regresar
boletin onu

La migración conlleva beneficios y desafíos para América Latina

La migración tiene el potencial de mejorar el nivel de vida de millones de personas de todo el mundo, aunque las restricciones y los costos suelen limitar los posibles beneficios, según señala el Informe sobre Desarrollo Humano de 2009 presentado hoy en México. El acto de lanzamiento para América Latina del Informe fue presidido por el primer mandatario mexicano, Felipe Calderón, junto al Coordinador Residente de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD México, Magdy Martínez Solimán; el Secretario de Desarrollo Social, Ernesto Cordero Arroyo; y el Director de Investigación del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD, Francisco Rodríguez.

En el Informe Superando barreras: Movilidad y desarrollo humanos, se documentan los beneficios y costos de estos desplazamientos para los migrantes y sus familias, y los países de origen y destino. Las ventajas no se limitan al movimiento a través de las fronteras. Muchos se benefician de la migración interna. No obstante, en el Informe se mencionan importantes barreras al movimiento tanto en países en desarrollo como en países desarrollados.

En palabras del Coordinador Residente de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD en México, Magdy Martínez Solimán, "un estereotipo que esperamos enterrar es aquél según el cual los migrantes necesariamente tienen efectos negativos sobre los trabajadores locales con habilidades similares. Los migrantes ni quitan empleos ni bajan los salarios. Aumentan el producto económico de la zona adonde llegan, y dan más de lo que reciben. Es en tiempos de recesión cuando las reacciones se tornan más complejas. Una crisis de empleo es muy desfavorable para los migrantes, ya que su perfil es el más vulnerable a la recesión."

Más adelante, Martínez Solimán expresó que "no podríamos abordar el tema de las migraciones en América Latina sin indicar que entre la región y los Estados Unidos se da el flujo migratorio más importante del mundo en el que la mayoría de los migrantes no han sido autorizados. Premiar con la regularización a los migrantes que se la ganen con su esfuerzo y buen hacer, parece ser la única política razonable. La migración no es un problema de seguridad que debe ser resuelto sino una política pública que debe ser pactada".

En el Informe se advierte que la migración no sustituye el desarrollo y que, con frecuencia, la movilidad supone nuevas ideas, conocimientos y recursos, tanto para los migrantes como para los países de origen, que pueden complementar y afianzar el desarrollo económico y social de los países.

Por su parte, el Director de Investigación del Informe sobre Desarrollo Humano del PNUD, Francisco Rodríguez, señaló que "alrededor del mundo, el movimiento humano está fuertemente restringido por barreras. A veces esas barreras son erigidas por gobiernos, a veces son producto de la discriminación y la intolerancia, y a veces son producto de la pobreza misma, que limita seriamente la capacidad que tiene la gente de mudarse de un lugar a otro. Irónicamente, son justamente aquellos cuyo bienestar puede mejorar más como resultado del movimiento los que enfrentan limitaciones más elevadas a su capacidad de escoger donde vivir".

Luego, Rodríguez destacó que la migración "también trae beneficios significativos a las comunidades de origen, no sólo en la dimensión económica de las remesas, hoy cuatro veces mayores a la ayuda internacional dada por países desarrollados, sino también en la transformación social que ocurre en las sociedades de origen". Sin embargo, advirtió, "no todos los que migran salen favorecidos. Aquellos que deben migrar para escapar situaciones de inseguridad o aquellos que son sujetos del tráfico de personas pueden sufrir grandes pérdidas al tratar de moverse. Aquí la visión de desarrollo humano - la idea de que el desarrollo debe ser visto como la expansión de la libertad efectiva que tiene la gente para vivir su vida como lo desean juega un rol central".

La desigualdad genera la migración

A diferencia de todas las demás regiones del mundo, en América Latina y el Caribe la mayor parte de la migración internacional no se produce en la misma región. Casi el 70% de los migrantes internacionales de la región se dirigen a América del Norte, el 13,4% se desplaza dentro de América Latina y el 10,3% se traslada a Europa. En países como Costa Rica, Honduras, México, Nicaragua y Panamá la mayoría de los migrantes van a América del Norte. No obstante, esta modalidad no se aplica a todos los países de la región. En el caso de la Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay, por ejemplo, la mayoría de los migrantes se desplazan dentro de América Latina.

Otras tendencias globales sí aplican en la región: en todo el mundo, prácticamente seis de cada diez migrantes se trasladan a un país en que la religión principal es la misma que la de su país de nacimiento, y cuatro de cada diez se trasladan a un país en que se habla mayormente el mismo idioma.

Éxito regional y barreras que persisten

En la región se han adoptado algunas medidas positivas con miras a reducir las barreras al movimiento. El Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y la Comunidad Andina han instituido mecanismos sumamente satisfactorios para alentar la movilidad entre los países.

Así pues, el Acuerdo sobre residencia para nacionales de los Estados partes del MERCOSUR dispone que los inmigrantes de la región que obtienen la residencia temporaria o permanente en otro país del MERCOSUR recibirán el mismo tratamiento que los nacionales del país.

