regresar
boletin onu

Exitosa Conferencia Regional en Brasil da inicio al proceso de examen de Durban

Brasilia, 19 de junio - Delegados de 25 países de América Latina y el Caribe, así como representantes de más de 120 organizaciones no gubernamentales se reunieron en Brasilia, Brasil, del 17 al 19 de junio durante una conferencia regional en preparación de la Conferencia de Examen contra el Racismo que se realizará en Ginebra, Suiza, en abril de 2009.

La Conferencia Regional en Brasilia fue la primera de cuatro reuniones similares que se llevarán a cabo a nivel mundial en preparación a la Conferencia de Examen de la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia que se realizó en Durban, Sudáfrica, en el 2001.

Entre las propuestas incluidas en el documento final se encuentran la creación de un índice de equidad racial -basado en el modelo de índices mundiales utilizados por las agencias de las Naciones Unidas - y la puesta en práctica de medidas concretas para garantizar que los pueblos indígenas y de descendencia africana tengan acceso y/o derecho de propiedad sobre sus tierras tradicionales.

"La conferencia en Brasilia es un primer paso que hay que observar," dijo el Sr. Ngonlardje Mbaidjol, Director de la oficina en Nueva York de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH), y jefe de la delegación de la ONU. "Lo que hemos visto aquí muestra una forma de liderazgo de América Latina y el Caribe en relación a las conferencias que seguirán".

Las delegaciones tuvieron la oportunidad de compartir ideas y experiencias acerca de la implementación concreta de la Declaración y el Programa de Acción de Durban (DPAD), adoptado en la primera Conferencia Mundial contra el Racismo en 2001. En América Latina y el Caribe, dijo Mbaidjol, la mayoría de los países "han comenzado a mejorar sus instituciones o a hacer más por la lucha contra el racismo y la discriminación".

Se crearon, por ejemplo, por lo menos 18 ministerios y agencias especializadas en la región, con la misión de hacer frente a la discriminación racial. Entre ellas, la Secretaría Especial para Políticas de Promoción de la Igualdad Racial de Brasil, cuyo jefe, Edson Santos, fue electo como presidente de la Conferencia Regional.

"El gran resultado de esta Conferencia es el impacto internacional que representa", dijo el ministro Santos en una conferencia de prensa realizada para hacer un balance de la reunión de tres días. "Es una demostración a la comunidad internacional de que realmente es posible un diálogo provechoso entre países acerca del tema del racismo y de todas las formas de discriminación".

El documento final fue aprobado por consenso después de un diálogo constructivo entre los delegados. Está compuesto por cuatro partes: la primera define los resultados y los desafíos de poner en práctica la Declaración y el Plan de Acción de Durban; la segunda analiza la eficacia de los mecanismos de seguimiento actuales de la DPAD y otros mandatos de la ONU referentes al racismo, la discriminación racial y otras formas conexas de intolerancia; la tercera se refiere a las buenas prácticas adoptadas para tratar el problema; la cuarta está dedicada a definir el camino a seguir e incluye varias propuestas innovadoras.

"Al parecer, algunos temas fueron de interés para todos los participantes, y uno de ellos es la situación de los pueblos indígenas", dijo Mbaidjol de la OACDH. "Algunos de los participantes están verdaderamente abocados a este tema para lograr una mayor participación de los pueblos indígenas en la vida pública".

Varios delegados y activistas de la sociedad civil también expresaron su preocupación acerca de las nuevas medidas restrictivas relativas a la inmigración adoptadas por la Unión Europea. Si bien el documento final no hace referencia explícita a las medidas de la Unión Europea si hace un llamado a todos los gobiernos a firmar y ratificar la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de los trabajadores migratorios y sus familiares.

"Lo que realmente importa es que los países de la región están verdaderamente dispuestos a trabajar juntos para luchar contra el racismo y la discriminación", dijo Carmen Rosa Villa, Representante Regional de la OACDH para América Latina y el Caribe. "Por eso podemos decir que la conferencia de examen en Brasilia fue un éxito".