuela de Periodismo de la Universidad de Queensland para celebrar el Día Mundial de Libertad de Prensa. Entre los participantes en la conferencia figuraban 75 periodistas procedentes de Estados insulares del Pacífico y profesionales de los medios de todo el mundo.

En el marco de la Conferencia, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, entregó el premio UNESCO/Guillermo Cano de Libertad de Prensa a la periodista de investigación chilena Mónica González Mujica.

En su conferencia inaugural, pronunciada el 2 de mayo, la Directora General recalcó el papel de la UNESCO como defensora de la libertad de expresión y del derecho a saber, "indispensables para el cumplimiento de todos los derechos humanos y fundamental para fortalecer la democracia".

"Está claro también que hay individuos que tienen dificultades de manera directa en sus labores cotidianas si no cuentan con la información que afecta o puede afectar a sus vidas", dijo la Directora General, que agregó: "En cualquier lugar del mundo, cuando uno ha vivido un periodo de la historia en el cual el 'derecho a saber' estaba seriamente restringido, uno tiene una comprensión especial respecto a lo que supone esta carencia -y de hecho, tiende a tener en muy alta estima lo que supone la libertad de información".

En la ceremonia de entrega del Premio Guillermo Cano la Directora General señaló que la libertad de información no es suficiente y denunció el hecho de que "numerosos periodistas de todo el mundo continúan sufriendo acoso, intimidaciones o ataques físicos mientras defienden nuestro derecho a saber".

"Nunca insistiré lo suficiente en que las autoridades nacionales tienen la obligación primera de impedir y castigar los ataques contra los periodistas. Hoy, pido a los gobiernos de todo el mundo que asuman esta responsabilidad de manera urgente".

La Directora General describió a la ganadora del premio, la chilena Mónica González Mujica, como "una tenaz periodista que no cejó nunca en su búsqueda de la verdad y su determinación a informar al público en su Chile natal durante la dictadura militar".

González Mujica se hizo eco de las denuncias de la Directora General relativas a la violencia contra los periodistas y destacó los problemas existentes en su región, América Latina: "Mientras la embriaguez de democracia ha seguido dominando el discurso oficial, el temor e incluso la muerte han vuelto en algunos países con nuevas armas y métodos- a ensañarse en nuestras calles. Víctimas de primera línea han sido los periodistas, al enfrentar la amenaza constante del crimen organizado que busca a través del terror impedir que se conozcan sus redes con policías, militares, parlamentarios, empresarios, ministros, alcaldes, jueces y también con algunos que se dicen periodistas".