Sin embargo, la libertad de movimiento con frecuencia también tiene su precio. Las mujeres probablemente sean las que más se benefician de la migración, aunque también se enfrentan con grandes riesgos de explotación y desigualdad.

Un análisis de 10 países de América Latina demostró que los migrantes internos de origen indígena seguían siendo objeto de discriminación en las zonas urbanas, aunque tenían mayor acceso a los servicios que en las zonas rurales de las que provenían. En el Informe se insta a adoptar garantías para la protección del respeto de los derechos básicos de todos los migrantes, independientemente de que gocen de la condición de inmigrantes legales.

Remesas y beneficios

La migración puede traducirse en beneficios para los países de origen de los migrantes. En 2007 en América Latina las remesas representaron aproximadamente el 60% del volumen de la inversión extranjera directa y la asistencia totales combinadas. Más del 80% de las remesas envidas a América Latina se originaron en América del Norte. No obstante, la crisis económica ha causado una reducción de la corriente de remesas a países que dependen en gran medida de estas, incluidos el Ecuador, Honduras y Nicaragua.

Aunque el volumen total de las remesas es elevado, su impacto directo en la reducción de la pobreza depende de la situación social y económica de los migrantes. En América Latina, un estudio reciente demostró que en México y el Paraguay los hogares que recibían remesas eran principalmente los más pobres y los que tenían la menor tasa de matriculación escolar, en tanto que en Nicaragua y el Perú sucedía lo contrario. No obstante, en general las restricciones causadas por las oportunidades limitadas de los trabajadores no cualificados para trasladarse a otros países determinan que las remesas no lleguen directamente a las familias más pobres ni a los países más pobres.

En el Informe se indica que la migración puede tener repercusiones importantes en la reducción de la pobreza en un país. Esto es especialmente cierto en el caso de la migración interna, pues es mucho más fácil que las personas de familias pobres se trasladen dentro de las fronteras de sus países a que las crucen. Los datos de México indican que la tasa de pobreza disminuye en los hogares en que por lo menos un integrante se ha trasladado a otra parte del país. Por consiguiente, en el Informe se subraya que la migración, aunque no sea la panacea para los problemas de un país, debe tenerse en cuenta al formular estrategias de desarrollo.

En el Informe Superando barreras se destaca que ha llegado el momento de que los gobiernos se preparen para la recuperación de la crisis global y planifiquen el crecimiento de la demanda laboral, tanto de trabajadores cualificados como no cualificados. Las personas se trasladarán y el Informe Superando barreras ofrece los recursos para gestionar mejor la inevitable movilidad humana, estableciendo principios y directrices para los destinos tradicionales, como los Estados Unidos, y para los nuevos países atractivos para la inmigración, como Costa Rica.

Esta es la publicación más reciente de una serie de Informes sobre Desarrollo Humano mundiales que tienen por objeto plantear el debate sobre algunas de los problemas más apremiantes con que se enfrenta la humanidad, desde el cambio climático hasta los derechos humanos. Se trata de un informe independiente cuya preparación fue encomendada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Para acceder al Informe sobre Desarrollo Humano y a todo el material de prensa, visite: www.hdr.undp.org

ACERCA DE ESTE INFORME: El Informe sobre Desarrollo Humano sigue articulando el debate sobre algunos de los desafíos más urgentes que enfrenta la humanidad. Se trata de una publicación independiente encargada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y en esta ocasión fue dirigido por Jeni Klugman. El informe se traduce a más de 12 idiomas y se divulga todos los años en más de 100 países. El Informe sobre Desarrollo Humano 2009 es publicado en español por el Grupo Mundi-Prensa.

ACERCA DEL DESARROLLO HUMANO. El desarrollo humano es la expansión de la libertad de las personas para llevar la vida que ellas mismas eligen. Este concepto, inspirado en la innovadora obra del ganador del Premio Nobel Amartya Sen y en el liderazgo de Mahbub ul Haq y que también se conoce como el "enfoque de capacidades" debido al énfasis que pone en la libertad de las personas para alcanzar "seres y quehaceres" vitales, ha sido medular para la visión del PNUD desde el primer Informe sobre Desarrollo Humano de 1990 y es cada vez más pertinente para el diseño de políticas efectivas destinadas a erradicar la pobreza y las privaciones. El enfoque ha probado tener gran influencia en la reformulación del pensamiento sobre temas tan diversos como género, seguridad humana y cambio climático.

ACERCA DEL PNUD: El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) es la red mundial de las Naciones Unidas para el desarrollo que propicia cambios y vincula a los países con conocimientos, experiencia y recursos para ayudar a la gente a forjarse una vida mejor. Estamos presentes en 166 países, donde trabajamos para ayudarles a encontrar sus propias soluciones a los desafíos nacionales y mundiales implícitos en el desarrollo. Cuando fortalecen las capacidades locales, los países recurren al personal del PNUD y su amplia gama de asociados. www.undp.org